martes, 12 noviembre 2019
07:10
, última actualización

Las obras de la Giralda culminarán a principios de 2020

Desde hoy se podrá admirar en las naves de la Catedral una exposición para apreciar las intervenciones efectuadas en la torre

16 oct 2019 / 12:07 h - Actualizado: 16 oct 2019 / 14:54 h.
  • Las obras de la Giralda culminarán a principios de 2020
  • Las obras de la Giralda culminarán a principios de 2020
  • Las obras de la Giralda culminarán a principios de 2020
  • Las obras de la Giralda culminarán a principios de 2020
  • Las obras de la Giralda culminarán a principios de 2020

Las obras de restauración de la cara este de la Giralda estarán concluidas en enero, mientras que los trabajos en la cara norte, la que queda por rehabilitar, se desarrollarán después de Semana Santa, a mediados de abril, y durante unos ocho meses por lo que se prevé que en 2021 la torre campanario pueda lucir ya plenamente sin andamios tras unos trabajos que han ayudado a revelar la intensa policromía con la que contaba.

Estos datos han sido aportados este miércoles en rueda de prensa por el portavoz del Cabildo de la Catedral, Antero Pascual; la conservadora de bienes muebles del templo, Ana Isabel Gamero; el arquitecto conservador de la Catedral, Jaime Navarro, y el arquitecto responsable de los trabajos en la Giralda, Eduardo Martínez Moya.

En este marco, se ha puesto de manifiesto la importante conservación del color que existe en la cara este, bajo la suciedad, donde actualmente se están desarrollando las labores de conservación. Así, se ha recuperado parte de su antigua policromía, con rojos, dorados, amarillos, ocres y anaranjados, unos colores que se cruzan con otros pigmentos que se van encontrando y con otras capas para poder obtener más información sobre cómo fue la Giralda.

Martínez ha indicado que se conocía que existían esos colores por grabados y documentos, comprobándose ahora que están superpuestos los rojos y dorados, un color este último que se cree que pudo tener que ver con el inicio de la Contrarreforma. En este sentido, se detalla que en la época de la Contrarreforma se produjeron repasos del color, aunque ya en el siglo XIX se decidió raspar. Con los datos que se van obteniendo, se está intentando averiguar si los morteros iniciales también estaban pigmentados.

La restauración de la Giralda arrancó en 2017 en la cara oeste, mientras que en 2018 se desarrolló la sur y actualmente se acomete la este. "Las obras están respondiendo a las expectativas marcadas en cuanto a objetivos y tiempos", ha dicho Martínez Moya, que destaca que en las actuaciones se ha cuidado hasta el andamiaje, que permite ver las labores que se realizan y que han supuesto "un reto".

La obra pretende devolver a la Giralda la integridad física y estética perdida por la desigualdad de las superficies desgarradas por el paso del tiempo y por el carácter parcial de las intervenciones de reparación realizadas hasta entonces. "Una restauración de esta envergadura no se ha realizado antes", advierten.

Para dar a conocer los trabajos que se están realizando, se ha puesto en marcha la exposición 'La Giralda de Sevilla: restauración, investigación y documentación'. Recoge la intensa actividad restauradora llevada a cabo, incluyendo la recuperación de las caras oeste y sur, la limpieza de las portadas de la Concepción y del Príncipe, así como documentación que pueda ser usada por los investigadores.

La muestra, que se desarrollará hasta que finalicen los trabajos, se encuentra dentro del templo catedralicio, al que se puede acceder con la entrada habitual, siendo gratuito el acceso para los sevillanos de toda la provincia.

En este contexto, se ha puesto en valor los tres millones de euros de inversión que realiza la Catedral al año para mejorar el templo, de los que 2,5 millones se destinan a los bienes inmuebles y alrededor de medio millón a los muebles. Esta cantidad es aportada por el Cabildo a partir de lo recaudado con las visitas culturales.

OBRAS EN LA CAPILLA DEL SAGRARIO

Entre esas nuevas inversiones, se ha mencionado el arranque de las obras en noviembre de la Capilla del Sagrario. De hecho, a partir del 4 de noviembre se trasladarán los actos litúrgicos a la iglesia catedral durante unas obras que durarán un año.

Así, se actuará en patologías crónicas de la iglesia del Sagrario, que presenta fisuras en todas las fachadas y bóvedas por problemas de cimentación, por lo que se tratará de estabilizar este espacio.

APERTURA DE LA CAPILLA DEL PILAR

Entre las actuaciones ya realizadas, se encuentra la restauración de la Capilla del Pilar, recién finalizada, para devolver a la misma y a las obras que contiene la integridad física y estética perdida. La capilla, cercana al Patio de los Naranjos, cuenta con una imagen de la Virgen del Pilar, realizada en barro cocido y policromado por Pedro Millán, activo entre 1487-1507).

Se trata de una advocación que proviene de los aragoneses que acompañaron a San Fernando en la reconquista de la ciudad. A partir del siglo XVI, esta capilla perteneció al linaje de los Pinelo.

Durante la rueda de prensa, también se ha hecho un recorrido sobre las otras actuaciones realizadas, como en la fachada renacentista, la galería técnica, las portadas de San Cristóbal y de la Concepción, la Sala San Clemente o la iluminación del Retablo Mayor, el Coro y la Capilla Real.

OTRAS INTERVECIONES

Entre las intervenciones en bienes muebles desarrolladas en el último trienio, destacan las mejoras realizadas en las capillas de Santiago, con la restauración y recuperación del sepulcro del arzobispo Gonzalo de Mena, que ha deparado importantes hallazgos.

Se incluyen también el retablo de la Capilla de San Pedro y sus vidrieras, la consolidación del retablo de San Pablo, los retablos del Pilar y, en ejecución, el del Altar del Consuelo. Estos trabajos se realizan in situ, adecuando cada capilla como taller de restauración o con algún tipo de cerramiento junto a las naves próximo a las mismas.

En pintura, se han restaurado los cuadros de la serie del Génesis de Simón de Vos, vistiendo estas dependencias de la Sacristía Alta de la Parroquia del Sagrario, las representaciones de La Sagrada Familia de Juan Ruiz Soriano y Pablo de Céspedes, y algunas de las pinturas de Murillo con motivo de la exposición La mirada de la Santidad.

En cuanto al apartado de escultura y siguiendo el programa establecido, recientemente se ha restaurado la Virgen de la Sede, imagen gótica del siglo XIII que da nombre al templo. En cada cambio de ajuar se revisan las imágenes de la Virgen de los Reyes y el Niño, mientras que las que procesionan en el Corpus, son inspeccionadas con anterioridad y posterioridad a su uso.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016