sábado, 21 septiembre 2019
07:29
, última actualización

Las protestas dividen a los taxistas y provocan el colapso en Sevilla

La asociación mayoritaria, Unión Sevillana del Taxi, se desmarca del parón convocado por Élite Taxi para protestar contra la Junta por el auge de los VTC

Manuel Pérez manpercor2 /
01 ago 2017 / 16:18 h - Actualizado: 01 ago 2017 / 16:48 h.
  • Las protestas dividen a los taxistas y provocan el colapso en Sevilla
  • Las protestas dividen a los taxistas y provocan el colapso en Sevilla

El sector del taxi sigue en pie de guerra contra los vehículos de transporte concertado (VTC) y las empresas intermediarias de este servicio, Uber y Cabify. Por ello, la asociación Élite Taxi llevó a cabo ayer una manifestación y un parón del servicio del taxi contra la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía y colapsó las principales arterias de Sevilla, como la avenida de Kansas City. A esta convocatoria también se sumó la Asociación del Taxi de Sevilla, mientras que la organización gremial mayoritaria –Unión Sevillana del Taxi– se desmarcó de esta jornada reivindicativa.

Más de medio millar de taxistas acudieron al llamamiento de Élite Taxi y llegaron hasta la sede de la Consejería de Fomento para exigir un mayor control sobre los VTC y evitar así la «competencia desleal». En este sentido, los taxistas ya mantuvieron una reunión con el director general de Movilidad de la Junta de Andalucía, Rafael Chacón. Fuentes de Élite Taxi afirmaron que este encuentro fue «infructuoso», mientras que desde la Unión Sevillana del Taxi se mostraron satisfechos.

El presidente de Élite Taxi, Emilio López, defendió que el sector tiene «la imperiosa necesidad» de establecer una regulación legislativa para las plataformas de transporte concertado que respete el actual marco normativo. En este sentido, el vicepresidente de esta asociación, Carlos Arteaga, manifestó que los taxistas esperan que la Junta de Andalucía los escuche, ya que «la pelota está en su tejado». Asimismo, Arteaga reconoció la legalidad de empresas como Cabify, pero denunció que «lo ilegal es la forma de trabajar».

Por su parte, el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, restó importancia a las movilizaciones de ayer y aseguró que «el sector está contento con cómo está la Junta recogiendo sus inquietudes». En el mismo tono se expresó el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, quien reconoció que «dentro de las competencias que tiene la Junta, se están haciendo cosas» y lamentó que la huelga «esté dividiendo al gremio».

VARAPALO JUDICIAL

El juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid emitió una sentencia con fecha de 13 de junio en la que da la razón a Cabify, cuya actividad no supone «ninguna práctica irregular ni supone una competencia desleal» para el sector del taxi. Asimismo, el juez reprochó a los taxistas el hecho de que no concretaran de manera exacta en qué consisten «las prácticas supuestamente ilegales». Los taxistas indicaron que Cabify infringe el artículo 182 del reglamento de transportes, que establece que estos vehículos no podrán circular en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros. Sin embargo, la sentencia establece que no ha sido posible acreditar estos actos de captación ilegal y, de ser así, la infracción recaería sobre el titular de la licencia de VTC y no sobre Cabify.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016