viernes, 18 octubre 2019
22:08
, última actualización

Las trabajadoras de las escuelas infantiles pasan a la acción

Tras no ser subrogadas por la Junta y enfrentarse al despido tras décadas trabajando, hoy han comenzado movilizaciones para defender sus puestos de trabajo

12 ago 2019 / 12:32 h - Actualizado: 12 ago 2019 / 12:34 h.
  • Las trabajadoras de las escuelas infantiles pasan a la acción

Las 73 empleadas de escuelas infantiles andaluzas que se han quedado sin trabajo al asumir la Junta directamente el servicio, han pasado a la acción. Este lunes se han puesto manos a la obra con una serie de movilizaciones para llamar la atención sobre la situación en la que quedarán a partir del próximo 2 de septiembre, cuando tendrían que incorporarse a sus puestos de trabajo.

Ahora mismo están en una situación complicada de limbo laboral, ya que por un lado saben que la gestión no la tiene ya la empresa para la que trabajan, pero, por otro, no han sido despedidas, de modo que no están oficialmente en desempleo.

Por eso, las movilizaciones se inician con destino a que se lleven a cabo en cada lugar donde funcionan estas escuelas, que a principios de agosto pasaron a titularidad de gestión directa por parte de la Junta.

Se trata de las Escuelas Infantiles "Mediterráneo" de Almería, "Rocío Jurado" de Chipiona; "Atunara" de la Línea de la Concepción; "El Faro" de Torrox y "Andaluna" de Sevilla, gestionadas desde sus comienzos por empresas privadas y cuyo personal ha sido subrogado por las diferentes empresas que a través de concurso público y licitación han ido asumiendo la gestión de las mismas.

Con inicio en Torrox

Las primeras concentración se llevan a cabo desde esta mañana en Torrox -en la foto-, seguirán esta tarde en Almería y seguirán por cada una de las localidades afectadas.

Además de las movilizaciones, las trabajadoras han anunciado que acudirán a sus puestos de trabajo el próximo 2 de septiembre "con total normalidad", al no tener información oficial de que hayan sido despedidas, después de que la empresas para la que que trabajan les haya comunicado por carta que no tienen información alguna de que el servicio haya cambiado de responsables, por lo que las empleadas tienen previsto volver a sus puestos con normalidad.

Se da además la circunstancia de que al no haber sido despedidas, no comparecer en su puesto de trabajo podría suponer motivo de despido, con lo que, ante esta situación, han decidido que el 2 de septiembre acudirán a trabajar "como si nada pasara".


Todos los vídeos de Semana Santa 2016