miércoles, 08 julio 2020
04:05
, última actualización

Llegan a Sevilla los primeros niños saharauis para sus ‘Vacaciones en paz’

Aún tienen que llegar 65 pequeños para alcanzar la cifra de 205 que pasarán el verano con familias de acogida colaboradoras de la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui

27 jun 2018 / 18:04 h - Actualizado: 27 jun 2018 / 18:11 h.
"Solidaridad","Sevilla y el Sáhara"
  • Las familias reciben a los pequeños saharauis en Sevilla. / Jesús Barrera
    Las familias reciben a los pequeños saharauis en Sevilla. / Jesús Barrera
  • Las familias reciben a los pequeños saharauis en Sevilla. / Jesús Barrera
    Las familias reciben a los pequeños saharauis en Sevilla. / Jesús Barrera

Todos los niños tienen derecho a ser felices. Sin importar su procedencia o la situación de su familia. Toda persona se merece tener una infancia digna.

Por ello, en Sevilla, existen muchas asociaciones que se desvivien por otorgar a los más pequeños esa felicidad, esa motivación para seguir adelante. Entre ellas está la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui, que con su proyecto Vacaciones en Paz, nacido en 1994, tiene el objetivo de traer a Andalucía a niños y niñas saharauis, desde los Campamentos de Refugiados en Tindouf (Argelia), para que, durante los meses de julio y agosto, disfruten de unas cortas vacaciones alejados de la extrema dureza de las altas temperaturas del verano en el desierto. La estancia es en régimen de acogimiento temporal por familias, responsabilizándose éstas del alojamiento, la manutención y parte de la educación de los niños.

Así, este miércoles 27 de junio, a las 8.15 de la mañana, llegaron al Aeropuerto de San Pablo de Sevilla 140 niños saharauis de entre 10 y 12 años. Risas, llantos de alegría y abrazos de reencuentro inundaron el ala de llegadas del aeropuerto. Las familias de acogida de toda la provincia recogían a los pequeños para poder disfrutar con ellos de un maravilloso verano.

“El objetivo principal es sacar a estos niños durante los dos meses que dura el verano de las extremas condiciones del desierto, donde se alcanzan temperaturas casi impensables; darles una sanidad de calidad gracias a la buena sanidad pública que existe en España; proporcionarles una alimentación equilibrada que les de ese ‘chute’ energético que necesitan; ofrecerles un intercambio cultural y, sobre todo, para mí, que conozcan lo que es vivir en un país libre para que así peleen por la libertad de su pueblo. Me gustaría que dijesen ‘quiero vivir en un país con esta situación, más allá de tener comida o sanidad, vivir en libertad’”, asegura Diana Fernández Romero, vicepresidenta de la asociación y coordinadora del programa Vacaciones en Paz.

A pesar del gran éxito que tiene todos los años este programa, en 2018 la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui hizo un “llamamiento urgente” para encontrar 20 familias de acogida que faltaban y así poder llevar a cabo con éxito el programa que permite a los menores pasar en Sevilla la época estival. Desde hace unos años, debido a la crisis económica, el número de familias que se ofrecen a acoger a los pequeños ha disminuido considerablemente, y es que, esta crisis golpeó duramente al lado más solidario de la ciudad. No obstante, Diana asegura que este año lo que ha pasado es que ha predominado la “cultura de dejarlo todo para última hora”, ya que las familias que suelen acoger a estos niños no se inscriben hasta el último momento. “Al final hemos cumplido los objetivos e incluso tenemos familias en reserva”, dice satisfecha.

Aún así, es cierto que por motivos económicos hay muchas familias que han tenido que dejar el programa. Solo el billete de avión cuesta 650 euros, y a eso hay que sumarle el dinero de la ropa nueva, la comida y las muchas actividades que se organizan para los pequeños, aunque ya desde hace años se intenta aliviar ese esfuerzo económico a través de subvenciones concedidas por colegios, por empresas, por diferentes colectivos o partidos políticos.

Al llegar a Sevilla o a los municipios de sus familias, los niños pueden realizar multitud de actividades organizadas por la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui. Entre ellas hay una excursión a Isla Mágica, otra al cine, otra al Acuópolis y, por supuesto, como todos los años, otra a la Marcha por la Paz, una gran marcha reivindicativa y solidaria que pretende llamar la atención de la ciudadanía y las autoridades sobre la necesidad de imponer la legalidad internacional y de celebrar el Referéndum de Autodeterminación en el que el pueblo saharaui decida libremente sobre su futuro.

Aún tienen que llegar en avión 65 niños saharauis a Sevilla. En total, 205 niños podrán disfrutar de unas vacaciones alejados de los campos de refugiados, experimentando, algunos por primera vez, lo que es vivir en libertad y poder disfrutar de las comodidades que ofrece un hogar sevillano.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016