Los árboles de la Avenida de Hytasa convertidos en vertederos

Escaso mantenimiento de los alcorques llenos de colillas, botellas de agua, latas, mascarillas, papeles, cristales, escombros, cacas de perros y todo tipo de restos

01 jul 2022 / 08:47 h - Actualizado: 01 jul 2022 / 08:49 h.
$hmKeywords_Schema
  • Los árboles de la Avenida de Hytasa convertidos en vertederos

Los árboles que pueblan la Avenida de Hytasa (antigua Héroes de Toledo), en pleno barrio del Cerro del Águila, sufren a diario el incivismo ciudadano y la dejadez municipal. Numerosos ejemplares de las especies parasol de la China, naranjo amargo, morera y braquiquito, que dan sombra y oxigenan el ambiente, se han convertido en basureros. En sus alcorques (el hueco donde están plantados) la gente tira colillas, botellas de agua, latas, mascarillas, papeles y cartones, pilas, cristales, escombros, deposiciones de perros y todo tipo de restos que deterioran a estos seres vivos tan necesarios en la capital hispalense. A ello se une el abandono del Ayuntamiento de Sevilla en esta zona en materia de limpieza de calles y mantenimiento del arbolado. En los huecos vacíos también se acumula numerosa basura y suciedad que convierten estos hoyos en vertederos insalubres. Una reprobable costumbre que desgraciadamente se ha generalizado en el resto de la ciudad de Sevilla.

Los árboles de la Avenida de Hytasa convertidos en vertederos

Si no se encuentra una papelera a mano, lo más fácil es tirar los desechos y desperdicios en los huecos donde están plantados los árboles. Se ha convertido en una pésima costumbre -nada sostenible y muy incívica-, el maltrato diario al arbolado de Sevilla que se evidencia de forma clara en la Avenida de Hytasa.

Sin árboles no hay vida para los seres humanos. Nacen, viven y mueren; tienen un ciclo de vida y deben adaptarse a numerosos factores ecológicos en el medio en que sobreviven (climáticos, atmosféricos y biológicos). Pero, además, padecen a diario los destrozos y el maltrato de determinados ciudadanos que no colaboran en su conservación, arrojando basuras por doquier.

En esta avenida es evidente que hace falta más limpieza de Lipasam y que el Servicio de Parques y Jardines de Sevilla riegue los árboles y reponga los alcorques vacíos, plantando nuevos árboles de sombra.

Varios vecinos, comerciantes y funcionarios que trabajan en esta zona se lamentan en general de que hay poca limpieza por parte del Ayuntamiento: “Los de Lipasam vienen a baldear, si acaso, una vez al mes y con desgana”, “apenas se barren los restos de hojas y naranjas, todo está sucio”, “los contenedores también deberían limpiarse de vez en cuando”, “por el cableado que está por encima de algunas tiendas he visto pasar ratas”, “este barrio está abandonado en particular y en general toda la parte del Distrito Cerro-Amate”..., son algunas de las quejas.

Los árboles de la Avenida de Hytasa convertidos en vertederos

Un recorrido por la larga Avenida de Hytasa permite observar no sólo la basura acumulada en los alcorques con árboles, sino también en los que están vacíos y en cuyos huecos la gente desaprensiva tira botellas de agua, latas, colillas (tardan mucho en desintegrarse) y numerosos desperdicios. Los llenan de basura, como si fueran papeleras, convirtiendo a los alcorques en vertederos. Una vergüenza pasear por este lugar que tiene hileras de árboles en ambas aceras, pero que están degenerando día a día.

Los alcorques sirven para delimitar el espacio natural de la plantación de un árbol o arbusto. Se han desarrollado e implantado en las ciudades para reservar un espacio natural para plantar un árbol, cubrir ese espacio para evitar la caída de los peatones en el hueco y para impedir una compactación excesiva de la piedra, ya que si se compacta mucho la ventilación radicular de las raíces desaparece. Además, deben ser lo suficientemente amplios como para permitir el desarrollo correcto del tronco.

Por tanto un alcorque es algo más que un agujero destinado a la plantación de un árbol viario, ya que en función del mantenimiento que se le haga determinará el tamaño de la especie plantada y su calidad de vida. Los alcorques han sido unos elementos urbanos necesarios desde que se incorporó el arbolado de alineación, en los proyectos de urbanización de los espacios públicos como son las avenidas.

Los árboles de la Avenida de Hytasa convertidos en vertederos

Los daños que el arbolado puede sufrir por estas conductas pueden obligar, incluso, a su tala cuando afecta a su anclaje o se provoca una desvitalización irreversible.

A este grave problema que impacta negativamente en la conservación y el buen uso de los bienes públicos, como es el arbolado de Sevilla, se une la evidente dejadez municipal que se constata al ver las numerosas hojas caídas en las aceras que apenas se barren y la necesidad de retirar con frecuencia toda la basura que hay en los alcorques.

Las especies plantadas en las aceras de la Avenida de Hytasa son árboles de vía pública, como son el naranjo amargo, la morera, el parasol de China y el braquiquito.

El naranjo amargo (citrus x aurantium), oriundo del Asia Tropical, está plantado en profusión en las calles de la ciudad y es uno de los símbolos de Sevilla, pero al no tener una copa amplia no da mucha sombra; de hoja verde persistente, florece en marzo y abril con flores blancas muy olorosas. La morera o el árbol de los gusanos de seda (morus alba) es originario de Asia, da buena sombra y le gusta los lugares situados a pleno sol.

Los árboles de la Avenida de Hytasa convertidos en vertederos

El parasol de la China (sterculia platanifolia o firmiana simplex) es un árbol de alineación, bueno para dar sombra, de flores amarillo-verdosas y procedente del país asiático; puede alcanzar los 15 metros de altura, tronco recto y liso, primero de color verde y posteriormente grisáceo. Al inicio de la Avenida de Hytasa algunos de estos ejemplares tienen los troncos pintados de blanco; se trata de una pintura específica que sirve para protegerlos y previene el agrietamiento de la nueva corteza para que no se introduzcan enfermedades, hongos o insectos.

El braquiquito (brachychiton) es de hoja perenne, de color verde brillante ovada y de flores blanco amarillentas; procede de Australia, se cultiva como árbol de vía pública y prefiere los lugares situados al sol.

Los árboles de la Avenida de Hytasa convertidos en vertederos

Los árboles nos proporcionan un sinfín de beneficios a los humanos, por lo tanto es necesario que los sevillanos y las autoridades municipales responsables los respetemos, ayudándolos a crecer sanos y fuertes. No olvidemos que el patrimonio forestal es un indicativo de calidad de vida que genera espacios públicos con más sombra, limpia el aire y da humedad a la ciudad (lo que ahora denominan confort climático).


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos