viernes, 20 septiembre 2019
08:56
, última actualización

Los daños colaterales de la listeriosis

La Junta ha explicado la procedencia del brote pero las redes sociales y la desinformación ponen en el punto de mira a pequeñas empresas que no tienen relación alguna.

Juanmi Vega @Juanmivegar /
25 ago 2019 / 09:02 h - Actualizado: 25 ago 2019 / 11:42 h.
  • Los daños colaterales de la listeriosis

El exceso de información puede llevar a la desinformación. Es una de las cosas que se está viviendo con el brote de listeriosis que cuenta ya con más de un centenar de afectados.

Sanidad y la Junta han dado un listado de productos que no hay que consumir de la marca ‘La Mechá’ pero tanto por redes sociales como por Whats app se informa de que podrían existir productos de otras marcas que podrían estar infectados por esta bacteria, creando así una especie de histeria colectiva que se basa en rumores y bulos. El problema don los efectos colaterales que pueden llevar a la quiebra a pequeñas empresas que nada tienen que ver en esta historia.

Es el caso de la empresa Comercial Martínez Leon, que ha emitido un comunicado desmintiendo que ellos fuesen la marca blanca de ‘La Mechá’ tal y como se ha podido leer en muchos mentideros informativos.

La empresa ha explicado que “es una distribuidora, no fabrica por tanto ningún producto, y distribuyó carne mechada y chicharrón de Cádiz fabricados, envasados y etiquetados por la empresa Magrudis, sin mediar en su manipulación y cumpliendo estrictamente los protocolos de conservación y distribución que marca la normativa vigente”.

La marca propietaria de la carne mechada que ha provocado el brote tiene un futuro muy complicado, el problema es que se puede llevar a otras empresas que se dediquen a lo mismo y que nada hayan tenido que ver.

En el caso de Comercial Martínez León, aseguran que quieren dejar constancia de la “rigurosidad con la que desde nuestra empresa se siguen todos los protocolos y normativas que establece Sanidad en la conservación y distribución de nuestros productos, aclarando, además, que ninguno de los productos de Magrudis estuvo en contacto con otros que distribuimos”.

La misma empresa que se dedica a la comercialización y distribución de estos productos asegura que, en el momento en el que tuvo conocimiento del brote, “nos pusimos en contacto con todos los clientes, los cuales quedaron informados de la situación. Igualmente se les comunicó que debían retirar el producto según las indicaciones recibidas por parte de Sanidad. De igual modo, comunicó a estos clientes la recogida y abono de los productos fabricados por Magrudis”.

La listeriosis es una bacteria que afecta a 500 personas al año en España. No es algo nuevo y no se puede comparar a otros brotes o males de los últimos años.

Es importante informarse pero no hacer juicios de valor tan a la ligera hasta que todo esté resuelto y se depuren responsabilidades. Nos podemos llevar a mucha gente y familias por delante que no han tenido culpa alguna.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016