Menú

Los mercados de abastos, el reducto de las señales machistas

El piropo, el callejero o el propio lenguaje son algunos de los ámbitos en los que las instituciones trabajan para la deconstrucción de roles de género

06 ago 2018 / 21:04 h - Actualizado: 06 ago 2018 / 21:51 h.
  • Una señal indica la cercanía del Mercado de la Puerta de la Carne. / Jesús Barrera
    Una señal indica la cercanía del Mercado de la Puerta de la Carne. / Jesús Barrera

Una contradicción se extiende a lo largo de una avenida, la de Menéndez Pelayo. Al comienzo, justo con la esquina del Puente de los Bomberos, en la entrada de la Diputación de Sevilla se erige una señal que avisa sobre el machismo. Un corazón rojo roto en el que se lee No violencia machista preside la entrada de la institución. Unos metros más hacia delante, antes de llegar a los juzgados, una señal indica a los viandantes sobre el Mercado de la Puerta de la Carne. Una mujer tirando de un carro de la compra señala a los ciudadanos la proximidad del renovado mercado.

En 2009 la Federación Española de Municipios y Provincias elaboró en colaboración con el Ministerio de Igualdad un Manual práctico para una señalización urbana igualitaria. Al tener las alcaldías competencias en materia de indicaciones urbanas, esta guía advierte a los municipios acerca de puntos en los que se observa un sesgo segregador. El manual, que tiene como objetivo identificar prácticas de la topografía urbana en las se realice un uso discriminatorio entre la figura del hombre y la mujer, expone en sus ejemplos de mala praxis la señalización en caso de obra y como en esta el monigote que realiza la acción es en todos los casos el de un hombre. Ciudades como Jaén, que celebró el pasado año diez años con semáforos igualitarios, Madrid o Valencia han apostado en los últimos años por incluir en los semáforos la silueta femenina.

Por ello, en los últimos meses en la capital hispalense se ha generado el debate acerca del callejero y, si existe una representación real y equitativa entre las calles con nombres de mujeres y de hombres. El lema #NoSeasAnimal promovido por el Ayuntamiento de Sevilla copó así mismo las redes sociales y conversaciones sobre el piropo y las formas de acoso callejero. El lenguaje escrito y oral se está reinterpretando y adaptando a las nuevas demandas como un mayor uso del lenguaje inclusivo.

En este aspecto, el manual promovido por el Ministerio de Igualdad hace hincapié en promover un lenguaje simbólico que represente de manera equitativa a la mujer y al hombre para el «cumplimiento de la legalidad», «modernización» y mejora de la «democracia simbólica». La representación de la realidad a través de señales en la vía pública «no altera la respuesta de la persona que la visualiza» según la Federación Española de Municipios y Provincias, pero sí actúa en la creación de un imaginario colectivo. Según lo anterior, la imagen de los mercados de abastos sevillanos a través de una mujer tirando de un carro representa en la esfera de la democracia simbólica una amenaza para la deconstrucción de los roles de género y una sociedad más cohesionada.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos