Menú
miércoles, 28 septiembre 2022

Más de 300 familias reclaman finalizar las obras del colegio público de Villamanrique

La plataforma entrega a la Consejería de Educación más de 300 cartas de familias manriqueñas con el deseo de que se cumpla el compromiso de finalización del colegio

15 nov 2021 / 14:26 h - Actualizado: 15 nov 2021 / 14:31 h.
$hmKeywords_Schema
  • Más de 300 familias reclaman finalizar las obras del colegio público de Villamanrique

Más de 300 cartas de familias manriqueñas están ya en la Consejería de Educación la Junta de Andalucía. Su destino: expresar al consejero de Educación, Javier Imbroda, el deseo de todo un pueblo que se formalice el compromiso de finalizar la segunda fase del colegio público del municipio.

Estas cartas han llegado hoy a la Consejería de Educación de manos de unos carteros reales muy especiales: los padres y madres de alumnos de Villamanrique que ataviados como el célebre mensajero de los Reyes Magos y con un vistoso cofre se han personado en los aledaños de estas dependencias de la Junta de Andalucía para difundir la reclamación de esta vital infraestructura educativa.

Se trata de una acción organizada por la Plataforma Educativa de Villamanrique, que en palabras de su portavoz, Anabel Román, solicitan “que la Junta de Andalucía nos escuche” al respecto de la importante reclamación para conseguir esta segunda fase. Esta plataforma compuesta por padres y madres de alumnos insiste en expresar los muchos inconvenientes que está causando en el municipio tener el centro educativo dividido en dos edificios separados por más de un kilómetro de distancia. “Lo hemos querido manifestar de manera simbólica y respetuosa, pero la realidad es que hay padres y madres que han tenido que rechazar trabajos porque no tenemos comedor y los horarios son complicados”, añade Anabel Román.

La protesta, calificada como simbólica, respetuosa y creativa por parte de los organizadores, ha consistido en entregar a la Consejería estas más de 300 cartas con deseos de las familias. Para ello, se ha registrado la entrega en el registro de la institución autonómica toda vez que ni el consejero ni ningún otro miembro de su gabinete se ha personado para atender la demanda ni recoger en persona la documentación.

El Ayuntamiento de Villamanrique, a través de la alcaldesa Susana Garrido, también ha participado en apoyo de esta plataforma educativa, con una demanda que es de todo un pueblo. Susana Garrido manifiesta que “estamos ante el tercer año consecutivo en el que los técnicos de la Delegación de Educación determinan que se trata de una infraestructura prioritaria, por los problemas que presenta el edificio”. Cuantifica en más de 20 las peticiones de reunión con el consejero de Educación y miembros de su gabinete sin que hayan sido atendidas.

La alcaldesa insiste en que la Junta de Andalucía no puede “volver a dejar en un cajón” la terminación del nuevo colegio, fundamental “para ayudar a todas las familias manriqueñas”, por lo que espera que para el próximo ejercicio presupuestario esta actuación “sea una realidad”.

Una reclamación justa que la Junta de Andalucía debe atender

La reclamación del pueblo de Villamanrique, difundida así de forma creativa por la Plataforma educativa, se fundamenta en la necesidad de que la Junta de Andalucía cumpla con el compromiso adquirido con el municipio. Actualmente, Villamanrique cuenta con un colegio público, CEIP San Pedro de Zúñiga, dividido en dos edificios: uno para infantil, que se corresponde con el edificio nuevo, y otro para primaria, un edificio muy antiguo. Están separados por más de un kilómetro de distancia.

Son los propios técnicos de la Delegación Territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Sevilla los que califican a ese edificio antiguo con “graves deficiencias de infraestructura difíciles de solventar dada su antigüedad”. El proyecto de construcción de un nuevo colegio de Infantil y Primaria se proyectó en dos fases, la primera fase terminada a finales de 2015 y la segunda fase es la que cuyo compromiso de finalización reclaman tanto la plataforma educativa como el municipio.

Esta situación está provocando dificultades familiares y municipales que merecen una respuesta por parte de la Junta de Andalucía. Además del hecho de bloquear la puesta en marcha del tan necesario comedor escolar, fundamental para la conciliación de muchas familias. A lo que se suma el doble gasto municipal para cumplir con la competencia local de limpieza y mantenimiento de los centros educativos.

En este sentido, desde el Ayuntamiento, con el apoyo y sostén de la comunidad educativa local, se han mantenido hasta seis reuniones con los tres delegados provinciales de educación en más de dos años. Se han aprobado mociones en Plano Municipal y realizado una recogida de firmas de toda la comunidad educativa por acuerdo unánime del Consejo Escolar Municipal.

A lo anterior se unen más de 20 peticiones de reuniones al consejero de Educación y al director de la APAE (Agencia Pública Andaluza de Educación) por pate del Ayuntamiento, sin que hayan tenido respuesta.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos