Menú

Muñoz emplaza a buscar una salida para el ficus que «está vivo»

29 ago 2022 / 13:58 h - Actualizado: 29 ago 2022 / 14:01 h.
"Patrimonio","Ciudadanos","Espacio","Levante","Transportes","Seguridad"
  • Muñoz emplaza a buscar una salida para el ficus que «está vivo»

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha manifestado este lunes su deseo de aprovechar el hecho de que "los riesgos" sobre la seguridad de las personas y el patrimonio "han disminuido" tras la "intervención" realizada en el ficus centenario de San Jacinto, del que ya solo queda en pie el tronco tras la tala de las ramas y la copa, para "intentar acercar posiciones y propiciar una salida que contente a todos", en alusión a los vecinos y la parroquia, propietaria del ficus, y la plataforma ciudadana que se ha posicionado contra el apeo del ejemplar.

En declaraciones a los medios tras presentar la adhesión de la ciudad al descuento en los transportes públicos aprobado por el Gobierno central para combatir el efecto de la inflacción en el bolsillo de los ciudadanos, el primer edil ha señalado que, "a la espera del pronunciamiento judicial" --presumiblemente, esta misma semana-- sobre si se mantiene o no la suspensión provisional de la licencia que autorizó la tala del ejemplar solicitada por la Parroquia de San Jacinto, la "reducción" de los "riesgos" a "cero", "invita a un diálogo, porque el árbol está vivo".

En esta línea, Muñoz ha confirmado que ha abierto "un espacio de diálogo" con las dos partes con el fin de propiciar un "diálogo sosegado, que no haya confrontación y quitar leña del fuego" para que "podamos llegar a un acuerdo entre las partes" lo "más consensuado posible". Este ofrecimiento, en palabras del alcalde, "lo hago con la tranquilidad de tener ya encima de la mesa informes que dicen que el riesgo de la caída de ramas ha desaparecido en la situación actual", aludiendo así al hecho de que del ficus tan solo queda ya el esqueleto.

El primer edil ha puntualizado, por último, que "estoy manteniendo reuniones con la parroquia y los vecinos --favorables a que el ejemplar sea talado por motivos de seguridad-- y la plataforma contra el apeo para intentar rebajar la tensión, reflexionar y tomar una decisión, en la medida de lo posible y de cara al futuro, lo más consensuada posible". Todo para que "podamos salir satisfechos de la situación actual y evitar la confrontación y que el ficus sea un motivo de enfrentamiento", ha apostillado.

No obstante, al estar judicializado el asunto, el pronunciamiento del juez "condicionará las soluciones que se puedan adoptar", ha puntualizado. El Juzgado de lo Contencioso número 9 de Sevilla tienen aún que decidir de manera oficial si mantiene o no la suspensión cautelar que dictó en relación a la licencia municipal para la tala, previa denuncia presentada por la Asociación Multisectorial de la Jardinería Andalucía (AMJA).

Para Muñoz, "basta observar la intervención que se ha hecho para comprobar que difícilmente se puede caer una rama sobre las personas. El riesgo se ha reducido a cero. Según dicen los expertos, al disminuir la copa del árbol, las raíces tienen menos necesidad de extensión, de ampliación y, por tanto, hay menos riesgo de que se levante el suelo de la parroquia", uno de los argumentos esgrimidos por la Orden Dominica que regenta el templo para solicitar la tala del árbol.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos