viernes, 28 febrero 2020
06:04
, última actualización

«Necesitamos trabajar ahora mucho más por lo humano»

La comisionada del Polígono Sur, María del Mar González, cree firmemente en el proyecto que lidera para cambiar el Polígono Sur desde dentro. En los dos años que lleva ha trazado las líneas básicas para afrontar una segunda fase de transformación social en unas barriadas que «también son de Sevilla»

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
02 nov 2015 / 21:38 h - Actualizado: 02 nov 2015 / 22:25 h.
"Distrito Sur"
  • María del Mar González, comisionada del Polígono Sur, asoma a una de las ventanas de su despacho. / Fotos: José Luis Montero
    María del Mar González, comisionada del Polígono Sur, asoma a una de las ventanas de su despacho. / Fotos: José Luis Montero

{Desde la ventana de su despacho tiene una panorámica general que resume a la perfección la realidad del Polígono Sur: «Desde un colegio que funciona bastante bien a otras zonas que acumulan muchos problemas». María del Mar González (Úbeda, Jaén, 1961) está al frente del Comisionado, desde donde ha pivotado una actualización del plan integral heredado hace dos años de manos de Jesús Maeztu con «un 50 por ciento ejecutado» pero con muchas tareas pendientes.

—¿Qué ha supuesto esta década de plan integral?

—Se ha avanzado mucho, sobre todo en cuestiones urbanísticas, pues donde antes había eriales ahora tenemos plazas, y donde antes había calles que no merecían ni ese nombre, tenemos avenidas asfaltadas. Se ha conseguido rehabilitar viviendas, se han construido equipamientos y se ha rebajado el absentismo del 50 al 12 por ciento, en el que estábamos el año pasado, y en Primaria al seis por ciento.

—¿Cuáles son las nuevas prioridades tras la reciente revisión del plan?

—Son muy complejas. A este barrio le ha atravesado la crisis como a los demás y aquí, que tenemos población más vulnerable, los efectos son peores. Por eso necesitamos claramente trabajar ahora mucho más por lo humano que con lo urbano, aunque nos quedan pendientes algunos trabajos de urbanización. En este sentido, en la lucha contra la exclusión queremos hacer converger fondos para hacer itinerarios de inserción sociolaborales para las familias en exclusión. Necesitamos que los fondos europeos destinados a la creación de empleo, a la gestión social o a la protección de vivienda, por ejemplo, confluyan en un proyecto único con objetivos comunes de manera que se puedan dedicar recursos excepciones a las necesidades excepcionales que tenemos. Así, en materia de convivencia, estamos trabajando para crear redes de personas involucradas en la convivencia pacífica y en la solución dialogada en los conflictos desde las escuelas, desde la participación ciudadana.

—Algunas asociaciones de vecinos han llegado a alertar de que 2.748 familias viven con cero euro al mes...

—Nos faltan datos porque cada administración en sus competencias tiene sus propios datos. Podría ser mayor, si nos fijamos en los datos que habitualmente tenemos de este tipo de barrio y teniendo en cuenta el alto porcentaje de exclusión social.

—No dejan de ser cifras para preocuparse...

—Claro que sí, pero aquí funcionan las redes formales e informales, es decir, en el Polígono Sur en general la gente hoy por hoy no está pasando hambre, pero esto se consigue en virtud de un conjunto de medidas que palian esta situación de necesidad, pero que hacen a estas personas dependientes de los recursos que les llegan desde fuera. Además de los servicios sociales que hacen una labor crucial, tenemos una serie de entidades privadas que están contribuyendo bastante.

—¿Qué nuevos retos se ha marcado el plan en educación, vivienda y seguridad?

—En educación, ya hemos conseguido superar el absentismo escolar en gran medida. Ahora lo que necesitamos es que se titulen nuestros niños, en Secundaria se nos titulan uno de cada tres, un 33%. Para este año se ha puesto en marcha un programa de refuerzo con dos profesores por aula en ciertas materias y un programa de refuerzo del lenguaje en las primeras edades, más seguir reforzando la educación permanente de los adultos. En vivienda tenemos dos prioridades claras: una es terminar de rehabilitar y preparar las viviendas, y la otra avanzar en el proceso de regularización. En seguridad, seguir trabajando coordinadamente con las tres policías, lo que ya está dando su fruto.

—¿Qué novedades hay sobre la comisaría de Policía?

—Es un objetivo básico para la normalización del barrio y creemos que es el momento de ponerla en marcha. Por eso hemos hecho una apuesta muy clara para que las tres administraciones se unieran en una propuesta para una parcela que no tuviera los problemas de la anterior. Eso fue hace casi un año, en diciembre de 2014. Entiendo que la Delegación del Gobierno debe estar todavía estudiando los requisitos pertinentes, pero nosotros lo que queremos es que se anuncie ya, y que sea en una parcela del Polígono Sur. No podemos seguir esperando 35 años más.

¿Hay un plazo aproximado para su ejecución?

—No tenemos plazo, pero a mí me gustaría que fuera antes de cinco años. Eso seguro porque hay un proyecto que puede ser adaptable al solar que hemos propuesto y el delegado del Gobierno ha dicho que hay fondos, aunque no figure como tal en los Presupuestos Generales. También hay un compromiso del Ayuntamiento en facilitar todo lo que esté en su mano sobre las licencias de obras y un compromiso de la Junta de facilitar la adaptación del proyecto al nuevo enclave.

—Hay quien ha criticado que se haya hecho antes la Factoría Cultural...

—Para nosotros es también una oportunidad de dinamización económica del barrio. La cultura mueve millones y hay ciudades que han apostado por la cultura y están consiguiendo réditos, como Málaga, y Sevilla lo está haciendo ahora y está teniendo sus resultados. Nosotros creemos que el Polígono Sur, que tiene una de sus fuerzas en el patrimonio cultural, puede pivotar una parte de su transformación en torno a la cultura, porque su alrededor puede generar empleo y actividades.

—¿Cuántas viviendas se están rehabilitando?, y ¿cuántos vecinos parados se han contratado en las obras?

—Se han empezado obras de rehabilitación en 28 bloques en zonas comunes y que van a estar terminadas antes de que acabe diciembre. Y por otra parte, también se ha comenzado la rehabilitación integral de tres bloques más. Está prevista también la reurbanización de la explanada de Martínez Montañés. De esas obras que están en marcha está previsto un 10 por ciento de contratación de las horas de trabajo a cargo de los vecinos gracias a las cláusulas sociales.

—¿Se ha activado ya el plan de empleo del que el Gobierno de Zoido retiró el dinero?

—Está ya en marcha, en periodo de formación. La idea es trabajar durante tres años sobre todo con población joven alejada de los itinerarios de inserción y también con mujeres y parados de larga duración. De hecho hemos pedido a la Consejería de Empleo que refuerce su presencia permanente en el Polígono Sur, que no dependan de programas, como si tuviéramos una oficina.

—¿Cómo es la relación con el nuevo Gobierno municipal?

—Muy buena, han llegado con una apuesta muy clara por el Polígono Sur. Hemos notado el esfuerzo, el empeño y la voluntad de contribuir desde lo municipal, a hacer avanzar el plan integral del Polígono Sur. Se notó además muy rápido, por ejemplo, la campaña de choque de limpieza que se hizo inmediatamente en Martínez Montañés. También toda la revitalización del Urban que se ha dado en estos meses.

—¿Hay algún compromiso concreto del alcalde?

—Hay un compromiso de poner en marcha un proyecto europeo desde el Ayuntamiento y de la mano de otras administraciones, que estamos todavía dándole forma. Vendría a sumar fuerzas al plan integral y a trabajar sobre todo contra la exclusión y la pobreza. Porque este es un barrio fundamental de Sevilla y si este barrio sale adelante, Sevilla también. Si este barrio no sale adelante, Sevilla tampoco. ~


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016