No todo son 120 metros en el Polígono Sur

El debate sobre la ubicación de la comisaría llega a la Junta, con cruce de críticas entre el PSOE y el PP. Entretanto, tocó hacer balances dispares sobre los 13 años del Plan Integral

Iñaki Alonso @alonsopons /
24 mar 2017 / 08:53 h - Actualizado: 24 mar 2017 / 09:03 h.
"PP","PSOE","Polígono Sur","Juan Bueno","Manuel Jiménez Barrios"
  • Una patrulla de la Policía Nacional circula por las inmediaciones del Polígono Sur. / Javier Cuesta
    Una patrulla de la Policía Nacional circula por las inmediaciones del Polígono Sur. / Javier Cuesta

El Polígono Sur no mide sus problemas en los 120 metros que separa la ubicación de la comisaría que pactaron en su día, dentro de sus límites geográficos, y el emplazamiento final, fuera del barrio. Eso, tal vez, fue en lo único en lo que se pusieron de acuerdo el PSOE y el PP, enfrentados desde que se comunicó la decisión final del Estado sobre la sede policial. Y también el deseo de convocar una comisión sobre el Plan Integral del Polígono Sur, donde están involucrados el Ayuntamiento, la Junta y el Estado.

La futura comisaría fue la excusa de un debate donde ambos contendientes dieron visiones contrapuestas sobre la realidad del Polígono Sur. Un barrio con colegios con un 70 por ciento de fracaso escolar, problemas de «desahucios mafiosos» y «mercado ilegal de viviendas propiedad de la Junta», según el popular Juan Bueno; o un barrio con una «significativa mejora» gracias a un Plan Integral, ya con 13 años de recorrido, que ha permitido un descenso de la tasa de absentismo escolar y la creación, sólo este año, de 24 empresas, a través de CADE, según la visión del el vicepresidente del Gobierno andaluz, Manuel Jiménez Barrios.

Bueno elevó este debate a la comisión de Presidencia y lo hizo cuestionando la «escasa» efectividad tanto del Comisionado para el Polígono Sur como el Plan Integral del que, a su juicio, se ha incumplido en buena parte. De hecho, blandió varias veces el libro en el que figuran las 133 actuaciones previstas para el barrio para cargar contra el PSOE por «usar la comisaría para tapar su incumplimiento con las 132 propuestas restantes». «Que la comisaría esté 120 metros más alejada no es el gran problema que sufre el Polígono Sur, sino la efectividad de los planes y cómo se gobierna», reivindicó. Y, entre sus quejas, sacó a relucir datos demoledores, como que únicamente dos alumnos del Polígono Sur superaron las últimas pruebas de Selectividad.

Jiménez Barrios le dio una vuelta de tuerca en torno a esos 120 metros. «Si son sólo 120 metros de distancia, porque no la dejan en su sitio, que fue una petición unánime», manifestó en la comisión el vicepresidente de la Junta, que también recordó que si no se ha cumplido, como manifestaba Bueno, el Plan Integral, no sería un problema achacable exclusivamente a la Junta de Andalucía, sino también al Estado porque «ahí hemos colaborado todos, también el Gobierno central».

Pero, más allá de buscar culpables, Jiménez Barrios, que reiteró su petición al Gobierno central de que recapacite sobre el solar elegido para la sede policial, quiso hacer balance de gestión en el barrio, donde concluyó que la situación del Polígono Sur «ha mejorado significativamente». Entre otros avances, destacó el descenso del absentismo escolar (que ha pasado de 50 a un 12 por ciento desde el inicio del plan, reducidos a un 8 por ciento si se atiene sólo a Atención Primaria) o la labor emprendida por la Oficina de Gestión y Rehabilitación de las Viviendas, que intervino hasta 2011 en 2.629 viviendas, entre ellas 27 bloques de Martínez Montañés, y, a partir de aquel año, desarrolló diversas actuaciones de eficiencia energética. También puso el acento sobre el trabajo realizado en la zona por el Centro Municipal de Formación y Empleo del Ayuntamiento que prevé 6.600 atenciones de dinamización en 2017 y otras culturales, como el Proyecto de Educación Musical Infantil de la Fundación Barenboim-Said o la construcción de la Factoría Cultural.

La parlamentaria socialista Verónica Pérez avaló las tesis de Manuel Jiménez Barrios, tanto en gestión como en la comisaría, además de arrojar un foco de realidad en el trabajo realizado con el Plan Integral. Sobre el primer frente, invitó a no ser «superficiales» y reconocer que, pese a los esfuerzos, un barrio marginal «no se va a solucionar» en 13 años. Y, sobre lo segundo, incluso recriminó que el Gobierno central haya traicionado al Polígono Sur por «ser un barrio pobre». «No es un problema de 120 metros, sino de seguridad en el barrio. El Estado ha roto el consenso que era la base del trabajo que se estaba realizando en el Polígono Sur», manifestó, no sin antes defender que, a pesar de las críticas de Bueno, el conflicto de la comisaría no le ha venido bien a los socialistas «ni tampoco a los vecinos».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla