Menú

«Nos sentimos engañados con la gestión del distrito»

Hace 18 meses que está al frente de la asociación de vecinos Guadaíra, en Padre Pío, que denuncia que no cuenta con talleres municipales pese a las 500 firmas de residentes interesados

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
23 ene 2017 / 08:52 h - Actualizado: 23 ene 2017 / 12:36 h.
"Barrios","Cerro - Amate"
  • Manuel Romero, presidente de la asociación de vecinos Guadaíra de la barriada Padre Pío. / El Correo TV
    Manuel Romero, presidente de la asociación de vecinos Guadaíra de la barriada Padre Pío. / El Correo TV

¿Qué le lleva a asumir las riendas de la asociación de vecinos?

—Principalmente el estado de abandono en el que se encuentra el barrio desde hace tiempo y las ganas de invertir esta dinámica para conseguir una mejor calidad de vida para todos los vecinos.

—¿Y qué se ha logrado en este año y medio, que coincide con los primeros meses del gobierno socialista de Espadas?

—Lamentablemente nada. En abril de 2015, tuvimos unos primeros contactos en los que se nos aseguró que se iban a intentar solucionar los problemas. Como nos indicaron, presentamos nuestros escritos en el registro del distrito. El alcalde vino en noviembre de 2015 a supervisar la retirada de escombros que venía del anterior gobierno. Anunció que se señalizaría la entrada por la SE-30 y que se haría el acceso al Parque Guadaíra.

—¿Qué avances hay?

—De momento no tenemos noticias, solo sabemos que se ha encargado a una empresa un estudio de viabilidad de lo del parque pero nada más. Además, tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento, en septiembre de 2014 y en enero de 2016, nos expusieron el proyecto de unir la glorieta de la avenida Barrio Unido con la de la autovía SE-8028 para desviar del barrio el transporte de gran tonelaje procedente de Adif. Nada se sabe de esto.

—¿Qué dice el distrito?

—El distrito debería de prestar un poco más de atención a este barrio. Nos dicen que enviemos escritos, que sí, que se va a hacer... Este año queríamos talleres municipales, de teatro, cultura, memoria, pilates... Enviamos un escrito con más de 500 firmas de vecinos interesados. Llegó octubre y no tuvimos nada. La aportación del distrito a la velá del barrio del pasado mes de noviembre ha sido ridícula: 43 euros. Nos mandaron un grupo de sevillanas y dos monitores que cobraban por hacer globos y pintar caras a los niños. Le pedimos además en Navidad que se colocara el alumbrado en la carretera para que lo disfrutaran las dos zonas del barrio y no en una calle concreta. Nos sentimos engañados con la gestión de este distrito. Nos dicen sí, se aprueban cosas y se anuncian otras, pero no se hacen. ¿Qué nos queda movilizarnos y protestar?

—¿Cómo es la limpieza en el barrio?

—No existe. Tenemos que llamar por teléfono para que hagan una limpieza más a fondo. El dispositivo habitual es de una persona cada dos días pero, pese a que hace su trabajo, no es suficiente porque no se recoge la suciedad que hay en el entorno de los contenedores o la que acumulan las parcelas de la calle Bollullos. También faltan papeleras, no tenemos servicio nocturno de autobús ni carril bici ni fibra óptica.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos