Nuevos cortes de tráfico en el acceso a Sevilla por la obra de la A-92

07 ago 2022 / 17:59 h - Actualizado: 07 ago 2022 / 18:04 h.
"Pintura","Universidad","Vivienda","Construcción","Ingeniería","Seguridad vial","Granada","Carreteras","Accesibilidad","SE-30"
  • Nuevos cortes de tráfico en el acceso a Sevilla por la obra de la A-92

Las obras de reparación del firme de la A-92 entre Sevilla y Alcalá de Guadaíra inician este lunes su segunda fase con cortes nocturnos de tráfico en la entrada y salida a Sevilla. Durante la próxima semana, la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha programado cortes parciales de tráfico de noche en los dos primeros kilómetros de la autovía, desde la ronda SE-30 hasta Torreblanca, para minimizar las molestias a los conductores.

La Junta ha señalado a través de un comunicado que de lunes a jueves, los cortes serán desde las 20,00 hasta las 6,30 horas y se aplicarán por carriles para interferir lo menos posible a la circulación y, a su vez, a la actividad de Mercasevilla. Así, el lunes 8 se realizará un corte en el carril izquierdo y central de la calzada izquierda (sentido Sevilla), del kilómetro 0 al 1,2. El martes 9 se cortará el mismo tramo, pero sólo el carril derecho.

Los cortes pasarán a la calzada derecha (sentido Alcalá de Guadaíra) el miércoles 10, cerrando el paso en los carriles izquierdo y central. Mientras, el jueves 11 se actuará en el carril derecho de ese tramo. Por último, el viernes el corte será total desde el kilómetro 1 al 2 en la calzada derecha en horario de 20.00 a 8.00 horas. Esa noche se habilitará un desvío por la vía de servicio para permitir el paso de los vehículos.

Este tramo de la A-92 es el de mayor intensidad de tráfico de la red viaria de titularidad autonómica, con 70.000 vehículos diarios en los primeros kilómetros desde el acceso a Sevilla y la SE-40, cifra que desciende notablemente en periodo estival, de ahí que se haya optado estas fechas para ejecutar obras de refuerzo de firme, que requieren del corte de la autovía.

Las obras, que cuentan con un presupuesto de 5,5 millones de euros a cargo de Probisa Vías y Obras, consisten en actuaciones en el firme mediante la restitución de la capa drenante de rodadura en un tramo de 14 kilómetros de la A-92 que presentaba un fuerte deterioro, hasta el punto de aflorar una serie de patologías como la pérdida del árido de rodadura, baches, fisuras y deformaciones.

En esta actuación se hará uso de Materiales Asfálticos Sostenibles, Automatizados e Inteligentes (Masai), diseñados en colaboración con el Laboratorio de Ingeniería de la Construcción (Labic) de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Granada, para reparar el firme. Los Masai son mezclas bituminosas producidas a temperatura máxima de 140 grados y con características singulares, como que al menos el 20 por ciento del peso será material fresado de carreteras deterioradas o el 0,5 por ciento de material reutilizado como polvo de neumáticos. En estas mezclas se pueden integrar sensores y/u otros dispositivos capaces de recibir y enviar información para ofrecer diferentes funciones y datos que mejoren la seguridad vial, evalúen su estado de deterioro o midan aforos y pesaje.

Además del uso de los materiales Masai, se está realizando un saneo del firme de las diferentes estructuras de la A-92, por lo que habrá que plantear la reposición de las juntas de dilatación en el caso de que se vieran afectadas. También se está empleando pintura termoplástica y pintura en dos componentes para símbolos y cebreados para las marcas viales. Igualmente, se incluye la renovación de la señalización vertical, cartelería y balizamiento para asegurar su correcta visibilidad en condiciones lumínicas desfavorables, ya que los elementos actuales se encuentran muy envejecidos por el paso del tiempo y su exposición a los agentes atmosféricos y no cumplen con las necesidades mínimas de visibilidad y retrorreflexión.

Por último, se va a aprovechar esta actuación para reordenar alguna de las entradas y salidas a las zonas industriales limítrofes con la A-92, para hacer de esta forma más fluido y seguro su accesibilidad.

La obra que inicialmente tenía un plazo de cinco meses, se ha replanteado para que sea realizada durante el verano y, salvo imprevistos, esté finalizada a principios del mes de octubre. Los trabajos se están realizando por la noche para afectar lo mínimo posible al tráfico y se ha planificado realizar la obra, en su mayor parte, durante este mes de agosto porque es cuando disminuye mucho el nivel de tráfico en este tramo.

Desde este lunes hasta el 8 de septiembre se completará el reasfaltado de todo el tronco de la autovía y sólo quedarán por actuar en vías de servicios y en el enlace de la A-92 con la carretera A-398.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos