Menú
Patrimonio

Paquita Rico, honra y espejo de Triana, tiene ya su monumento

La estatua, sobre los restos de ella y su marido, el torero Juan Ordóñez Araújo, se inaugura hoy a las 11.00 horas en el cementerio de San Fernando

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
29 abr 2022 / 10:30 h - Actualizado: 29 abr 2022 / 10:30 h.
"Patrimonio","Carmen Sevilla","Duquesa de Alba","Juan Belmonte"
  • La estatua de Paquita Rico en el cementerio de San Fernando se inaugura a las 11 horas.
    La estatua de Paquita Rico en el cementerio de San Fernando se inaugura a las 11 horas.

La actriz y cantante Paquita Rico, que había venido al mundo en Triana el año de la Exposición Iberoamericana de 1929, se bautizó con el nombre de Francisca Rico Martínez, aunque todo el mundo la conocía ya con su nombre artístico cuando, en 1958, protagonizó el mayor éxito cinematográfico que por supuesto ni siquiera ella podía haber imaginado jamás al encarnar a María de las Mercedes de Orleans y Borbón, la esposa de aquel rey español prematuramente viudo al que el propio título de la película del italoargentino Luis César Amadori preguntaba: ¿Dónde vas, Alfonso XII? Paquita Rico era entonces una de las guapas oficiales de España, y su papel estelar con Vicente Parra (que encarnaba al monarca) la terminó de encumbrar hasta tal punto, que apenas una década después grabó su propia versión del “Romance de la Reina Mercedes”, la célebre copla de Quintero, León y Quiroga sobre la historia del matrimonio de carne y hueso, que iba a convertirse sin duda en su tema más emblemático.

Paquita Rico, honra y espejo de Triana, tiene ya su monumento
Estatua de Paquita Rico en el cementerio de San Fernando.

Para entonces, la niña que había pagado las clases de canto que le daba Adelita Domingo con el dinero que ella misma ganaba de peluquera, la chica que ya había triunfado en la radio, que había comenzado a trabajar nada menos que en la compañía de Pepe Pinto y que había sido descubierta por Florián Rey antes de ser mayor de edad para que protagonizara Brindis a Manolete, era ya una de las folclóricas que en nuestro país no tenía billete de vuelta...

Paquita Rico, honra y espejo de Triana, tiene ya su monumento
Primer plano de la estatua de Paquita Rico.

Tres cuartos de siglo después, y cuando está a punto de cumplirse un lustro de su muerte, el cementerio de San Fernando acoge un monumento en su honor. La escultura de bronce fundido (Fundición Daniel, de Mairena del Aljarafe) es obra de Juan Manuel Parra Hernández. El trabajo de la obra civil y el mármol es de Mármoles Antonio Martínez SL, según ha informado el primo y albacea de la artista, Manolo Rico, satisfecho con el resultado e ilusionado con el acto que va a tener lugar esta misma mañana, a partir de las 11.00, en el cementerio.

Paquita Rico, honra y espejo de Triana, tiene ya su monumento
Paquita Rico, Carmen Sevilla y Lola Flores

“Su mayor deseo”, dice Manolo, recordando el de su prima, “era que reposasen aquí sus restos con los de su marido, el torero Juan Ordóñez Araújo, cuyas cenizas se trajeron de Madrid”, y con quien Paquita estuvo casada entre 1960 y 1965, años después de haber triunfado en Cannes por su película Debla, la Virgen gitana o de haber protagonizado la única película de los años 50 en la que confluían las tres grandes folclóricas de España: Carmen Sevilla, Lola Flores y ella misma. El filme se tituló El balcón de la luna, y fue atípico porque tuvo el reto de que las tres estrellas de aquellos años se lucieran por igual. Las tres cantaron Ay, qué calor o Con el carambí. Lola Flores lanzó su éxito A tu vera y Paquita Rico, Adiós, marinero.

Junto a la Duquesa de Alba

Manolo Rico parecía ayer un niño con zapatos nuevos, porque “mi trabajo y mis noches sin dormir me ha costado que este sueño se haga realidad”, decía. Además, contaba que la privilegiada ubicación de la estatua de una artista que en persona “fue siempre tan humilde” se debe a las gestiones de la letrada María Luisa Pagador Valiente. “A cada cual hay que reconocerle sus méritos”, ha insistido. El monumento de Paquita Rico se sitúa junto a los panteones de la Duquesa de Alba, de Paquirri, de Juan Belmonte o de Pepe Pinto.

Tertuliana

La polifacética Paquita no solo trabajó en más de una treintena de películas, sino que también participó en numerosas obras de teatro y grabó entre las décadas de 1950 y 1960 diversos álbumes de copla como Veleta de la caleta, Doña Pasión o Por tu voz. A finales de los años 80 colaboró como tertuliana en el programa radiofónico Directamente Encarna, de la cadena Cope. Incluso, en 1997, intervino en un episodio de Hostal Royal Manzanares. Tantos años después de una carrera tan fructífera, el espíritu de Paquita Rico continuará ahora de tertulia con Juan de la Palma, aquel compañero del alma con el que ella se quedó pendiente de hablar tantas cosas, compañero.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos