martes, 26 mayo 2020
22:53
, última actualización
Tribunales

Piden 12 años de cárcel por amenazar al inquilino que no pagaba el alquiler

El fiscal sin embargo rebaja la pena a 1.800 euros. El juicio ha tenido lugar este viernes en la Audiencia Provincial de Sevilla

28 ene 2020 / 16:38 h - Actualizado: 28 ene 2020 / 16:55 h.
"Tribunales","Vivienda","Justicia","Servicios Sociales","Alquiler"
  • Audiencia Provincial de Sevilla. / El Correo
    Audiencia Provincial de Sevilla. / El Correo

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla ha juzgado este martes a un matrimonio y a su hijo acusados de amenazar y coaccionar a un inquilino de un piso de su propiedad, que no pagaba las mensualidades. Por estos hechos, en sus conclusiones finales, la Fiscalía ha rebajado la pena de dos años al pago de una multa de 1.800 euros por un delito de realización arbitraria del propio Derecho o "tomarse la justicia por su mano", como ha definido la defensa, mientras que la acusación ha pedido más de doce años de prisión.

Durante el juicio, esta parte ha mantenido su solicitud de que los acusados sean condenados por tentativa de secuestro, acoso y amenazas, mientras que la defensa ha interesado la libre absolución.

En su declaración los acusados han coincidido en subrayar que ellos no alquilaron la vivienda es este hombre, sino que se la cedieron "gratuitamente" porque tenía mujer y tres hijos, con los que mantenían una amistad, y "no tenían donde vivir", motivo por los que a la acusada le dio "pena, sobre todo los niños". "Ha sido al contrario, los hemos ayudado hasta comprándole comida", ha subrayado la mujer.

También han negado los tres que amenazaran a la presunta víctima, quien además les pidió 1.000 euros "para arreglar un agujero" que había en el techo de la vivienda por las humedades, un dinero que la acusada solicitó a un familiar y que éste "nunca devolvió".

"Nos dejó el piso hecho polvo", ha señalado uno de los acusados, quien sí ha reconocido que fue al albergue, donde se fue esta familia a vivir tras abandonar la vivienda, a pedirle el dinero de este préstamo y pedirle que terminara la obra pero no para amenazarlo.

El denunciante ha dicho todo lo contrario. "La vivienda nos la alquilaron por 500 euros al mes pero sin contrato porque era de la Junta y al mes yo no tenía dinero para pagarles", ha remarcado este hombre, quien ha asegurado que "a los 15 días empezaron a venir a mi casa a diario desde las 9,00 horas hasta las 00,00 y la madre me dijo en el patio que le iban a dar dos tiros a mis hijos".

"Estuvimos en ese piso un mes y medio y desde allí nos fuimos a un albergue", ha remarcado, indicando además que se denegaron la propuesta de irse a una vivienda de VPO que le ofrecieron los servicios sociales porque en el albergue "estaban más protegidos". No obstante, su ya exmujer, que ha declarado como testigo, ha reconocido que tenían que pagar una renta de 500 euros por el piso pero que "en ningún momento se sintió amenazada, ya que estas personas reclamaban su dinero".

"Me han ayudado mucho, en todo lo que han podido", ha añadido esta mujer sobre los encausados, quien ha asegurado que no vio por parte de los acusados "ni insultos ni amenazas" a su expareja.

En su informe, el fiscal ha mantenido su acusación al considerar que estas personas exigieron la deuda "con una conducta intimidatoria" pero su defensa ha dejado claro que "no son malas personas, no se dedican a extorsionar y no se han tomado la justicia por su mano".


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016