miércoles, 20 noviembre 2019
13:49
, última actualización
Barrios

«¿Por qué cuando nos ponemos enfermos tenemos que salir del barrio?»

Los niños de Palmete leen un manifiesto en la movilización vecinal en demanda de la restitución del servicio de pediatría en el barrio

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
18 oct 2019 / 12:11 h - Actualizado: 18 oct 2019 / 12:18 h.
  • «¿Por qué cuando nos ponemos enfermos tenemos que salir del barrio?»
  • «¿Por qué cuando nos ponemos enfermos tenemos que salir del barrio?»

Cientos de vecinos de Palmete se han movilizado este jueves para reclamar un pediatra para el barrio. Los más pequeños de casa se han sumado a este primer acto con la lectura de un manifiesto en el que denunciaban «la vulneración» del derecho a la sanidad que padecen desde antes del verano: «¿Por qué cuando nos ponemos enfermos tenemos que salir del barrio? [...] Jugar es cosa nuestra, con nuestra salud no se juega».

La concentración vecinal se desarrolló finalmente en el patio del conocido como colegio ‘chico’ tras no haber recibido autorización para llevarla a cabo en la delantera del centro de salud de Palmete como estaba prevista en un primer momento. Cerca de 700 personas se dieron cita en este espacio, al que habían sido convocados en formato de asamblea vecinal por la Coordinadora de Entidades de San José de Palmete y la Doctora Este. También asistieron representantes de diferentes entidades agrupadas a su vez en la Coordinadora de Entre Lindes; así como en la Plataforma ‘Yo Lucho por Mi Barrio’. Todos coincidieron en exigir «la inmediata» reposición del servicio de pediatría en Palmete, ya que la alternativa ofrecida por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) –en el centro de La Plata- es «deficitaria» y «no se garantiza la movilidad» de familias sin recursos.

Una situación preocupante que relataron los niños del barrio en la carta dirigida a los poderes políticos que se leyó en este acto. «Le preguntamos a nuestros papás, mamás y abuelas... ¿por qué cuando nos ponemos enfermos tenemos que salir del barrio? Cuando nos encontramos mal no queremos pasar tanto tiempo desde que cogemos el autobús 52 [por la línea de Tussam] hasta llegar al centro de salud de La Plata, un centro colapsado por tantos niños a los que atender... No queremos pasar calor, frío ni mojarnos».

El escrito de los pequeños citaba también el artículo 43 de la Constitución Española, en el que se recoge la competencia de los poderes públicos a «organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios». A lo que los niños de Palmete advierten de que se les «vulnera el derecho a la sanidad» con esta situación.

Igualmente se lanza la comparativa con otras zonas de la ciudad. «Le preguntamos si todos los niños de Sevilla tienen tantas dificultades para que los vea un pediatra». Este sentido, y en compañía de los más mayores de Palmete, los menores recordaron todo lo que han tenido que luchar para conseguir las mismas atenciones que otros barrios de Sevilla. «En Palmete no había médicos, y con mucho esfuerzo, sacrificio y lucha vecinal, conseguimos un consultorio... Nunca nos lo pusieron fácil, a pesar de pagar nuestros impuestos como cualquier otros ciudadanos».

Entre todos recordaron cómo fueron cubriendo poco a poco las necesidades sanitarias del barrio. «Comenzamos en la planta baja de la casa de un vecino, le siguió unas prefabricadas, y, por fin, hastiados de nuestras luchas se construyó el edificio actual. Desde un principio, no lo dotaron con todo el personal sanitario, pero, en mayor o menor medida, hemos ido teniendo cubiertas nuestras necesidades sanitarias... Y, de pronto, no solo nos dejan sin pediatra en verano, navidades y fiestas primaverales, sino ahora de lunes a viernes en todo el barrio».

«¡Queremos y tenemos derecho a una sanidad accesible y de calidad!»

Los padres de Palmete han asegurado que el «colapso» en La Plata es tal que «desde la semana pasada solo se están atendiendo los casos de urgencia». Para ello, indican, se ha dispuesto un dudoso filtro para catalogar los historiales que van llegando al mostrador. «Los propios trabajadores que están allí realizan un improvisado triaje para valorar si la pediatra desbordada puede atender a nuestros hijos».

Pero la gota que ha colmado el vaso de la paciencia llegaba hace solo unos días. Los representantes vecinales cuentan que entonces mantuvieron un encuentro con el director del Distrito Sanitario para trasladarle el problema y exigir una solución. La respuesta no solo no contentó a los padres, sino que los ha indignado aún más. «Nos reconoció abiertamente que no hay pediatras. Que la bolsa está vacía y que la Consejería no tiene pediatras para contratar. Los profesionales que van saliendo hoy en día, o bien se van a otras comunidades donde pagan más, o a los centros privados. Somos ciudadanos, que pagamos nuestros impuestos y creemos que con esto se vulnera el derecho constitucional a la sanidad de nuestros hijos, pues la alternativa que se nos da es deficitaria y no se garantiza la accesibilidad. No hay que olvidar que somos un barrio con pocos recursos y que para llevar a los niños al médico, la mayoría de las familias tenemos que coger el autobús y emplear cerca de una hora».

Ante esta situación que afecta ya a todos los niños del distrito –contabilizan más de mil de otras barriadas-, el colectivo de vecinos y padres de San José de Palmente y la Doctora Este solicitan «con urgencia» un pediatra para el barrio. «¡Queremos y tenemos derecho a una sanidad accesible y de calidad!», concluyen al tiempo que anuncian que seguirán movilizándose para que «no se juege con la salud de sus hijos».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016