sábado, 29 enero 2022
04:00
, última actualización

¿Quién dijo que ser enterrador fuera tarea fácil?

Más de 70 personas, procedentes de ciudades como Sevilla, Toledo y Bilbao, se enfrentan a las pruebas para ser enterrador de Almassora (Castellón), entre ellas un simulacro de exhumación

30 ene 2017 / 18:23 h - Actualizado: 30 ene 2017 / 18:33 h.
"Empleo"
  • Las pruebas son para trabajar en el cementero de Almassora. / El Correo
    Las pruebas son para trabajar en el cementero de Almassora. / El Correo

TAGS:

Un simulacro de exhumación e inhumación y la reconstrucción de un nicho son los dos ejercicios prácticos que han realizado hoy los 14 candidatos a la plaza de enterrador de Almassora (Castellón) -de los 70 que se presentaron inicialmente- para que un jurado evalúe su destreza y su capacidad.

La prueba se ha llevado a cabo en el cementerio municipal y a ella se han presentado 14 -un total de 13 hombres y una mujer- de los 15 aspirantes que superaron el examen escrito para acceder a la bolsa de operario del camposanto.

La prueba ha arrancado puntual, a las 9.00 horas, y ha sido supervisada por el tribunal encargado del proceso de selección, han informado fuentes municipales.

El examen ha consistido en dos ejercicios prácticos para evaluar la destreza de los candidatos, que optan a una plaza de enterrador cuyo salario es de 1.673,01 euros brutos mensuales.

En primer lugar, los aspirantes han realizado uno a uno un simulacro de exhumación e inhumación en uno de los pabellones del recinto.

Posteriormente, divididos en tres grupos, cada uno de ellos ha tenido que romper la tapia de ladrillo de un nicho y volverlo a construir con los materiales facilitados por el consistorio.

El tribunal evaluará la capacidad de resolución de los aspirantes, una prueba a la que hoy se han presentado 14 de los 15 candidatos que superaron la fase inicial y que aspiran a encabezar la bolsa de trabajo para necesidades de personal temporal con la categoría de operarios de cementerio municipal.

Los 10 candidatos mejor puntuados durante los ejercicios de hoy se someterán más adelante a una entrevista curricular. La persona con mejor puntuación ocupará la plaza de enterrador que quedó vacante por jubilación al finalizar 2016.

Más de 70 personas se presentaron al primer examen, algunas procedentes de ciudades como Sevilla, Toledo y Bilbao.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla