martes, 03 diciembre 2019
21:30
, última actualización

Recogida de firmas contra la «tala de árboles» por la ampliación del tranvía

Más de 350 personas han rubricado ya la petición de un grupo de jóvenes de Nervión que exigen un modelo «que evite el sacrificio de las zonas verdes»

04 mar 2018 / 21:53 h - Actualizado: 04 mar 2018 / 22:59 h.
  • La ampliación del Metrocentro prevé la retirada de los árboles de la mediana de San Francisco Javier. / Jesús Barrera
    La ampliación del Metrocentro prevé la retirada de los árboles de la mediana de San Francisco Javier. / Jesús Barrera

«Es cuanto menos incongruente que para hacer un tranvía sostenible haya que talar árboles». El que así se pronuncia es Javier, el sevillano que está detrás de la campaña de recogida de firmas contra la eliminación de ejemplares en San Francisco Javier y Luis de Morales que implicará la ampliación del Metrocentro desde San Bernardo a Santa Justa.

El proyecto, que fue presentado el pasado jueves por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, plantea una zona soterrada y otras en superficie. El propio regidor ya avisó entonces que los árboles tendrán que ser retirados de la mediana y serán replantados en las aceras laterales «como medida compensatoria» y para aumentar las zonas de sombra. Sin embargo esto no convence a este sevillano de Nervión que, junto a su grupo de amigos, ha decidido mover ficha para evitar este nuevo arboricidio en su barrio. «Nos hemos criado aquí y hemos visto cómo a lo largo de los años se han ido eliminando zonas ajardinadas para crear accesos, habilitar giros... Dicen que lo compensarán pero no sabemos cómo será. Ahí tenemos el ejemplo de Almirante Lobo».

Este grupo de veinteañeros insiste, tras conocer el proyecto, que «no es de recibo que en una zona tan congestionada como Nervión, el poco verde que hay se lo carguen». Y es que han llegado a contabilizar entre 95 y 115 árboles en la mediana de la calzada que se empleará como plataforma reservada para la ampliación del Metrocentro.

Por ello abogan por proyectos que permitan el paso del tranvía por las avenidas sin renunciar a la pervivencia de los árboles. «Creemos que hay otras alternativas viables que conllevarían una reordenación del tráfico en la zona –de por sí congestionada–, y que no supondrían el sacrificio de la vegetación de la mediana formada por árboles que alcanzan hasta los 40 años», explica el escrito de la campaña de firmas que ya acumula más de 350 rúbricas.

De hecho, estos jóvenes, que además de la campaña en change.org, tienen un blog y perfiles en Facebook y Twitter, han elaborado varias propuestas que darían solución a la supresión de los árboles de la mediana de esta vía clave de Nervión.

Una primera opción, que cuenta con varios alzados en el blog, sería situar las vías del tranvía a ambos lados de la mediana. Con doble fila de árboles en las aceras, sumamos un carril bici más ancho en la margen derecha (donde actualmente se encuentra).

La otra posibilidad que plantean es reservar una mitad de la calzada existente para el tranvía, quedando espacio para un carril dedicado al uso de los buses y acceso de residentes a garajes. Esta opción separa la zona reservada al Metrocentro de la del tráfico rodado, «evitando posibles accidentes o alcances».

«Talar un centenar de árboles y casi un millar de rosales y arbustos no sería una opción válida para la mayoría de las ciudades europeas en las que tanto nos fijamos, y tampoco debe serlo para una Sevilla del siglo XXI con vocación de futuro», explica Javier, quien insiste en que lo que mueve la propuesta no es evitar la ampliación sino «la calidad de vida de los vecinos de este barrio, uno de los más contaminados, así como el cuidado del Medio Ambiente». «No tiene sentido que nuestras calles estén llenas de cubos para reciclar y luego talemos árboles históricos».

Por ello, este grupo de jóvenes, que insiste en no tener adscripción política alguna, exigen así al Ayuntamiento que «deseche el diseño planteado y explore una alternativa sostenible y respetuosa con el medio ambiente».

Árboles como «mobiliario»

El coordinador de la Red Ciudadana de Sevilla, Ángel León, también considera un error el proyecto puesto sobre la mesa pues apunta que «se ha obviado el proceso de exposición pública para alegaciones» en una obra que afecta de lleno al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). «Si la mediana está calificada como zona verde y se elimina, es una cosa seria». Además del riesgo de obviar este trámite, León señala que en una intervención urbanística de este calado «se debería andar con ojo desde el ámbito administrativo, legal y jurídico». «Puede acabar como la biblioteca del Prado y al final es un gasto que afrontan los ciudadanos».

León lamenta que «los árboles se tomen como mobiliario urbano» y apunta que aunque se quieran volver a colocar árboles, hay que ver los ejemplares que se plantarán. El coordinador de la Red Ciudadana de Sevilla insistió en que se deben buscar alternativas para hacer ambas cosas: mantener los árboles y ampliar el tranvía es posible. «Hay que buscar una fórmula en la que se armonicen ambas cosas».


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016