Menú

Rumbo a Gaza encalla con tres españoles en aguas israelíes

Asociaciones pro Palestina piden la mediación del Defensor del Pueblo

31 jul 2018 / 07:00 h - Actualizado: 31 jul 2018 / 07:00 h.
  • Miembros de la asociación Plataforma por la Solidaridad con Palestina, ayer. / Jesús Barrera
    Miembros de la asociación Plataforma por la Solidaridad con Palestina, ayer. / Jesús Barrera

Omar Suleiman Amir nació en un pueblo de Jerusalén ocupado en 1948. «Desde entonces soy un refugiado», explica Omar Suleiman, quien desde hace 50 años vive en Sevilla. En la mañana de ayer, Suleiman acudió a la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz junto con la asociación Plataforma por la Solidaridad con Palestina.

Allí, palestinos refugiados y activistas andaluces presentaron al defensor del pueblo una petición para su mediación entre el Ministerio de Exteriores español y el gobierno israelí con respecto a los integrantes españoles de la Flotilla Rumbo a Gaza. Emilia Nacher, Lucía Macharrasa y el onubense de la Sierra de Alájar Francisco Canales son los tres activistas españoles que se viajan en el navío de la coalición internacional.

La embarcación «es un intento de llamar la atención y de romper el bloqueo», según Rosario Granado, miembro de la asociación. El pasado domingo la Flotilla Libertad, con 22 personas a bordo, entre ellas los integrantes españoles, fue detenida cuando trataba de llegar hasta Gaza, donde el 80% de la población depende de la ayuda humanitaria desde que en 2007 se impusiese el bloqueo sobre la franja. Productos para hospitales como gasas y material de ayuda humanitaria es el equipaje que los activistas de todas partes del mundo llevaban en las bodegas de las tres embarcaciones de la incitaba Rumbo a Gaza.

La situación que sufre en la actualidad el país musulmán es fruto de las consecuencias de 11 años de bloqueo, centrales eléctricas sin funcionamiento por los continuos bombardeos, falta de agua potable y electricidad, según explica la activista Rosario Granado. «Mis padres fallecieron con las lágrimas en sus ojos, viendo como nuestra casa, construida por nosotros, era ocupada por una familia judía», indica Omar Suleiman. «Todas nuestras ciudades, nuestros campos, nuestra historia ha sido ocupada de la noche a la mañana», recalca Omar.

Según explican desde la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, la propuesta será «seguramente» tramitada y de ahí pasará al Defensor del Pueblo en ámbito nacional. Con esta petición, las asociaciones y los activistas tratan de dar visibilidad tanto a la situación de los integrantes de la embarcación que se encuentran retenidos como al propio conflicto entre Israel y Palestina.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos