Menú
Pasajes de la historia de Sevilla

¿Sabe dónde está el “pajarito escondido” de la Plaza de San Pedro?

Si pasea por Sevilla y llega a la plaza de San Pedro, a la iglesia, observará como muchas personas se suelen parar ante un azulejo que está en su fachado y observa con detenimiento algo: buscan al “pajarito de San Pedro”.

21 oct 2022 / 04:00 h - Actualizado: 21 oct 2022 / 04:00 h.
"Pasajes de la historia de Sevilla"
  • ¿Sabe dónde está el “pajarito escondido” de la Plaza de San Pedro?

El azulejo representa a “Las ánimas del Purgatorio” y se trata de un limosnero con la representación de Jesús de Nazaret, la Virgen María y San Juan Bautista, además está San Pedro que porta las llaves del Cielo y una serie de Papas, obispos y monjes. Destaca una leyenda escrita en el azulejo, en su composición, que nos recuerda: “Tened compasión de mí. Al menos vosotros mis amigos” y que recuerda que demos una limosna.

Es obra de Juan Oliver y su pajarillo tiene ya renombre nacional, es un jilguero oculto en las volutas de su decoración siendo pintado por el ceramista en el año 1960 y bendecido el 1 de agosto de ese mismo año. Tiene su inspiración en un cuadro del pintor barroco Domingo Martínez (1688-1749) que tiene destacadas obras en el interior de esta misma parroquia, particularmente en la denominada como “Capilla de las Ánimas” y el azulejo está realizado a su semejanza.

La leyenda cuanta que todo aquel que encuentre el jilguero en el azulejo y rece plagarías así como deje un donativo/limosna en la ranura del mismo, tendrá la suerte de casarse pronto, así que los/las casaderas se afanan en localizarlo y hay quien prefiere pasar de largo sin mirar siquiera... La leyenda indica que se casará pronto y si no lo encuentra no se casará nunca. Por ello el que haya tantas personas, incluso grupos de turistas buscándolo en una de las numerosas rutas, de diferentes tipos, que se hacen en Sevilla.

Juan Oliver Miguez estuvo aprendiendo de maestros como Enrique Orce Mármol o Manuel VIgil-Escalera, muchos de los azulejos de este ceramista se encuentran en Castilleja de la Cuesta, que era su localidad natal, pero también hay obra suyas diseminadas por toda la provincia.

En otro azulejo anexo se puede leer:

Soy de la Sacramental

El artista me pintó

y puso aquí un pajarito

que es su forma de firmar

oculto en un rinconcito.

Todo aquel que lo encontró

dio su limosna al pasar,

y a las Ánimas rezó,

si se quería casar

siempre y pronto lo logró.

Ya conoce su historia, yo no he querido desvelar donde se encuentra pero... ¿Se anima a buscarlo?


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos