sábado, 27 noviembre 2021
18:28
, última actualización

Se enfrenta a 30 años de cárcel por violar y maltratar a su hija durante años

El acusado niega los hechos y ha asegurado durante el juicio que “nunca” agredió o mantuvo contacto sexual con su hija

09 ene 2020 / 16:12 h - Actualizado: 09 ene 2020 / 16:15 h.
"Sucesos","Abuso de menores"
  • Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla.
    Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla.

Un hombre, acusado de violar, abusar sexualmente y maltratar durante años a su hija, menor de edad, se enfrenta a 30 años de prisión por estos delitos y ha negado los hechos durante el juicio. "Todo es mentira", ha remarcado ante el juez, destacando a su vez que "la primera engañada" es su exmujer y madre de la niña, quien denunció los hechos y con la que mantiene una mala relación desde que se separaron tras la interposición, por su parte, de "denuncias falsas por maltrato", según ha señalado.

Durante su declaración, ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla, este hombre ha asegurado que "nunca" agredió o mantuvo contacto sexual con su hija, que veía "cuando la madre quería", así como que se quedó "de piedra" cuando se enteró de que había sido denunciado por estos hechos.

En concreto, el Ministerio Fiscal pide para el acusado 18 años de cárcel por un delito continuado de violación, nueve por un delito continuado de abusos sexuales y tres por el maltrato habitual en el ámbito familiar hacia esta menor, quien ha declarado por videoconferencia y a puerta cerrada.

El acusado, que se encuentra en prisión preventiva desde el pasado mes de abril, ha asegurado ante el juez que "todo parte de una mentira" de la niña, que "está ocultando que ha tenido relaciones consentidas con otro adulto", hermano de la actual pareja de su madre y que también está en prisión por estos hechos --cuyo juicio aún no se ha celebrado--, y "se inventó esos presuntos abusos para salvarse de la madre".

Precisamente la madre de la menor, visiblemente afectada, ha relatado ante el tribunal que la niña le contó estos presuntos abusos a finales del pasado mes de marzo, cuando tenía 13 años, tras una visita al hospital para que la explorasen porque sospechaba de que el hermano de su actual pareja, con quien convivían en la misma casa, había mantenido relaciones con ella al encontrar una carta en la que la menor exponía sus sentimientos hacia esta persona.

"Mi hija me contaba que el padre consumía alcohol y perdía el control, que la amenazaba y le pegaba", ha señalado la madre, así como que ella intuía que algo pasaba porque la niña "no quería ir con él" y a partir de 2017, asegura, ya no la obligaba. De igual forma, ha asegurado que cree que el relato de su hija es "verdad porque con el tiempo ha caído en episodios que contaba" pero sin poder decirlo abiertamente porque el padre "la amenazaba".

También han comparecido una médico forense y otra facultativa que examinaron a la niña cuando fue llevada al hospital y ambas han coincidido en la imposibilidad de determinar "cuando perdió la virginidad".

En concreto, la forense ha asegurado que cuando habló con la menor ésta "estaba tranquila y le dijo que su padre había abusado de ella durante años y con un relato muy coherente" al contarle que el acusado los primeros años "solo la tocaba y consumó el acto sexual años después", a lo que ha añadido que ese mismo día confirmó a la madre que "también había tenido relaciones con su tío postizo".


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla