Sevilla, ciudad ‘rolera’ de puertas para afuera

El Dirigible, el colectivo más veterano, lleva 12 años fomentando esta actividad en la ciudad

15 nov 2016 / 07:00 h - Actualizado: 15 nov 2016 / 07:00 h.
"Sociedad","Pasiones"
  • Parte de la colección de juegos de la asociación. / El Correo
    Parte de la colección de juegos de la asociación. / El Correo
  • La nueva sede de El Dirigible. / El Correo
    La nueva sede de El Dirigible. / El Correo
  • Imágenes de las X Jornadas de Rol y Juegos De Mesa de Sevilla. / El Correo
    Imágenes de las X Jornadas de Rol y Juegos De Mesa de Sevilla. / El Correo
  • Imágenes de las X Jornadas de Rol y Juegos De Mesa de Sevilla./ El Correo
    Imágenes de las X Jornadas de Rol y Juegos De Mesa de Sevilla./ El Correo
  • Imágenes de las X Jornadas de Rol y Juegos De Mesa de Sevilla. / El Correo
    Imágenes de las X Jornadas de Rol y Juegos De Mesa de Sevilla. / El Correo

A sus 37 años, Eduardo Ramírez lleva más de dos décadas jugando a juegos de rol. Su iniciación en el mundillo durante su adolescencia estuvo marcada, además, por el conocido como crimen del rol, un sonado suceso que ocurrió en Madrid y en el que un hombre de 52 años fue asesinado en una parada de autobús por dos jóvenes que, en ese momento, estaban en plena partida de rol en vivo. Esto provocó una especie de histeria colectiva además de una «caza de brujas» mediática contra todo aquello que se relacionase con este tipo de juegos.

Y en 2004, cuando aún se arrastraba esta «visión negativa» de la sociedad sobre el rol, nació en Sevilla la asociación cultural El Dirigible, de la que hoy Eduardo, que no dejó que aquel suceso aislado tirara por tierra su afición, es presidente. «Nuestro objetivo es difundir un ocio alternativo sano porque, a pesar de que las características criminales que los psicólogos achacaron a la actividad en su día, lo cierto es que los beneficios del rol son muchísimos: ayuda a socializar, a enfrentarse a situaciones desconocidas, a fomentar el trabajo en equipo o la resolución de problemas», señala consciente, no obstante, de que sí es cierto que lo normal es que el perfil del jugador sea, de primeras, «introvertido».

Fue un grupo de amigos –al que años más tarde se unió el actual presidente– el que decidió dar el paso para fomentar tanto el asociacionismo como el aperturismo de la sociedad y del propio colectivo de roleros hacia el exterior. Porque lo habitual es que el que juegue lo haga de puertas para adentro, entre amigos. Y por eso se encontraron con que no existía otra asociación similar en la ciudad, convirtiéndose de esta forma en la pionera a nivel local y dándose poco a poco a conocer en su primer año de vida. Hasta que coorganizaron las I Jornadas de Rol y Estrategia de Sevilla, un evento que el colectivo considera su verdadero «punto de inflexión» y que se celebra desde entonces de manera anual –aunque con otro nombre–.

A partir de ahí, el crecimiento fue tanto cualitativo como cuantitativo, lo que les permitió incluso participar en el programa de ocio nocturno organizado entre 2007 y 2011 por el Ayuntamiento de Sevilla, en el centro cívico Las Sirenas y donde se convivía con otras asociaciones que ya habían surgido al calor de la misma actividad. Juegos de rol, torneos de miniaturas, cartas o roles en vivo eran algunas de las actividades que se programaban y que tenían bastante éxito como alternativa saludable para los jóvenes sevillanos.

«Pero el gobierno municipal cambió y nos quedamos sin la que hasta entonces había sido nuestra sede», explica Eduardo. Así, han tenido que pasar por hasta tres locales, «que se quedaban todos pequeños», aunque el de ahora, ubicado en la calle Fernández de Guadalupe número 16, tiene 100 metros divididos en dos salas que permiten celebrar con una mayor holgura «las actividades diarias que organizamos, con una asistencia media de unas 30 personas –es la capacidad de asientos que tienen– y que, lógicamente, se incrementan los fines de semana», apunta el presidente de El Dirigible.

Porque sí, se puede decir abiertamente que Sevilla es una ciudad rolera. Y se nota, por ejemplo, en la cantidad de tiendas especializadas que hay en la ciudad. «Puede estar muy cerca de las que tienen ciudades como Barcelona», lo que da una idea de la magnitud de la afición de los sevillanos por el rol.

Otro barómetro no menos importante es la afluencia que logró la décima edición de las Jornadas de Rol y Juegos de Mesa de Sevilla, celebrada en las Setas de la Encarnación los pasados 14, 15 y 16 de octubre y en colaboración con otras asociaciones más jóvenes con las que «hay bastante buen rollo», como Queremos Jugar, El Cuartito de los Roles o Guardianes. Así, unas mil personas, «sin que el evento tuviera apenas difusión», se dieron cita y, lo que es mejor, para muchas de ellas era su primer encuentro con el rol, «lo que nos ha permitido captar nueva cantera», teniendo en cuenta la cantidad de niños que se engancharon a los juegos de mesa más fáciles.

En este sentido, en la sede se ha organizado, por primera vez una actividad dirigida al público infantil, que pretende consolidarse, además de partidas de iniciación para adultos. El fin de El Dirigible, por tanto, es invitar a todo el mundo «a que venga y pruebe, porque es una afición que se disfruta muchísimo y en la que cualquiera puede encontrar su lugar».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla