Menú

Sevilla, primera provincia de Andalucía en fraude de la luz con el cultivo de marihuana en alza

Se ha pasado de un 2,6% del fraude relacionado con el tráfico de marihuana en todo 2022 a un 5,05% sólo en cinco meses de 2023

01 jul 2023 / 12:12 h - Actualizado: 01 jul 2023 / 12:24 h.
"Energía","Marihuana","Endesa"
  • Un empleado de Endesa revisa contadores de la luz. / EFE
    Un empleado de Endesa revisa contadores de la luz. / EFE

La provincia de Sevilla es la primera de Andalucía en cuanto a número de expedientes abiertos por fraude en el suministro eléctrico en los primeros cinco meses del año, con un total de 4.814. El suministro defraudado ha sido de 33.611.906 kilovatios a la hora, de los cuales 1.698.645 (un 5,05% del total) están vinculados a las plantaciones de marihuana. Esto significa que en la provincia sevillana se ha pasado de un 2,6% del fraude eléctrico relacionado con el tráfico de marihuana en todo 2022 a un 5,05% sólo en cinco meses de este 2023, según los datos facilitados por Endesa a Europa Press.

En esta radiografía de enero a mayo de 2023, el consumo defraudado en toda Andalucía ha superado los 94,5 millones de kilovatios a la hora. A los más de 33 millones de la provincia de Sevilla le siguen Málaga (16.653.580) y Granada (14.138.403). Almería es la cuarta provincia, con un total de 7.909.913 kilovatios hora defraudados; seguida de Jaén, con 6.646.649; Cádiz (6.405.779); Córdoba (6.019.724) y Huelva, con 3.159.583.

En Almería, lo defraudado vinculado al cultivo de marihuana suma 3.528.909 kilovatios a la hora, un 44% del total. En el caso de Cádiz, han sido 2.253.115 kilovatios a la hora defraudados para plantar marihuana (35% del total); Córdoba, 721.363 kilovatios hora (11,9%); Granada, 5.687.445 (40%); Huelva, 421.671 (13,3%); Jaén, 1.281.068 (19,2%); Málaga, 3.813.387 (22,8%) y Sevilla, con 1.698.645 (5,05%).

En el caso de la provincia de Sevilla, la red de distribución se encuentra "sometida" en ciertos puntos de la ciudad a una "sobrecarga excesiva de potencia derivada del fraude masivo", especialmente dedicado al cultivo de marihuana, lo que ocasiona interrupciones de suministro, justifica Endesa. Del total de centros de transformación repartidos por Sevilla capital, en torno a 3.200, esta situación se registra en sólo 39, que generan el 57% de las incidencias en la red eléctrica de la ciudad.

"Esta sobrecarga a la que está expuesta la red de distribución no tiene ninguna justificación ni explicación técnica, ya que la capacidad de las instalaciones es muy superior a la que teóricamente se necesitaría, incluso si los usuarios en situación legal, con contrato en vigor e instalaciones interiores conforme a la normativa, utilizasen todos sus suministros a la máxima potencia", argumenta la compañía. En esa situación "aun habría capacidad" en los centros de transformación para suministrar 1,8 veces más clientes en las mismas condiciones.

Barrios de Sevilla

La potencia total contratada en los 39 centros de transformación más afectados por el fraude en Polígono Sur, Torreblanca, Palmete, Padre Pío y La Plata es sólo del 34% y asciende a 44.410 KVA. Además, únicamente el 57% de los 15.503 suministros a los que abastecen estos 39 centros de transformación tienen contrato en vigor. En ese sentido, la diferencia entre la potencia de electricidad que circula por los transformadores que dan servicio a estas zonas de Sevilla y la que miden los contadores de las viviendas con contrato es 3,54 veces mayor, "según se desprende de la sensorización de los centros, lo que da una idea del volumen de enganches ilegales y de la cantidad de energía que demandan", apostilla la empresa.

Además, esta energía que demandan los 365 días al año provocan situaciones de "gran riesgo eléctrico" al sobrecargar la red. Para evitar que esa sobrecarga provoque incendios, esta infraestructura eléctrica dispone de protecciones, como los fusibles, que absorben la sobretensión y evitan males mayores. En estas zonas se han registrado picos de 10 fusibles fundidos al día por centro de transformación.

Cada vez que se funde un fusible hay que reponerlo para poder tener continuidad en el suministro, pero para realizar su cambio hay que esperar a que el centro de transformación baje de temperatura, para que los técnicos puedan manipular la red. Esto supone que el cambio de un fusible desde que Endesa tiene conocimiento hasta que se ejecuta pueda suponer una media de dos horas, explica la empresa.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos