martes, 03 diciembre 2019
08:01
, última actualización

Un amago de asalto al pleno que acaba en otro desalojo

La Corrala Dignidad protesta e insulta al alcalde. La Policía expulsa a los manifestantes con críticas de Participa e IU

Iñaki Alonso @alonsopons /
27 dic 2017 / 21:52 h - Actualizado: 27 dic 2017 / 23:29 h.
  • Algunos de los manifestantes de la Corrala Dignidad. / El Correo
    Algunos de los manifestantes de la Corrala Dignidad. / El Correo

La bronca tomó el último pleno del año con otro polémico desalojo, donde la Policía Local intervino para «velar por la integridad de los concejales», después de que los manifestantes, miembros de la Corrala Dignidad, colectivo okupa de la Macarena e invitados al pleno por Participa, no solo exhibieran pancartas y profirieran insultos, sino que trataran de acceder «con violencia» al lugar reservado para los ediles de la corporación local. La versión, aportada por PSOE y PP, colisiona con la de Participa e IU, que definen de «desproporcionada» la actuación «por exhibir una pancarta». Entre forcejeos, varios manifestantes cayeron al suelo y resultaron heridos leves.

El incidente se produjo en medio del debate de la moción de Participa, en el que recriminaba el incumplimiento del gobierno local a las mociones aprobadas en el pleno. Desde la formación de izquierda ya habían molestado su malestar por estar toda la bancada de invitados vacías «y gente en la calle deseando entrar en el pleno».

«Legalmente no es posible», le respondía el edil socialista Joaquín Castillo, porque la bancada de público si estaba lleno. Fue en ese momento cuando, como un resorte, una veintena de integrantes de la Corrala Dignidad se levantaron con pancartas, camisetas que lucían el lema «Espadas no cumple» y al grito de «queremos hechos». Hasta ahí, aunque se incumplía el reglamento del pleno, no pasaba nada más que otras protestas como la que protagonizaron, de mañana, unos 40 trabajadores municipales –apoyados por CCOO– a los que se les había paralizado la prejubilación pactada. Pero la protesta fue a más y algunos trataron de acceder al perímetro reservado para los 31 ediles de la corporación. Ahí es cuando tanto la Policía Local como varios guardaespaldas actuaron de parapeto y mediaron los empujones por uno y otro lado. En las imágenes, se ve cómo algunos manifestantes tropezaban, mientras otros trataban sin éxito de realizar una sentada, en una maniobra que parecía planificada. Así lo intuían también desde la seguridad del Consistorio, que se vio incrementada desde primera hora de la mañana. En medio, los concejales de Participa Julián Moreno o Cristina Honorato participaban activamente y asistían con indignación, mientras, más alejados, el alcalde y Beltrán Pérez hablaban sobre la esperpéntica situación. Mientras se marchaban, los manifestantes acusaban al alcalde de «sinvergüenza». «La gente se muere en la calle por vuestra culpa», le increpaban.

Tras el revuelo montado, llegaron las recriminaciones. El PSOE se encontró de aliado al PP, que, de la mano de la concejal María del Mar Sánchez Estrella, recordó que el reglamento no permite mostrar pancartas, después de que IU y Participa defendieran la legalidad de las protestas. La socialista Carmen Castreño se acogió a esta muleta y recriminó la «posverdad» con la que trabajan algunos –en alusión a Participa– que «manipula creencias y emociones para tratar de influir en la opinión pública». Honorato respondió acusando al alcalde de gobernar «con la porra, el palo y la represión policial».


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016