miércoles, 13 noviembre 2019
12:16
, última actualización

Un basurero bajo el agua en el parque de Miraflores

La limpieza de la ría, que se prolongará hasta mediados de octubre, descubre un vertedero

13 sep 2015 / 19:24 h - Actualizado: 14 sep 2015 / 17:47 h.
  • Un operario mueve los lodos con una máquina retroexcavadora. / El Correo
    Un operario mueve los lodos con una máquina retroexcavadora. / El Correo
  • Un sistema de bombeo ha sacado todo el agua. / El Correo
    Un sistema de bombeo ha sacado todo el agua. / El Correo
  • De la ría han emergido seis bicicletas de Sevici. / El Correo
    De la ría han emergido seis bicicletas de Sevici. / El Correo
  • ...Y un ciclomotor. / El Correo
    ...Y un ciclomotor. / El Correo

TAGS:

La señal de alarma más evidente la dio en agosto la muerte de todos los peces que había en la ría del parque de Miraflores. La investigación determinó que se había producido por falta de oxígeno, algo provocado básicamente por la suciedad que se había ido acumulando en una masa de agua que no se limpiaba desde 2008. Las tareas de saneamiento las inició el Ayuntamiento hace ahora una semana y, por lo pronto, han puesto de manifiesto que el lecho se había convertido en un auténtico vertedero del que no deja de salir porquería, tanto que los trabajos van a tener que prolongarse hasta mediados del próximo mes de octubre.

Para limpiar la ría se está procediendo primero a vaciarla, lo que se ha traducido en una avalancha de basura que no cesa. En el variado catálogo de objetos que han aflorado hay algunos tan llamativos como un ciclomotor, seis bicicletas de Sevici, varias papeleras metálicas y carros de la compra. Todo un basurero subacuático.

Sacar el agua de la ría ha obligado a instalar un sistema de bombeo que ha estado funcionando durante toda la semana pasada de forma ininterrumpida, lo que ha permitido extraer (en colaboración con Emasesa) toda la masa líquida. En total hablamos de unos 6.000 metros cúbicos.

A partir de ahora se inicia una segunda fase en esta operación limpieza, que consiste en dejar que los lodos acumulados se sequen para así poder sacarlos. Los cálculos que maneja el área de Medio Ambiente, Parques y Jardines apuntan a que son unos 2.000 metros cúbicos de lodos. Esta es la operación más complicada y larga, calculándose que se prolongará al menos hasta mediados de octubre... siempre y cuando acompañen las condiciones climatológicas y no llueva, ya que esto alargaría los plazos al volverse a mojar unos lodos que, una vez extraídos, se transportarán a un vertedero.

Toda esta basura y la vegetación que también se ha ido acumulando en el fondo de la ría durante estos siete años en los que no se ha limpiado consumieron el oxígeno del agua, lo que desencadenó la muerte de los peces. La suciedad era tal que finalmente se ha optado por extraer hasta la última gota, ya que el riesgo ahora era que el agua acabara pudriéndose.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016