viernes, 20 septiembre 2019
23:08
, última actualización

Un museo y un auditorio para el nuevo mercado de la Puerta de la Carne

El promotor del mercado de la Carne ultima el proyecto reformado con los vestigios y diez millones de inversión

10 abr 2019 / 16:59 h - Actualizado: 10 abr 2019 / 17:02 h.
  • Un museo y un auditorio para el nuevo mercado de la Puerta de la Carne

La suntuosa Casa Palacio de los Pinelo ha acogido este miércoles una sesión de debate y presentación en torno a la reforma del proyecto destinado a rehabilitar el antiguo mercado de la Puerta de la Carne de la capital andaluza, incluido en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, para que funcione como nuevo espacio de ocio, gastronomía y cultura, una iniciativa cuyas diferentes modificaciones han elevado a unos diez millones de euros la inversión necesaria.

La sesión ha estado encabezada por Pedro Gómez Blázquez, responsable del mercado madrileño de San Miguel y actual presidente tanto de Inversport 2010 como de la unión temporal de empresas (UTE) adjudicataria del contrato licitado por el Ayuntamiento hispalense, para la recuperación y adaptación de este recinto racionalista construido entre 1927 y 1929 según el diseño de los arquitectos Gabriel Lupiáñez Gely y Aurelio Gómez Millán, y en desuso desde 1999.

La actuación proyectada por la UTE estaba valorada inicialmente en unos 7,5 millones de euros, para restaurar por completo el recinto y conformar un nuevo espacio con 24 puestos de hostelería en la planta baja, usos comerciales y de restauración en la primera planta, un mirador en las cubiertas y un sótano dedicado a actividades culturales, con una sala multiusos de 475 metros cuadrados, una sala de exposiciones de 79 metros cuadrados y un vestíbulo de 116 metros cuadrados.

LOS VESTIGIOS ARQUEOLÓGICOS

No obstante, después de que a mediados de marzo de 2017 arrancasen las excavaciones arqueológicas de carácter preventivo asociadas a las obras y fuesen desenterrados restos arquitectónicos del antiguo matadero municipal, encargado en 1489 por los Reyes Católicos y demolido en 1914, el Ayuntamiento de Sevilla, merced a las directrices de la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura, pedía a la UTE una modificación del proyecto original para "integrar" en el mismo los restos rescatados, según un documento municipal recogido por Europa Press.

Más recientemente, en concreto en marzo, el Ayuntamiento solicitaba a la UTE una reforma como tal del proyecto constructivo inicial, bajo la premisa de que los nuevos estudios geotécnicos realizados en 2018 habrían revelado que la cota del nivel freático está "por encima de la profundidad estimada" en un principio, encontrándose dicho nivel en unos 4,10 metros de profundidad en lugar de entre 7,10 y ocho metros bajo rasante como inicialmente se preveía.

Tal extremo incide en el sótano que incluye el proyecto, pieza a su vez estratégica para la actuación porque dicho espacio está destinado a acoger diferentes equipamientos e instalaciones del futuro recinto, dada la imposibilidad de ubicar tales elementos en la cubierta del edificio al gozar el mismo de protección.

MESA REDONDA Y PRESENTACIÓN

En ese contexto, la UTE promotora del proyecto ha celebrado esta sesión de debate y presentación en la Casa de los Pinelo, incluyendo una mesa redonda sobre la "evolución y características" de la iniciativa, con la participación del arquitecto de la misma, Eduardo Martínez Moya; el arquitecto de la Gerencia de Urbanismo Javier Huesa; el también arquitecto Alfonso Jiménez; el arqueólogo de la Consejería de Cultura José Manuel Rodríguez Hidalgo y el arqueólogo contratado para el proyecto, Álvaro Jiménez.

Después, el propio Pedro Gómez Blázquez como presidente de la UTE y el gerente de la misma, Abrahanm Carrascosa, han protagonizado una presentación de los nuevos términos del proyecto ante un publico conformado por vecinos del entorno del mencionado recinto, empresarios y responsables institucionales, contando además con la participación del alcalde hispalense, Juan Espadas.

El primer edil, en ese sentido, ha defendido que frente al "vacío urbano" que actualmente constituye el edificio del antiguo mercado, el proyecto de recuperación del recinto para su aprovechamiento como espacio de gastronomía, ocio y cultura supone la "mejor opción" para "coser bien" la trama urbana y crear todo un "eje" entre el entorno turístico de la calle Santa María la Blanca, el mercado y la antigua Fábrica de Artillería, parcialmente restaurada y destinada a funcionar como nuevo contenedor cultural de la ciudad.

Por eso, y reconociendo las "complejidades" del edificio por aspectos como los vestigios arqueológicos, ha llamado a aplicar "el mejor proyecto técnico posible" y "responder a las expectativas de los vecinos" en materia de arbolado, pues la iniciativa contempla la tala de once árboles de la calle Alejo Fernández afectados por la construcción del sótano proyectado bajo el antiguo mercado, extremo que ha despertado quejas entre los vecinos.

AFRONTAR EL "RETO"

Pedro Gómez Blázquez, de su lado, ha manifestado tras las incidencias surgidas a lo largo de los primeros compases del proyecto que la obra planteada es bastante "apabullante y compleja", si bien ha asegurado que no le asustan los "retos" y él y su equipo no van a "salir corriendo" ante las dificultades surgidas.

Así, ha explicado que su equipo está ya "terminando" el nuevo proyecto técnico, que groso modo incorpora novedades respecto al sótano, al incluir la construcción del mismo unas pantallas de hormigón armado que conformen un único recinto estanco al objeto de salvar la incidencia relacionada con el nivel freático. En paralelo, la reforma del proyecto implica la musealización de los vestigios arqueológicos en el primer nivel del sótano junto con un espacio expositivo vinculado con la historia de Sevilla, toda vez que la planta más profunda del sótano, la segunda, albergará un auditorio y un espacio de usos culturales y ciudadanos.

Mientras tales modificaciones del proyecto inicial de la UTE han elevado el coste calculado de las obras hasta aproximadamente diez millones de euros, Pedro Gómez Blázquez ha defendido que el futuro recinto gana "valor" al incorporar los restos del antiguo matadero y al contar con un auditorio y un espacio "multiusos" en su sótano, ofrecerá a la ciudad el "centro de reunión más potente" de ese sector urbano.

Además, ha defendido que la implantación de un "mercado gastronómico en clave de excelencia" en el recinto estará caracterizada por "lo local" y no por franquicias, asegurando que además de los "400 o 500" empleos asociados a las obras de rehabilitación y adaptación, el enclave sostendrá directa o indirectamente el mismo número de puestos de trabajo en su fase de plena explotación comercial.

"Vamos a crear un espacio de referencia y dinamización para el barrio, para Sevilla y para Andalucía", ha defendido, pidiendo "confianza" y asegurando que su equipo también tendrá en cuenta las reivindicaciones vecinales en cuanto a "espacios verdes". Igualmente, ha manifestado su deseo de contratar un espectáculo del Circo del Sol para la inauguración de este antiguo mercado como nuevo espacio de gastronomía, ocio y cultura, una vez remodelado el proyecto, obtenida la licencia de obras y acometidos los trabajos, que se prolongarían durante unos dos años.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016