viernes, 06 diciembre 2019
01:30
, última actualización

Adiós crisis, hola comida de empresa

Los hosteleros esperan un 10% más de facturación en el que será el fin de semana estrella. Los hoteles esperan a la Nochevieja

15 dic 2017 / 06:27 h - Actualizado: 14 dic 2017 / 21:52 h.
  • Un grupo de amigos espera su menú de comida de Navidad. / Manuel Gómez
    Un grupo de amigos espera su menú de comida de Navidad. / Manuel Gómez
  • Un camarero toma nota de la comanda. / Manuel Gómez
    Un camarero toma nota de la comanda. / Manuel Gómez
  • aaa / aaa
    aaa / aaa
  • El menú cerrado suele ser la opción más demandada por los grupos. / Manuel Gómez
    El menú cerrado suele ser la opción más demandada por los grupos. / Manuel Gómez
  • Presentación de la campaña ‘Pepa te busca hotel’. / El Correo
    Presentación de la campaña ‘Pepa te busca hotel’. / El Correo

Un síntoma inequívoco de la recuperación económica en Sevilla es, a juicio del presidente de los hosteleros, Pablo Arenas, la vuelta a las comidas de empresa pagadas por el jefe. Y comida, puntualiza, más que cena. Porque esta ciudad prefiere disfrutar por el día y alargar la jornada hasta la hora que se tercie. Sea cual sea la elección, el sector estima que la facturación aumentará en aproximadamente un 10 por ciento con respecto al año anterior, concentrándose el grueso de reservas y ocupaciones en unas dos semanas.

«Con la crisis, una de las primeras cosas en las que recortaron las empresas fueron precisamente las comidas de Navidad, así que, al notar una breve mejoría, se vuelven a animar a las reservas», señala Arenas. En general, estas son para grupos más bien pequeños, para los que se conciertan menús de un precio medio que ronda los 30 euros. El dato concreto de la caja que harán los hosteleros sevillanos no está aún claro, si bien un estudio realizado por UniversalPay –filial española de EVO Payments International– afirma que los restaurantes ingresarán de media 13.485 euros, siendo Sevilla la segunda provincia en gasto por detrás de Granada, que llegará a los 14.294 euros. Una cifra que se sitúa por encima de la facturación media en la comunidad autónoma de Andalucía, que alcanza los 11.384 euros.

Este informe prevé que los pagos con tarjeta en el sector de la restauración se dupliquen, por lo que el subdirector adjunto de UniversalPay, Miguel Ángel Cuesta, recuerda que «los establecimientos que cuentan con más facilidades en el pago tienen más posibilidades de incrementar su facturación, sobre todo en estas fechas donde el consumidor busca rapidez y seguridad para disfrutar de su tiempo de ocio».

UniversalPay ha implementado el primer servicio de propinas para los pagos con tarjeta en nuestro país. A través de este servicio, los usuarios tienen la posibilidad de dejar una propina por los servicios prestados a través de su tarjeta, ya sea de débito o de crédito, incluyendo tarjetas contactless. Según explican desde la filial española de EVO Payments International, este terminal de pagos permite activar a los negocios del canal horeca una opción que posibilita el pago y posterior recuento de propinas de manera digital, dando la posibilidad al cliente de elegir un importe fijo de propina (3 por ciento, 10 por ciento o 15 por ciento) o una cantidad a determinar. De esta forma, el servicio permite registrar y destinar esta gratificación económica al turno de trabajo correspondiente.

La idea de tener tanto el coste como los platos concertados de antemano es cómodo no solo para el establecimiento, que con la previsión que maneja puede trabajar mejor y ofrecer más calidad. También los clientes y, sobre todo, su bolsillo, agradecen saber previamente lo que van a pagar, sobre todo si, como suele suceder, se incluye barra libre de bebidas o, al menos, un número determinado de estas.

Pero nunca llueve a gusto de todos. Al salir beneficiados los restaurantes de mesa y mantel por ser los que ofrecen los menús cerrados, los bares de tapas «acaban notando la disminución de la demanda», explica el presidente de los hosteleros. Es por eso por lo que, cada vez más, incluso esos establecimientos se estrujan los sesos para dar a la clientela opciones con precio concertado.

El grueso de los almuerzos o cenas de Navidad, que lógicamente también celebran grupos de amigos y no solo empresas, se suele concentrar en pocos días. Concretamente, según Arenas, el fin de semana estrella será este que hoy comienza, entre el 15 y el 17 de diciembre. «Siempre hay unos diez o catorce días más fuertes de reservas en fechas que van oscilando, pero como la Nochebuena cae este año en fin de semana, la gente prefiere quedar antes y que no coincida», apunta. El estudio de UniversalPay confirma igualmente que los días de mayor número de reuniones navideñas serán el sábado 16 y el viernes 22 de diciembre, fecha en la que los restaurantes recaudarán casi el 25 por ciento del volumen total de facturación de estas celebraciones tan típicas del mes de diciembre.

Aunque la preferencia para la comida suele ser entre viernes y domingo, los miércoles y jueves cada vez ganan más adeptos, dejando los lunes y los martes como días menos propicios en los que, como indica el presidente de los hosteleros, aún es posible encontrar plazas libres.

ALOJAMIENTO ¿Y COTILLÓN?

Precisamente la coyuntura de que tanto Nochebuena como Fin de año caigan en domingo es una buena noticia para los hoteles. Y es que, de esa forma, los huéspedes aprovechan para pernoctar todo el fin de semana.

Desde la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia aseguran, no obstante, que en los alojamientos la demanda siempre es más alta el día 31 que durante el resto de las Navidades. Con respecto a las opciones ofertadas en esas fechas, lo cierto es que la mayoría de los hoteles apuestan por paquetes cerrados que incluyen habitación y cena o solo la cena. De hecho, la asociación señala que «los que ofrecen cotillón, pese a lo que pueda parecer desde fuera, son una minoría». Hay que tener en cuenta que muchos alojamientos sevillanos son de una capacidad menor y no tienen posibilidad de ofertar este tipo de paquetes. Claro que, para no dejar a los clientes con las ganas de celebración, algunos establecimientos se ponen las pilas y lo que hacen es concertar menú o cotillón con ciertos restaurantes o salas de fiesta.

En cualquier caso, para festejar el Año Nuevo por todo lo alto en un hotel hay que estar dispuesto a hacer un desembolso económico importante. «Este tipo de paquetes está más pensado para alojamientos en los que los clientes tienen un alto poder adquisitivo», especifican los hoteleros. Para muestra, un botón. Entre los que sí que dan la opción de celebrarlo todo en el mismo sitio, se encuentra el Hotel Sevilla Center. Por 536 euros la noche, este establecimiento ofrece cena, cotillón, bodega y recena. Después de una degustación de aperitivos, el menú comienza con gambas y langostinos, después corvina salvaje y solomillo de ternera con batata asada. El toque dulce lo aporta el «famoso» postre de trilogía de chocolates sobre bizcocho crujiente de frutos del bosque.

EL GÉNERO, POR ADELANTADO

Sí. Se puede y, si se quiere, se debe ver in situ los platos acordados en el menú que el grupo haya contratado con el restaurante en cuestión. Es una de las recomendaciones que hace el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ante los posibles problemas que se puedan encontrar quienes han cerrado su cena de empresa o de amigos. «Tienes derecho a que el establecimiento especifique si un plato de croquetas a compartir entre cuatro personas va a llevar tres o cuatro. Pero eso no significa que sea una estafa como tal, sino que ya estaríamos entrando en un tema de percepción sobre precios abusivos», apunta Sánchez. Por eso, para evitar sorpresas desagradables, es importante que en el contrato que se firme con el restaurante quede constancia de la cantidad o el peso de los alimentos que se van a servir, al igual que es recomendable reservar, en la medida de lo posible, con un local de confianza.

NO AL COCHE, PEPA TE BUSCA HOTEL

Aunque sea un mantra eso de Si bebes no conduzcas, la Asociación de Hoteles de Sevilla y provincia, avalada por la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Federación Española de Bebidas Espirituosas, puso en marcha el pasado 1 de diciembre la campaña Pepa te busca hotel, a través de la que los hoteles de la ciudad ofrecen una serie de promociones y descuentos en sus habitaciones con el objetivo de facilitar el descanso y evitar el uso del automóvil tras las comidas y cenas de Navidad. A través de una aplicación web, el personaje ficticio Pepa, «una madre o abuela que siempre mira por nuestro bien», ayuda a los usuarios a encontrar habitaciones en los hoteles más cercanos que se hayan adherido a la campaña, unas habitaciones que tendrán descuentos en el precio y cuyo horario de entrada y salida será de 21.00 a 12.00 horas. Así, quienes estén celebrando su comida o cena de Navidad en el centro y vivan alejados de este o en la provincia podrán pernoctar o descansar en hoteles de la ciudad por un precio reducido. La iniciativa cuenta también con el apoyo del Ayuntamiento de Sevilla, la Caja Rural del Sur y la colaboración de la Asociación de Hostelería de Sevilla y la Asociación de Hostelería Nocturna Andaluza.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016