El vestuario se rinde a Caparrós

«Nos ha metido una mentalidad ganadora», explica David Soria

12 may 2018 / 21:36 h - Actualizado: 12 may 2018 / 23:34 h.
"Sevilla FC","El derbi sevillano","David Soria","Ben Yedder","Nolito","Sandro Ramírez"
  • Varios jugadores del Sevilla, durante un lance del partido. / M. Gómez
    Varios jugadores del Sevilla, durante un lance del partido. / M. Gómez

Ben Yedder volvió a ser protagonista en el derbi entre Betis y Sevilla. El delantero francés fue autor del empate a uno y tras el partido se mostraba con sabor agridulce: «Hemos tenido el partido para ganarlo. Al final ha sido una temporada especial, porque hemos estado tanto arriba como abajo pero hemos logrado el objetivo que era estar en Europa. Hemos jugado final de Copa y los cuartos de la Champions y eso hay que valorarlo positivamente. La temporada en general creo que es buena». Sobre su partido en el Villamarín, el galo explicó que salió «con muchas ganas y he podido marcar, que me da muchas fuerzas. El último partido ahora lo tenemos en casa para disfrutar con la afición e irnos con la última victoria».

Por su parte, Nolito, que fue de los más activos del Sevilla y rozó el gol en una gran jugada, explicaba que «la clave ha sido tener a la plantilla enchufada juegue quien juegue. Teníamos un buen equipo desde el principio y desde que ha venido Caparrós nos ha inyectado la idea de ayudarnos todos a todos, era el cambio que necesitábamos. Me ha dado mucho coraje no haber metido el gol en esa jugada que ha rozado el palo, pero yo seguiré intentándolo porque es la única forma de que acabe entrando».

David Soria, que encajó el 2-2 de forma poco ortodoxa, se mostró en la misma línea que Ben Yedder y Caparrós, lamentándose por haber dejado escapar la victoria: «El empate nos da Europa en una Liga complicada por haber llegado tan lejos en otras competiciones y habernos pasado factura. Creo que hemos sido mucho mejores en el partido y hemos podido ganar. Nos ha metido Caparrós una mentalidad ganadora, que somos buenos jugadores y hemos visto que hemos sido capaces de responder a lo que nos había pedido para estos partidos. Ahora queda una fiesta en casa en el último partido casa con la afición».

El canario Sandro, que ha ido de menos a más desde su llegada en enero, indicaba que «el punto es positivo en un partido muy difícil y en un campo complicado. Tuvimos el partido en las manos, pero por detalles se ha escapado. En la primera parte estaba muy en contra pero salimos enchufados en la segunda para darle la vuelta. Hicimos un trabajo sensacional pero la victoria no ha podido ser, nos vamos con un sabor un poco amargo porque lo teníamos ahí. Caparrós nos ha tocado en la cabeza y en el corazón y se ha visto ese cambio, además he tenido minutos en mi posición».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos