Menú

El negro y el morado tiñen la Diputación

Trabajadores y diputados se concentran en silencio por la igualdad de género y en defensa de un empleo femenino menos precario

09 mar 2018 / 08:23 h - Actualizado: 09 mar 2018 / 08:25 h.
"Huelga feminista 8M","8M: las mujeres paran"
  •  El negro y el morado tiñen la Diputación

La transitada avenida Menéndez Pelayo se sumió durante diez minutos en el silencio para reivindicar el Día Internacional de la Mujer. La presencia de más de medio centenar de personas, la mayoría vestidas con prendas negras y moradas, en la puerta de la Diputación taponó con la quietud el ruido habitual del tráfico como preludio a las manifestaciones que por la tarde inundaron de feminismo los cuatro puntos cardinales de la provincia.

La huelga de 24 horas convocados por el Sindicato Andaluz de Trabajadores-Sindicato Andaluz de Bomberos (SAT-SAB), los paros de dos horas al inicio y al final de la jornada de UGT y CCOO se adornaron de pancartas reclamando la igualdad entre mujeres y hombres y el fin de la precariedad laboral que sufren muchas trabajadoras, a pesar de hacer el mismo trabajo que ellos.

Aunque los representantes sindicales reconocen que la Diputación «supera en igualdad a muchas empresas privadas, nunca es suficiente», recordaba el secretario general de la sección sindical de UGT, Manuel Barros. No obstante, la corporación provincial está ultimando el segundo Plan de Igualdad. UGT y CCOO convocaron paros de dos horas a primera y última hora del día para asegurar el servicio en los centros asistenciales.

Menos de acuerdo se mostraron los portavoces de SAT-SAB, María Dolores López y Juan Manuel Martín, quienes pusieron en relieve la «hipocresía» del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, a quien acusaban de «machista» en sus pancartas. «El señor Villalobos se pone de muy feminista e igualitario en los plenos y en la prensa pero después la realidad es muy distinta», criticaba Martín ante la ausencia del mandatario provincial en la concentración. El portavoz de SAT-SAB denunció que precisamente el Día de la Mujer «a muchas de ellas se les ha denegado días que tenían de conciliación familiar, tenían cambios de guardia y de turno en centros asistenciales, por lo que no afectaba al servicio, pero se les ha denegado automáticamente», impidiendo así que muchas pudieran acudir a un acto como el que tuvo lugar ayer en la Diputación.

Desde el SAT-SAB también critican que la Diputación se parapete «en una ley franquista, que sólo afectaba a mujeres, y que el propio Villalobos maquilló», quitando la referencia femenina, para expedientar a una mujer –concretamente la portavoz de este sindicato–. En concreto, le abrieron un expediente informativo a María Dolores López «por una reivindicación» que se hizo con respecto a la medicación en los centros asistenciales, «que se reparte solo por personal auxiliar y no por el técnico».

Estos casos ponen de relieve, según el propio SAT-SAB, que Andalucía «cuenta con diversas realidad que deber ser reconocidas como agentes de cambio social», Realidades conformadas por jornaleras, migrantes, cuidadoras, estudiantes o desempleadas y que son argumento suficiente para «secundar una huelga laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo que ponga en jaque al sistema y deje claro que somos nosotras el primer sustento del que se nutre, asumiendo que sin esa mano femenina, invisibilizada, discriminada y precarizada, todo se paraliza».

La gran ausencia

Apenas doce horas después de que el presidente de la corporación provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, apostara por «hacer piña a favor de esta causa que aboga por la igualdad en la retribución de salarios, en las tareas domésticas, en los puestos de responsabilidad, en el cuidado y crianza de los hijos y, en definitiva, en todo aquello que hacemos y debemos hacer porque somos personas, no hombres ni mujeres», su ausencia en esta convocatoria se hacía más que notable. No obstante, sí que acudió a la concentración que media hora más tarde se producía en las puertas del Ayuntamiento.

Sí acudieron a la cita la portavoz del PSOE en la Diputación, Trinidad Argota, el diputado de Recursos Humanos, Mario Martínez, o el diputado por Ciudadanos, Javier Millán, aunque apenas estuvo cinco minutos de reloj.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos