sábado, 25 septiembre 2021
12:32
, última actualización

Última llamada para los rezagados tecnológicos

Un horizonte por explorar. Las empresas reunidas en Fibes demuestran que Andalucía puede estar a la última, pero advierten de que el último tren está a punto de pasar

12 mar 2018 / 18:46 h - Actualizado: 12 mar 2018 / 21:31 h.
"Economía","El escaparate digital de Andalucía"
  • Las empresas que han acudido a las jornadas Andalucía Digital Week ponen de manifiesto la pujanza del Sur en materia de nuevas tecnologías. / Reportaje gráfico: Manuel Gómez
    Las empresas que han acudido a las jornadas Andalucía Digital Week ponen de manifiesto la pujanza del Sur en materia de nuevas tecnologías. / Reportaje gráfico: Manuel Gómez
  • aaa / aaa
    aaa / aaa
  • El intercambio de ideas y contactos es fundamental en el sector.
    El intercambio de ideas y contactos es fundamental en el sector.
  • El expositor de SHS Consultores y Esri España, uno de los más visitados.
    El expositor de SHS Consultores y Esri España, uno de los más visitados.

aaa

aaa

aaa

aaa

aaa

aaa

aaa

aaa

La imagen estereotipada de una Andalucía rural e instalada en el subdesarrollo es historia: hoy, algunas de las empresas punteras en el ámbito tecnológico están radicadas en el sur, aunque todavía cuesta convencer a muchos de la conveniencia de engancharse al tren digital y, con él, al siglo XXI. Las jornadas Andalucía Digital Week que se celebran desde ayer hasta mañana miércoles en el Palacio de Exposiciones y Congresos Fibes pone de manifiesto esa pujanza de nuestros emprendedores, al tiempo que señala algunos principales desafíos que afronta la comunidad. Los principales, la lucha por garantizar la ciberseguridad y la transformación digital, campo en el que –aseguran– todavía queda mucho por hacer.

A ello se dedica principalmente Ingenia, además de brindar servicios de tecnología de la información (TI) y ciberseguridad, poseen un centro de excelencia de desarrollo software y una línea muy específica de formación por internet (e-learning). «En este momento vemos distintos niveles, Andalucía está moderadamente bien, las empresas cada vez están más en redes y en el comercio electrónico, pero se le puede sacar mucho más partido», afirma Carlos Bentabol, responsable de márketing de esta firma malagueña con una importante delegación en Sevilla, que dispone de una plantilla de 300 trabajadores en España y 50 en Latinoamérica tras 25 años de andadura en 15 países. «Se trata de conseguir que la tecnología te haga más productivo, gustar más a tus clientes y aventajar a tu competencia», agrega.

En su opinión, hace falta que las instituciones ayuden «a concienciar a los empresarios de que la transformación digital les va a ahacer mejores, y que sepan que el que no se transforme, morirá. La administración puede hacer mucho en esa concienciación, especialmente en los sectores tradicionales, y siempre teniendo en cuenta la ciberseguridad».

En este cuarto de siglo, Ingenia –que fue la tercera empresa del parque tecnológico de Málaga– ha visto progresar el sector de un modo vertiginoso. «Hemos visto muchas cosas, tecnologías y fabricantes que ya no existen, burbujas de negocios maravillosos que fueron un desastre... Todo es una locura, el panorama cambia continuamente. Nosotros hemos intentado dar siempre lo último al cliente, pero lo último se convierte en prehistórico muy rápido».

Más pesimista se muestra Pedro Medrano, de la sevillana SHS Consultores, empresa con más de 40 años de andadura y único fabricante de sistemas de alta seguridad de Andalucía. En concreto, son los responsables de un sistema de lectura vascular que puede identificar con precisión a cualquier persona a través de la iluminación de las venas de la mano, mucho más preciso e intransferible que la huella digital. «En España hay más preocupación con el dinero que por la seguridad. Tenemos mejor acogida en Latinoamérica: México, Perú, Colombia...», lamenta. «Por eso en la Consejería de Hacienda, si tienes las claves de un amigo, puedes acceder en la consejería. Y qué decir de la Liga de fútbol profesional, ¿no quieren erradicar la violencia de los campos? Entonces deberían asegurarse de quién entra en ellos, pero claro, el Real Madrid estaba con la huella, y hay intereses para que eso no cambie».

En lo que respecta a transformación digital, Medrano cree que «Andalucía es el culo del mundo: hablas de esto y lo primero que te dicen es que no quieren correr riesgos en el negocio tradicional. Pero el que dentro de cinco años no esté metido en esto, va al hoyo», asevera este profesional que apuesta desde su SHS por innovaciones como la realidad aumentada, aplicable desde la carta de un restaurante hasta el recorrido de un museo.

En el foro en el que se convirá Fibes estos días hay de todo en lo que a horizontes por explorar se refiere. La empresa GWC, también sevillana, es un centro de procesamiento de datos que lleva varios años proporcionando infraestructuras a otras empresas. «Una especie de hotel de servidores», simplifican. En territorio sevillano solo tienen a una multinacional como competencia, y este año pretenden duplicar los resultados de 2017, cosa que ya hicieron el año pasado con el anterior. Aprovechan la voz que les presta este medio para reivindicar de la administración «apoyo para salir fuera de Sevilla y de España», ya que la clientela potencial de estos productos no conoce fronteras.

Tekpyme, con sede en Córdoba y delegación en Sevilla, lleva desde 2011 sirviendo a sus clientes –entre ellos, El Correo de Andalucía– ciberseguridad preventiva y reactiva, enlazada con los sistemas y las comunicaciones de empresa.

«Existen dos tipos de empresa: las que han sido atacadas y las que lo serán», explica uno de sus representantes, que emprendieron esta aventura en plena crisis, y poco a poco han ido creciendo hasta tener una plantilla de 15 personas. «Nosotros ponemos los medios para prevenir y rechazar los ataques, gracias a los hackers éticos que trabajan para nosotros, distintos de los cibercriminales. Pero somos conscientes de que siempre vamos por detrás de estos».

También desde Sevilla acuden a Fibes Quositconsulting, una empresa consultora tecnológica que acaba de celebrar su décmino aniversario y da empleo a 40 trabajadores. «Prestamos soluciones tecnológicas a empresas a nivel infraestructura IT o las ayudamos a sacarle valor a los datos. Creamos un departamento de big data y analítica de datos para ofrecer soluciones, optimizar procesos de negocios, hacer predicción de eventos...», enumera José Luis Tovaruela. También nacieron en plena crisis, «pero a nivel tecnológico siempre hay demanda, y cada vez más», apunta su compañero Alfredo García. «Ahora hemos creado una sociedad nueva, MathIT Technologies, con la idea de duplicar la facturación en los próximos años».

También a Fibes acuden empresas foráneas como Esri España, radicada en Madrid pero con amplia clientela sevillana, incluido Ayuntamiento hispalense y Diputación. Se dedican a brindar «sistemas de información geográfica con aplicaciones que van de la banca al cine de animación», explica Adriana Rangel. «Pones los datos de tu empresa en un mapa, y es más fácil entender la problemática y cómo resolverla», añade la representante de esta marca con 26 años de andadura en nuestro país: tiempo de sobra para haber visto llegar y pasar mucha, mucha tecnología.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla