Cayetano Rivera retoma la profesión de matador en la Feria del Caballo

El segundo hijo de Paquirri ha escogido la plaza de Jerez para abrir su temporada de retorno. En septiembre actuará en la Goyesca de Ronda

15 may 2015 / 12:00 h - Actualizado: 15 may 2015 / 18:46 h.
"Toros","Cayetano Rivera"
  • Cayetano, en una imagen de archivo, vuelve al ruedo después de dos años de ausencia. / Paolo Aguilar (Efe)
    Cayetano, en una imagen de archivo, vuelve al ruedo después de dos años de ausencia. / Paolo Aguilar (Efe)

Los rumores estaban circulando pero la noticia no fue oficial hasta que su presencia en la Goyesca fue un hecho confirmado por la empresa que dirige su propio hermano Francisco, que también cumple temporada de reaparición. A partir de ahí se volvió a poner en marcha toda la maquinaria. Contratado en Ronda, después se supo que el escenario escogido para su reaparición era la plaza de Jerez de la Frontera. Mañana es la cita.

Cayetano ya aparece anunciado en otros ruedos como Granada, Sanlúcar de Barrameda o Ledesma. El resto de compromisos podría venir dictado por el definitivo estado de forma del matador en la cara de los toros aunque todo hace indicar que no será una campaña densa. Cuando desveló su retirada, Cayetano precisó que se trataba «de una mera pausa» dentro de una trayectoria que comenzó hace más de diez años, cuando decidió dedicarse a la profesión que dio fama a su padre, a su abuelo y bisabuelo y a sus tíos Dominguín. «Quiero dedicar este tiempo a otros proyectos que también me ilusionan mucho», declaraba el diestro insistiendo en que se trataba de un mero «paréntesis» para un torero de vocación tardía que abrazó el oficio a la edad en la que otros acarician la retirada. Efectivamente, esos proyectos han tenido un matiz humanitario y han estado ligados a su propia fundación.

Antonio Cayetano Rivera Ordóñez es el segundo hijo de los malogrados Francisco Rivera Paquirri y Carmen Cayetana Ordóñez González. En su juventud condujo su formación hacia el sector de la comunicación audiovisual y llegó a trabajar en la productora de su tío Miguel Bose. Para entonces su hermano Francisco ya era un diestro veterano y la decisión de convertirse en torero coincidió en el tiempo con la crisis de su matrimonio con la modelo Blanca Romero.

Fue Antonio Ruiz, el padre de Espartaco, el encargado de enseñarle los rudimentos de un oficio que tuvo que aprender con prisas. Algunos festivales fueron el preludio de su presentación formal en Ronda el 26 de marzo de 2005, en un cartel mixto junto a Espartaco, que había reaparecido para la ocasión, y su hermano Francisco. Entre aquella fecha y su retirada en Hellín transcurrieron casi ocho años de profesional. La drástica decisión llegó en un momento de discusión de su consistencia taurina. El menor de los hermanos Rivera había contado desde sus inicios con el apoyo de su tío, el diestro Curro Vázquez, reiteradamente puesto bajo la sospecha de llevar la carrera de su sobrino entre algodones. En cualquier caso, Cayetano sí tuvo unos inicios fulgurantes. Fue el novillero más destacado de la temporada 2005 –ganó la Oreja de Plata de Radio Nacional– sumando el empaque de su segundo apellido con el indudable atractivo mediático de su sangre. Con poco tiempo que perder, tomó la alternativa en Ronda –en medio de una enorme expectación– en la Goyesca de 2006. Era el comienzo de una trayectoria irregular en la que ha navegado entre la recurrente discusión de su definitivo compromiso taurino y un larguísimo rosario de percances que superó con la entereza de ánimo propia de su gente. Tampoco faltaron tardes felices en el recuerdo, como su confirmación de alternativa en Madrid.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos