viernes, 28 enero 2022
21:13
, última actualización
Toros

Fallece El Formidable, el ídolo de las peñas de Pamplona

El popular banderillero jerezano, que encontró la popularidad en la cuadrilla de Ruiz Miguel, contaba con 78 años de edad

16 dic 2021 / 11:36 h - Actualizado: 16 dic 2021 / 11:37 h.
"Toros"
  • Fallece El Formidable, el ídolo de las peñas de Pamplona

TAGS:

El popular banderillero Juan Luis de los Ríos Raposo, que hizo célebre en los ruedos el apodo de 'El Formidable', ha fallecido este martes en Jerez a los 78 años de edad. El Formidable había nacido en la ciudad del Guadalete el 17 de mayo de 1943 y se inició muy joven en la aventura del toro, estrechamente vinculado a la casa ganadera de Fermín Bohórquez. Ya era una auténtica celebridad en sus primeras andanzas novilleriles, en los festejos veraniegos que se daban en el coso jerezano en la década de los 60.

Finalmente debutó con picadores en la cercana Sanlúcar de Barrameda el 12 de septiembre de 1963 alternando con Manuel Cano 'El Pireo' y Gabriel de la Haba 'Zurito' en la lidia de novillos de Albaserrada. Gustó en Sevilla y llegó a ser repetido en Madrid, tomando su inconfundible apodo de un conocido programa radiofónico de la Ser, dirigido por Alberto Oliveras, titulado 'Ustedes son formidables'. Se mantuvo tres temporadas en el escalafón menor antes de decidir cambiar el oro por la plata hasta convertir su rotunda figura -su obesidad no le impedía mostrarse ágil, eficaz y brillante en la cara de los toros- en una de las estampas más inconfundibles del mundillo taurino.

El Formidable ya era una celebridad cuando actuaba a las órdenes del diestro portuense José Luis Galloso pero su definitiva popularidad llegó en las filas de Francisco Ruiz Miguel, formando equipo con Juanito Sánchez y Juan de Triana. Excelente capotero, adornaba de una gracia inigualable el tercio de banderillas en medio de la expectación de los públicos.

Su intensa relación con los mozos y las peñas pamplonicas merece capítulo aparte. El Formidable, de alguna forma, se convirtió en un elemento inseparable de la jarana, los cánticos y las consignas del público de sol del coso navarro que lo aclamaba cómo un auténtico ídolo en las tardes de toros de la feria de San Fermín. Su hijo Juan Carlos, que usó el mismo apodo, también fue banderillero después de haber intentado destacar como matador sin éxito. Su temprano fallecimiento, a los 45 años de edad, causó un fuerte abatimiento en El Formidable, un personaje querido, reconocido y absolutamente popular más allá del ambiente taurino jerezano que ha recibido con un gran pesar la noticia de su fallecimiento.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla