Menú

Feria de Abril en la plaza de la Maestranza: de vuelta a la normalidad

La corrida dominical de seis toreros sevillanos servirá de nexo con el ciclo continuado de festejos mientras los aficionados siguen pendientes del estado de Morante

24 abr 2022 / 10:16 h - Actualizado: 24 abr 2022 / 10:19 h.
"Toros","Morante de la Puebla","José María Manzanares","El Juli","El Fandi","Diego Ventura","Esaú Fernández","Miguel Ángel Perera","Antonio Ferrera","José María Manzanares","Canales","Pablo Aguado","Ángel Jiménez"
  • Morante no ha podido actuar en los festejos que estaba anunciado este fin de semana. Foto: Toromedia
    Morante no ha podido actuar en los festejos que estaba anunciado este fin de semana. Foto: Toromedia

El lujoso festejo del Domingo de Resurrección, más allá del decepcionante juego del ganado lidiado, fue la primera señal de que todo ha vuelto a su lugar. La temporada taurina sevillana recupera la normalidad interrumpida en 2020 con el inminente ciclo continuado de festejos que se verá prologado de la corrida coral de este mismo domingo –seis toros para seis toreros sevillanos- que tiene aire de reivindicación profesional. Oliva Soto, Esaú Fernández, Javier Jiménez, Borja Jiménez, Lama de Góngora y Ángel Jiménez, que estoquearán una corrida de Virgen María, se juegan casi todo a una única carta para relanzar sus respectivas carreras, situadas en distintos puntos kilométricos.

Pero el grueso del abono se inicia el próximo miércoles, día 27 de abril, con el tradicional ciclo continuado de festejos dividido entre la preferia y las corridas de farolillos. El serial abrileño –o mayero- no se celebraba desde la primavera de 2029 por dictado de la pandemia. En 2020 se anunció una Feria que no se pudo celebrar y en 2021, después de innumerables peripecias y un viaje a ninguna parte, la temporada taurina se condensó en una atípica, larga e intensa Feria de San Miguel que fue a la postre el ciclo taurino más trascendente de la era pos covid.

Pero todo está preparado para que la plaza de la Maestranza de ponga en velocidad de crucero el próximo miércoles. Se anuncian, además de los seis sevillanos mencionados, un total de 21 matadores de toros y tres rejoneadores que se enfrentarán a 12 ganaderías distintas en el serial de festejos que concluirá el 8 de mayo con el tradicional encierro de Miura. Ya se han celebrado las Fallas pero la cita de Sevilla es el primer gran tamiz de la primera línea del toreo antes de que la gente de coleta escale el puerto de San Isidro.

¿Cómo se encuentra Morante?

Hay que destacar que el peso del ciclo recae sobre la figura de Morante de la Puebla, anunciado para estoquear las corridas de Jandilla-Vegahermosa y Núñez del Cuvillo además del encierro de Torrestrella que ha solicitado expresamente, saliendo de los esquemas tacticistas al uso. Morante quiere seguir apostando por la diversidad de encastes aunque en el ánimo de algunos aficionados sigue pesando la elección de Juan Pedro Domecq, de escaso juego y rendimiento en el primer encierro de los tres que tiene apalabrados el criador de Lo Álvaro en el abono sevillano.

Eso sí: el diestro cigarrero fue el más destacado en la corrida del Domingo de Resurrección, sobreponiéndose a las circunstancias y, especialmente, a la lesión de clavícula que se produjo el Sábado Santo en la plaza de la Línea de la Concepción y que le obligó a torear infiltrado en Sevilla. Morante había asegurado días atrás que estaría listo para torear este domingo en Villaluenga del Rosario pero el festejo, que se tiene que celebrar en la tarde de este domingo, ha tenido que dejarse en un mano a mano entre Canales Rivera y Salvador Cortés. Es la misma solución que se había adoptado el sábado en la corrida de primavera de Brihuega pero Diego Urdiales y Ginés Marín no pudieron hacer finalmente el paseíllo por las inclemencias meteorológicas.

Mientras tanto, el diestro de La Puebla sigue apurando los plazos de recuperación para poder cumplir sin problemas el resto de los compromisos de una temporada en la que ya ha firmado más de un centenar de contratos. Sevilla no admite experimentos. Su próximo compromiso en la Maestranza es el 29 de abril, viernes. Se las verá con Urdiales y Manzanares para estoquear la corrida de Jandilla. Se le espera con ilusión.

La primera línea

Más allá de la primacía de Morante, que tiene contratadas otras dos corridas en septiembre, hay que consignar las tres tardes con las que El Juli –viejo zorro- se ha anunciado en primavera. El madrileño se ha apuntado a las ganaderías de Victoriano del Río, Garcigrande y hace una concesión a Torrestrella en una fecha en la que coincidirá con Morante para darle la alternativa al novillero extremeño Manuel Perera. Roca Rey, uno de los toreros de mayor regularidad triunfal en el inicio de la temporada y José María Manzanares –que aún tendrían que cumplir un tercer compromiso en San Miguel- cumplirán dos contratos en el ciclo continuado, la misma cifra que ha ajustado Miguel Ángel Perera, que se apunta a los victorinos.

El reparto de actuaciones entre la Feria de Abril y el ciclo otoñal de San Miguel ha limitado la comparecencia de Juan Ortega y Pablo Aguado a una única función en el serial que comienza el próximo miércoles. La cifra se sigue antojando demasiado cicatera aunque sus nombres –que se unieron al de Morante en la corrida de Resurrección- siguen concitando la mayor atención del aficionado junto a otros matadores en gran momento como Diego Urdiales, autor de una de las mejores faenas de la pasada Feria de San Miguel o Daniel Luque, un torero que ha logrado saltar de órbita después de algunos años de ostracismo.

Los carteles también anuncian a los matadores José Garrido, Joaquín Galdós, Alfonso Cadaval, El Fandi, Antonio Ferrera, Tomás Rufo –un torero futurible por el que ha apostado la empresa-, Álvaro Lorenzo, Ginés Marín y Cayetano pero hay que subrayar especialmente el gesto del matador sevillano Manuel Escribano que ha asumido el reto de estoquear en solitario la corrida de Miura que servirá para clausurar esta Feria de Abril de vuelta a la normalidad

Desgraciadamente también hay que lamentar algunas ausencias y es que antes de empezar, el ciclo no se ha librado de las primeras sustituciones. Y habrá que echar muy de menos a Emilio de Justo, una de los mejores intérpretes de la pasada Feria de San Miguel, en la que cuajó de cabo a rabo a un gran toro de Victorino Martín. La grave lesión vertebral que se produjo el diestro cacereño el Domingo de Ramos en la plaza de Las Ventas ha obligado a sustituirle por el murciano Paco Ureña –inicialmente ausente de unas combinaciones para las que ni siquiera se le llamó- en la tarde del 5 de mayo. El puesto en la corrida de Victorino Martín, el sábado 30 de abril, no se cubrirá dejando el festejo en mano a mano entre Ferrera y Perera. Y hablando de ausencias, la de Diego Ventura en el festejo ecuestre sigue siendo demasiado elocuente. Suerte para todos. Comienza la fiesta.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos