sábado, 31 octubre 2020
14:48
, última actualización

González-Écija gana el ‘Circuito de Novilladas’ de Andalucía

El novillero ecijano fue el mejor de una final de tono tibio que enseñó las carencias del escalafón menor

05 oct 2020 / 10:40 h - Actualizado: 05 oct 2020 / 10:52 h.
$hmKeywords_Schema
  • González-Écija recogió el trofeo de manos de Victorino Martín y de Miguel Briones. Foto: @ObjetivoJuanma
    González-Écija recogió el trofeo de manos de Victorino Martín y de Miguel Briones. Foto: @ObjetivoJuanma

Jaime González-Écija ya es, con todo merecimiento, el ganador de ese ‘Circuito de Novilladas de Andalucía’ que ha puesto a caminar de la mano a la Junta de Andalucía –sincera y operativamente implicada en el empeño- y a la Fundación del Toro de Lidia. No han faltado otros apoyos y patrocinios, como el de la Fundación Caja Rural del Sur o la Diputación de Málaga en esta iniciativa que, con la que está cayendo, no tenía otro objetivo que sacar del sótano al olvidado escalafón de los novilleros con picadores.

La interminable final, televisada en directo por Canal Sur, se celebró este domingo en la coqueta plaza de Úbeda. El escenario se sumaba a otros cosos –Aracena, Sanlúcar y Antequera- escogidos en la intención de reivindicar el necesario circuito rural del toreo. La FTL puede felicitarse por el buen fin de esta iniciativa pero no debe dejar que algunos flecos sueltos vuelvan a empañar su desarrollo. La elección de los jurados y el sistema clasificatorio deben ser objeto de revisión para desterrar polémicas innecesarias y posibilitar que la terna final sea el resultado de un escrutinio global entre los participantes a la conclusión de la fase clasificatoria. Ya habrá tiempo de hablar de todo ello...

Lo importante ahora es glosar y valorar la proyección del novillero ecijano Jaime González-Écija que ya marcó algunas diferencias en el tercer festejo clasificatorio. El joven torero de la ‘Sartén’ ya colocó su nombre en la primera línea informativa del mundo taurino a raíz de su triunfo en el ciclo veraniego de noveles que se celebra en la plaza de la Maestranza. Dos meses y medio después volvió al coso sevillano para cerrar el festival del Baratillo y la Esperanza de Triana. De ahí a anunciarse –con el covid por medio- en este particular ‘Circuito de Novilladas’ sólo había un paso.

Y el triunfador volvió a enseñar que tiene sentido del temple y la colocación; que sabe encajarse con los novillos y que hasta maneja cierto sentido escénico que le podrían poner a la cabeza del escalafón novilleril cuando pasen estos tiempos bárbaros. Lo pudo mostrar con un novillo, el segundo, algo parado y a la defensiva. Fue más lo que se vislumbra que lo que pudo demostrar con ese animal que acusó el fuerte puyazo recibido. El quinto, distraído y con algún defecto en la visión, fue un bocado más duro para el aspirante ecijano que se vio cogido en no pocas ocasiones...

Había abierto plaza el novillero choquero –o sevillano, a elección- Emilio Silvera, polémico primer clasificado del circuito. Silvera, una vez más, mostró cierta personalidad. Su primer enemigo, que también salió tarifando del caballo, mezcló sosería y bondad a partes iguales. Silvera se fue enfibrando con él logrando los momentos más intensos de su faena en el tramo final, con la muleta en la izquierda y los pies juntos. Tampoco tuvo mala actitud con el cuarto, un utrero deslucido y protestón que nunca se empleó de verdad. El percance de Romero le obligó –fuera de concurso- a lidiar el complejo sexto cuando el festejo ya pesaba como una losa. Fue un animal complicado, rebrincado, que hizo hilo... Poco había que hacer.

En medio de Silvera y González-Écija hizo el paseíllo el novillero gaditano Jesús Romero, protagonista de una encomiable historia de superación personal. Romero ha llegado a debutar con picadores sin importarle la nula funcionalidad de su brazo derecho. Pero esas limitaciones se hicieron patentes en la novillada de este domingo ante un animal tan bravo y codicioso –y de imponente presentación- como el tercero bis que fue, con mucho, el mejor del envío de Guadalmena. Tenía que haber salido en sexto lugar pero salió a la plaza después de correrse turno a la devolución del tercero. Y le vino muy largo a Romero, ésa es la verdad... Había salido a lidiarlo visiblemente quebrantado por la voltereta que le propinó el titular, que también se llevó por delante a un banderillero. ¿Estaba reparado de la vista? Quién sabe... El presidente, dejando el reglamento para los puntillosos, hizo muy bien en devolverlo para evitar males mayores.

Llegados a este punto toca felicitar al ganador y alabar el papel jugado por la Fundación del Toro de Lidia y la Junta de Andalucía. La iniciativa debe continuar. Desgraciadamente también hay que pulsar la alarma por el escaso nivel del escalafón novilleril. No caben paños calientes.

FICHA DEL FESTEJO

Úbeda, 3 de octubre de 2020. Final del Circuito de Novilladas de Andalucía

Ganado: Se lidiaron seis novillos de Guadalmena, de fuerte presencia. El sexto fue un sobrero del mismo hierro que se lidió después de correrse el turno tras la devolución del tercero. El tercero bis –previsto como sexto- fue a la postre el mejor de un envío de fuerzas declinantes y exceso de sosería.

Finalistas: Emilio Silvera (Huelva), de aguamarina y oro, vuelta al ruedo, ovación y ovación en el que mató por Rivero

Jaime González-Écija, de verde oliva y oro, oreja y ovación tras aviso.

Jesús Rivero, de zafiro y plata, oreja en el único que mató.

Incidencias: El aforo permitido se llenó por completo en tarde fría y desapacible. Jesús Rivero pasó a la enfermería tras estoquear al tercero de la tarde que le había propinado una fuerte volterera. Los médicos apreciaron una posible fractura de costilla, pendiente de estudio radiológico, que le impidió continuar la lidia.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016