viernes, 23 abril 2021
01:31
, última actualización

Historia de una temporada que casi no se celebró...

La Fundación Caja Rural ha presentado el libro ‘Maestranza’, una publicación coordinada por el crítico y escritor Carlos Crivell que recoge los pormenores de la campaña taurina que quedó atrás

06 abr 2021 / 11:02 h - Actualizado: 06 abr 2021 / 11:05 h.
"Toros"
  • En la imagen, Manuel Ruiz Rojas, Miguel Briones, José Luis García-Palacios, Curro Romero, Carlos Crivell, Juan Carlos Cabrera y Emilio Pulido.
    En la imagen, Manuel Ruiz Rojas, Miguel Briones, José Luis García-Palacios, Curro Romero, Carlos Crivell, Juan Carlos Cabrera y Emilio Pulido.

TAGS:

En el ambiente pesaban los últimos acontecimientos. El propio Ramón Valencia asistía, con inevitable cara de circunstancias, a los sucesivos discursos de un acto preparado para presentar el libro ‘Maestranza’ sin que faltara el concurso del teniente de Hermano Mayor de la Maestranza, Santiago León, y del mismísimo Curro Romero. Pero en el ánimo de los presentes planeaba una pregunta común que ya ha sido contestada: ¿Habrá toros en Sevilla?

El acto es un clásico de los Lunes de Pascua y recuperaba la fecha tradicional después de su última edición que, por imposición del covid, tuvo que ser retrasada al pasado 28 de septiembre. Se respiraba un ambiente de familia, de la familia taurina, reforzado por esas restricciones de aforo que obligan a separar a los invitados el famoso metro y medio que revoloteaba en las mentes de todos los asistentes. Es la misma medida –convertida en abismo- que separa diametralmente los planes de la empresa Pagés y los parámetros de seguridad dictados por los gobiernos central y andaluz.

Pero hay que retomar el hilo de un acto que en esta ocasión estuvo ayuno de uno de sus capítulos fundamentales: la entrega de esos trofeos Pepe Luis Vázquez que no han podido cumplir su XVI edición. El delgado hilo argumental de la pasada temporada ha aconsejado esperar a mejor ocasión –con permiso de la pandemia- para volver a convocar estos premios que llevan el nombre del gran maestro de San Bernardo.

José Luis García-Palacios, presidente de la Fundación Caja Rural del Sur fue el encargado de dar la bienvenida a los presentes poniendo un especial énfasis en recordar a los ausentes. García-Palacios dedicó el acto al ganadero Paco Domínguez Camacho, consejero de la Caja Rural y miembro de los trofeos Caja Rural, recientemente fallecido. Pero el presidente no dudó en poner el dedo en la llaga al afirmar que tendríamos que ver “los tendidos vacíos un año más”. Era la tozuda realidad, reforzada en la misma jornada del lunes por las contundentes declaraciones de Juanma Moreno que venían a remachar un clavo que ya había empezado a golpear su vicepresidente Juan Marín.

Un libro distinto

Carlos Crivell, coordinador y alma de la publicación, fue el encargado de desgranar los contenidos de esta obra que recoge los aconteceres de las principales plazas andaluzas desde el año 1998 aunque en esta ocasión hubo que narrar lo que pudo ser y no fue. Han pasado más de dos décadas para certificar la mayoría de edad de una publicación que, a pesar de todo, ha permanecido fiel a su cita. “Se trata de un libro diferente al de otros años, con pocas crónicas de ferias, pero con mucha historia taurina debido a los acontecimientos pasados”, señaló el veterano informador y crítico sevillano. “El acto de hoy es completamente diferente al de todos los años” volvió a advertir Crivell sin dejar de mostrar una indisimulada nostalgia por la ausencia de esos premios que “forman un binomio bien avenido” con el propio libro presentado este lunes. “Era fundamental demostrar que esta crisis no va a poder con nuestras tradiciones” añadió el coordinador del libro ‘Maestranza’ para justificar la publicación de una obra que, tradicionalmente, analiza lo acontecido en las plazas de Sevilla, Jerez, El Puerto de Santa María, Málaga y Córdoba.

En esta ocasión cuenta con el concurso de firmas como las del propio presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; el ex diputado Luis de Grandes; el diestro Curro Romero; el ex director de Juegos y Espectáculos de la Junta José Antonio Soriano; el catedrático y escritor Andrés Amorós; los ganaderos Eduardo Miura y Victorino Martín o el periodista Alberto García Reyes a los que hay que unir las crónicas y reportajes de los compañeros de la prensa especializada además de un completo álbum fotográfico entre otros contenidos. Crivell suele señalar cada año que el libro ‘Maestranza’ del año siguiente ya ha empezado a escribirse. Pero este año no será así. El coso del Baratillo quedó mudo y solo en la tarde del Domingo de Resurrección y posiblemente no podrá abrirse en Primavera. No sabemos cuándo ni cómo podrá escribirse esa primera letra.

Un público de calidad

El acto lo iba a cerrar el teniente de alcalde, delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera pero había un especial interés en escuchar a Miguel Briones, secretario general de Interior y Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía que abundó durante su largo discurso en los logros administrativos del gobierno andaluz en relación con la Tauromaquia sin terminar de despejar todas las dudas –por más que los hechos sean tozudos- en torno a la hipotética celebración de la temporada primaveral preparada por la empresa Pagés, condicionada a poder abrir la plaza de toros de la Maestranza en la mitad de su aforo.

“No seré yo quien diga cómo y cuándo se deben dar toros en Sevilla”, señaló Briones añadiendo que “sería muy positivo que a lo largo del año se abra la Maestranza”. Eso sí, el secretario general de Interior y Espectáculos Públicos, sin abandonar el tono diplomático, puso el asunto en situación. “Estamos en un momento muy crítico y todos tenemos la obligación de actuar con la máxima responsabilidad debido a los índices sanitarios” explicó antes de dejar una mirilla abierta a la esperanza: “ojalá lo planificado sea posible”, sentenció.

Pero Briones también había explicado alguno de los vaivenes de la cuestión taurina en el seno del propio gobierno andaluz. “La tauromaquia necesita una situación especial y hemos tenido que dar la cara frente a otras consejerías por ello” explicó el responsable de los espectáculos públicos de Andalucía reconociendo que el público taurino es “de mayor calidad” que el de otros espectáculos de masas como el fútbol además de recordar que no se ha producido ningún contagio en el transcurso de los festejos celebrados durante la pasada campaña. Briones manejó datos, cifras, comparaciones... pero siguió dejando en el aire la celebración de la temporada sevillana mientras continúa la venta de entradas en las taquillas de Pagés por más que se repita en voz baja que esta primavera tampoco habrá toros en Sevilla.


Edictos en El Correo de Andalucía