jueves, 28 enero 2021
10:10
, última actualización
Observatorio taurino

Incertidumbres otoñales

El mundo taurino se vuelve a replegar a sus cuarteles en espera de la evolución de esta pandemia que sigue sembrando demasiados interrogantes

30 nov 2020 / 12:27 h - Actualizado: 30 nov 2020 / 12:31 h.
"Observatorio taurino"
  • La imagen de las ruinas de la antigua plaza de toros de Utrera simboliza perfectamente el estado del toreo en el otoño de 2020.
    La imagen de las ruinas de la antigua plaza de toros de Utrera simboliza perfectamente el estado del toreo en el otoño de 2020.

Nadie sabe lo que va a pasar...

En el toreo sólo hay dos estaciones: la temporada y ese largo invierno que se inicia por San Lucas y termina de desperezarse por completo en San José. Pero la onomástica del santo carpintero ya no está tan lejos y casi todos los actores del negocio siguen tentándose la ropa sin saber a ciencia cierta qué pasará el año que viene. Nadia acierta a orquestar un plan común para hacer frente a este descalzaperros. No ha concluido aún la llamada segunda ola y ya se empieza a advertir que la previsible –no sabemos si inevitable- relajación de costumbres que llevará aparejada la Navidad podría provocar una tercera marea vírica que podría convertirse en puntilla. Sería la peor resaca de unas fiestas que ya asumimos como excepcionales. No hace falta ser virólogo para aventurarlo pero, en cualquier caso, esa reactivación del dichoso covid-19 volvería a ser una nueva mina en la línea de flotación del toreo en unos meses clave para poner en pie la transición a una verdadera normalidad.

En el mundillo taurino –y las altas esferas empresariales- se empieza a tener claro que nada podrá ser como fue. Se localizan a duras penas los problemas pero nadie tiene soluciones. Eso sí: la pasada semana hablábamos de la línea roja marcada por algunos gestores para abrir las grandes plazas de toros: ese 50% del aforo que se considera necesario para poder cuadrar las cuentas. Pero todo podría volver a saltar por los aires si el famoso bichito sigue campando a sus aires en los meses iniciales de 2021... Asumiendo que sería muy complejo reeditar el formato clásico de las Fallas o la Feria de Abril volveríamos a colocarnos en la tesitura de pasar en blanco un año más marcando un peligroso punto de no retorno.

Una retaguardia en ruinas

Pero el fundido a negro del negocio incluye la calamitosa situación del campo bravo, el drama laboral del proletariado del toreo y, ojo, la definitiva decadencia de la mayoría de las primeras figuras de los últimos lustros, encerradas en sus cuarteles de invierno mientras aprieta el aguacero y otros siguen –como en el cuento de la lechera- pensando en defender sus respectivas cotizaciones. La sensación es que algunos de ellos han quedado amortizados por esta pandemia que sigue cobrándose víctimas en la familia del toro. La última ha sido el ganadero José Luis Iniesta, de nacencia sevillana y propietario de dos hierros de distinto encaste –José Luis Iniesta y Los Espartales- además de tesorero en la Unión de Criadores de Toros de Lidia en la que desarrolló una excelente labor.

Y hablando de la Unión -la más antigua y prestigiosa asociación ganadera de España, Francia y Portugal-, la semana pasada sorprendió al anunciar su pretensión de convertirse en la carpa común de todo el campo bravo. La Unión de Criadores se ofrece como marca global a las otras cuatro asociaciones ganaderas argumentando que “la crítica situación que se atraviesa en la actualidad obliga necesariamente a un planteamiento responsable y unificador de las mismas” según explicaba la entidad en un comunicado emitido la pasada semana. Se trataría, en definitiva, de unir fuerzas y objetivos frente a la actual adversidad además de establecer un único canal de interlocución frente a todas las administraciones: desde Europa hasta las autonomías pasando por los dudosos ministerios del actual gobierno del Reino de España.

Incertidumbres otoñales
La imagen corresponde a la misa taurina organizada por la Hermandad del Baratillo el pasado año. Foto: Andrés Alfonso Quiles

Se acaba el mes de los difuntos

En la semana que quedó atrás la gran noticia fue el fallecimiento de Maradona. Deja atrás una vida en la que su infierno interior acabó ganando la partida al enorme talento que atesoraba. En Sevilla se recuerdan aquellos meses esquizofrénicos en los mezcló titulares en las páginas deportivas y en las de sucesos. Después de su primera estancia en el antiguo Andalusí Park de Sanlúcar la Mayor le alquiló el chalet de Simón Verde a Espartaco, que le instaló una inmensa barbacoa para sus asados. Paradojas de la vida, el pibe no tuvo empacho en participar en un partido en contra de las drogas organizado en Jerez el que participaron toreros como José Luis Galloso, Manolo Cortés y El Mangui además de la habitual baraja de famosos.

Que la tierra le sea leve a él; también a la controvertida periodista taurina Mariví Romero, fallecida en Benidorm el pasado viernes a los 81 años. Su padre, el emblemático periodista del diario Pueblo, le abrió el camino a comienzos de los 70 para que tomara las riendas del programa ‘Revista de Toros’ en Televisión Española junto a Manolo Molés que, siendo de la misma quinta, aún permanece en la brecha. En estos días se ha ponderado su condición de primera crítica taurina para no desentonar de los tiempos que vivimos pero casi nadie se ha atrevido a entrar en la dureza –y la nefasta influencia- de aquellas emisiones pretendidamente regeneracionistas que querían ver fraude en todas partes.

Lo dejamos ahí aunque aquel tiempo merece un reportaje. Y hablando de difuntos, la pandemia también ha impedido la celebración de esa entrañable misa –casi una celebración familiar- que organiza cada año la Hermandad del Baratillo para honrar la memoria de los que se fueron y dar gracias por el buen fin de la campaña taurina. Se celebra –o celebraba- en coincidencia con el besamano de la Virgen de la Caridad, patrona de aquella recordada Asociación Benéfica de Socorros a la Vejez del Toreo. Desde este Observatorio nos rendimos a sus plantas y pedimos al Señor de la Misericordia por todos los hombres del toro: los de ayer, los de hoy y los de siempre.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016