sábado, 31 octubre 2020
19:43
, última actualización

José María Garzón: «Mi obligación moral es dar toros»

El empresario sevillano ha agotado el papel para el mano a mano entre Morante y Juan Ortega que servirá para celebrar taurinamente el día de la Hispanidad desde la plaza de Córdoba

09 oct 2020 / 10:47 h - Actualizado: 09 oct 2020 / 10:50 h.
"Toros"
  • José María Garzón, en su toma de posesión como nuevo empresario de la plaza de toros de Córdoba.
    José María Garzón, en su toma de posesión como nuevo empresario de la plaza de toros de Córdoba.

TAGS:

José María Garzón es, por derecho propio, uno de los protagonistas indiscutibles de la primera temporada de la era pos-covid. El empresario sevillano ha sido el organizador de las dos corridas que más expectación han generado en este extraño 2020: la del 140 aniversario de la Plaza Real del Puerto y la que está a punto de celebrarse en Córdoba con motivo del día de la Hispanidad. La primera de ellas le costó ser cuestionado por sus propios colegas pero la resolución de la Policía Autonómica -que ha verificado que se guardaron todas las medidas de prevención obligadas por la Junta de Andalucía hasta ese momento- refuerza su papel emprendedor en un año en el que los principales escenarios del toreo han permanecido cerrados.

La verdad sólo tiene un camino...

Por supuesto, la verdad sólo tiene un camino. Yo tenía la conciencia muy tranquila porque sé cómo se hicieron las cosas en El Puerto de Santa María; igual que se están haciendo en Córdoba. A la perfección, vamos. ¡En exceso! Hemos tomado medidas que ni siquiera recoge la Consejería de Salud y Familia pero nosotros queremos ir a más. Así estaba El Puerto y así se ha demostrado. Esto sirve para que el honor de mi equipo, y el mío propio, quede intacto. Aquí lo único que se ha hecho es dar toros, trabajar por el toreo, con un esfuerzo tremendo, con mucho valor... Es muy difícil dar toros en estas circunstancias y que nos ataquen por cumplir nuestra obligación y ser valiente... No sabía que salía tan caro ser valiente.

La empresa Lances de Futuro, con José María Garzón al frente, se ha encontrado con un calor inédito y unánime en el aficionado y hasta la prensa antes de conocer

Y tenemos que dar las gracias por todas esas muestras de cariño. Han sido innumerables, de muchísimos profesionales, de figuras del toreo, de ganaderos, compañeros... pero, sobre todo, del aficionado y el público en general que es el que más nos importa. Sólo puedo tener palabras de agradecimiento para ese cariño. Ha sido mucho y ha sido muy bonito vivir esto.

Todo eso ha pasado y ya estamos a las puertas de la corrida de Córdoba, convertida en gran acontecimiento por la singularidad del año que vivimos.

Sin duda, la corrida ha cogido un ambiente tremendo. Se agotó el papel en 24 horas -las 2.961 entradas que podíamos vender- y ha cogido corrida de vitola grande. Ha sido brutal. Estoy feliz de la respuesta de la afición. Se han volcado... pero es que Morante y Juan Ortega, los ganaderos de Jandilla, todos están poniendo un cariño y un interés impresionante. Morante ha aceptado torear un mano a mano con un nuevo valor como Juan Ortega; el otro día salió esa imagen suya, a caballo, delante del Cristo de los Faroles... Son cosas que le han dado un ambiente tremendo a la corrida sin olvidar que es el día de la Hispanidad, tan marcado dentro del momento que está viviendo España.

Y es un cartel valiente. Un mano a mano entre un torero prácticamente nuevo con una figura de referencia implicaba romper la baraja, salirse del sota, caballo y rey

Se me ocurrió la idea y el equipo de Morante lo vio bien. Tengo mucho que agradecerle ahí. Es un cartel bonito, fresco, que no está visto y sí, he roto un poco con las cartas de siempre. Y al final ha sido un acierto porque la demanda ha sido grande. El que juzga es el público, que es sabio, y si demanda ir es que has acertado.

José María Garzón: «Mi obligación moral es dar toros»
Garzón ha sido, hasta el momento, el último empresario en contratar a José Tomás.

Ya ha hablado en otras ocasiones de la necesaria reestructuración del sector, mucho más acuciante después de estos meses de pandemia. Posiblemente hay que ir hacia nuevos modelos, nuevas estrategias y hasta nuevos actores. ¿Todo eso es posible sin la televisión?

Hay que cambiar y hay que ponerse ya. Y tenemos que pensar que va a pasar el año que viene. No podemos estar dando vueltas al tema. El año que viene no va a ser normal. No se trata de ser pesimista –yo me tengo por optimista- pero hay que ponerse con ello. Lo de la tele es importante, por supuesto, pero también tenemos que estar preparados para dar carteles sin ella. Hay que calcular todo, ver los números, saber lo que hay y partiendo de unos mínimos, tirar hacia delante. Ojo, hay sitios en los que se ha permitido el 50 y el 75 por ciento de aforo. A ver si es que ahora se llenan las plazas todos los días... Hemos escuchado que con media plaza no se puede dar... ¿Y usted cuanta gente llevaba el año anterior? Evidentemente las medidas anti covid han complicado las cosas. En Córdoba ha habido que renumerar entera una plaza con casi veinte mil localidades, poner pegatinas...

Adaptarse o morir...

Si he tenido un acierto ha sido darme cuenta que desde el 14 de marzo todo había cambiado. Lo de antes no va a volver y tengo que ponerme a trabajar con lo que hay. No puedo estar esperando a que cambien las cosas. 2019 no va a volver; en muchos años. Espero equivocarme pero lo tuve claro desde el principio. Aquí hay que hacer cosas. ¿Con media plaza? Pues con media plaza. ¿Con mil personas? Con mil personas... Hay que hacer cosas, verificar los costes de producción y a partir de ahí tirar hacia delante. No se trata de ganar dinero este año. No creo que nadie lo haya ganado y muchos lo habrán perdido. Pero hay que hacerlo. ¿Estarán ganando dinero los grandes artistas en sus conciertos? Pero tienen que hacerlo. Es una obligación moral.

El toreo no se puede permitir el lujo de dejar cerradas ciertas plazas en 2021.

No puedo hablar de otras plazas pero sí puedo hacerlo de las mías. Yo tengo que dar toros, seguir trabajando para dar toros. Si los condicionantes son darlos con 2.000 personas pues tendré que hacerlo así. A lo mejor hay que pensar en otro formato de corrida... No lo sé pero si sé que hay que trabajar.

Se ha hecho cargo de una plaza con más historia que presente.

Sí, la plaza de Córdoba es de primera pero se encontraba en una mala situación. ¡Pues habrá que sacarla para adelante! Ya hemos dado el primer golpe. Se lleva hablando de Córdoba más de un mes. ¿Cuánto tiempo hacía que no se hablaba así de Córdoba? En un momento de pandemia hemos conseguido ese logro. Pues poco a poco. Yo no esperaba que Córdoba sonara tanto. Y ha sonado...

La clave es ilusionar

Eso es muy importante para el aficionado. Tienen que creer en un proyecto. Es importantísimo para que ese proyecto pueda salir hacia delante. Cada vez que he cogido una plaza he pedido confianza, ayuda e ilusión. Así salieron plazas como Mérida o Cáceres, de una situación nefasta; Algeciras, que estaba muy mal; Granada, regular... No se trata de que yo sea muy bueno o muy malo pero sí hay que ganarse la ilusión del aficionado y trabajar mucho... y tener un poco de valor. ¡Ahora hay que echarle tela!

Hablando del Puerto, el sabor es agridulce pero...

¡Es muy dulce! Entraron 5.451 personas; se dio una gran espectáculo, una puesta en escena muy buena, fueron muchas cosas...

Entonces tendrá ganas de que salga el pliego

¡Claro! Con todo lo que he pasado en El Puerto para dar una corrida de toros... Tengo mucha ilusión porque salga ese pliego. Ojalá sea aceptable y pueda ganarlo. Me hace una ilusión tremenda. Este año ha sido un lío tremendo y el que viene no será mucho mejor porque la situación de España está muy mal. No sabemos cuánto durará la pandemia, cuándo llegará la vacuna... Por no hablar del tema económico. Pero hay que mirar hacia delante. Esto nos ha tocado a nosotros, no les ha tocado a nuestros abuelos. A ellos les tocaron cosas peores y salieron.

No sé si el teléfono de José María Garzón ha recibido alguna llamada de disculpa...

Nada de nada. Nadie...

¿Le han quedado ganas de ofrecer su versión de los hechos?

Ahora estoy centrado con Córdoba pero cuando pase esta corrida hablaré del Puerto y de muchas cosas. En torno a esa corrida perdí hasta el apoderamiento de Paco Ureña. Siempre habíamos hablado de la independencia entre la faceta de empresario y la de apoderado. Y es perfectamente posible. Pero los que tanto alaban eso luego te lo critican. ¿Qué quiere la gente? Y los que han hecho declaraciones sobre mí, ellos sabrán. Ya son


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016