viernes, 21 febrero 2020
01:15
, última actualización

Joselito: cien años de gloria

La Hermandad de la Macarena y la cátedra Sánchez Mejías han abanderado esta iniciativa para reivindicar la memoria taurina, histórica, social y hasta devocional del llamado ‘Rey de los toreros’

11 dic 2019 / 19:00 h - Actualizado: 11 dic 2019 / 19:06 h.
"Escultura","Patrimonio","San Bernardo","La Macarena","Espacio","Turismo","Universidad","El tiempo","Construcción","Justicia","Historia","Fotografía"
  • Foto: Jesús Barrera
    Foto: Jesús Barrera

La rueda de prensa convocada en la Casa de Hermandad de la Macarena había despertado una gran expectación. Se trataba de exponer el ambicioso programa de actos organizado por la hermandad y la Cátedra Sánchez Mejías de la Universidad Hispalense para conmemorar el centenario de la trágica muerte de Joselito El Gallo en la plaza de Talavera de la Reina. El poder de convocatoria de la cofradía de San Gil –que hizo el resto- se vio subrayado por la asistencia de las autoridades que ocuparon plaza de oyentes para conocer de primera mano esa declaración de intenciones que, de alguna forma, refresca la importancia taurina, social, histórica y hasta devocional de una de las figuras más relevantes para entender la historia de la ciudad de Sevilla en el primer cuarto del siglo XX.

José Antonio Fernández Cabrero, hermano mayor de la Macarena, vinculó el centenario de la trágica muerte de Gallito al programa de actos del 425 aniversario de la propia corporación de la Madrugada sevillana –que se cumple en 2020- aunque quiso darle un matiz especial. “La importancia de José y el respeto, la consideración y el acto de justicia que merece el hombre, el hermano, el oficial de junta y el torero, hace que nos adelantamos”, señaló Cabrero. “Es un centenario que va más allá de una escultura” afirmó el hermano mayor recalcando que “la figura de José no se comprende sólo como torero; pero es que la hermandad de la Macarena tampoco se entiende del todo sin figuras como Rodríguez Ojeda y Ojeda tampoco se entiende sin Joselito”, explicó Fernández Cabrero.

El máximo responsable de la cofradía de la Macarena fue mucho más allá: “esta Hermandad tenía una deuda con Joselito El Gallo”. Y esa deuda tendrá un tributo visible en la escultura que ya prepara Manuel Martín Nieto. “Salvo en Gelves o San Fernando, Joselito no contaba con una escultura en Sevilla y no lo he podido comprender nunca; esta hermandad y su junta de gobierno, con la ayuda impagable de la cátedra Sánchez Mejías y la comisión nombrada será capaz de lograrlo”, sentenció el hermano mayor.

Vigencia de Joselito El Gallo

Había llegado el turno de palabra de Francisco Aguado, biógrafo de Joselito y comisario de la exposición que se enmarca dentro del programa de actos previsto. Aguado evocó la figura de Ignacio Sánchez Mejías para recordar que el polifacético diestro sevillano –cuñado y discípulo de Joselito- llegó a encerrar a Rafael Alberti para que alumbrara el texto que ha inspirado el lema que dará cobertura a todos los actos previstos: “Joselito, 100 años de gloria”.

Aguado ubicó la figura del torero en el tiempo, el espacio y la historia que le tocó vivir. “Fue un auténtico Mozart, que tomó la alternativa con 17 años y dominó todas las suertes de la Tauromaquia con tanto dominio que le dio no sólo para llenar la Edad de Oro del toreo junto a Juan Belmonte sino que fue capaz de introducir la Tauromaquia en el siglo XX”. Para el biógrafo más autorizado de Joselito, se trata de un “adelantado a su tiempo; no sólo dominaba la Tauromaquia anterior sino que vislumbra los caminos por los que transitará la moderna”.

Francisco Aguado refrescó otros caminos abiertos por Joselito, como la moderna crianza del toro de lidia. “No sólo domina el ruedo sino que domina también los despachos”, señaló el comisario de la futura muestra sobre la figura del Coloso de Gelves, al que coloca como inspirador de la futura administración del negocio de la Fiesta además de alentador de la construcción de las plazas monumentales, incluyendo el efímero coso de San Bernardo en Sevilla o la madrileña plaza de Las Ventas que, aunque no pudo ver, supervisó sus planos. “Nos encontramos con el auténtico diseñador del toreo moderno”, remachó Aguado antes de señalar el olvido interesado de la verdadera dimensión de su figura después de su trágica muerte en Talavera, “oculta tras el gigantesco mito literario de Juan Belmonte”.

El profesor Juan Carlos Gil, director de la Cátedra Sánchez Mejías de la Universidad Hispalense recalcó que el epígrafe que marcará todo el programa de actos, más allá de las entidades organizadoras, será ese ‘Joselito, 100 años de gloria’. “El 16 de mayo de 1920 Joselito atraviesa la gloria y entra en el templo de la Tauromaquia y ese momento ha quedado en la memoria de todos los aficionados y nos lleva al poema de Alberti” explicó Gil aludiendo a la exposición que se detalla en la información vinculada a este texto.

La estatua conmemorativa

Manuel Martín Nieto, el escultor e imaginero de Morón de la Frontera, será el encargado de materializar en barro primero y en bronce después la memoria del torero de Gelves. Martín Nieto, con la ayuda de Manuel Peña y Andrés Luque Teruel, se ha basado en una conocida fotografía de Joselito para idear un monumento que le retratará con la montera en la mano y liado con el capote de paseo. Se trata de una escultura de tamaño natural que pretende retratar “al torero y al devoto de la Virgen de la Esperanza”.

El escultor, que descubrió el boceto en dos dimensiones antes de detallar las claves de su obra, afirmó que había querido representar al “macareno que haga su último paseíllo mirando a la Virgen de la Esperanza”. La escultura esconderá otras claves, como el rostro de la Virgen en el interior de la montera que sostiene el torero. El pedestal de la escultura estará flanqueado de cuatro relieves que retratarán todas las facetas del mítico diestro en relación con la cofradía de la Macarena: las mariquillas, la corona de Reyes, su relación con su hermano Rafael y Eduardo Miura y la imprescindible referencia a Juan Manuel Rodríguez Ojeda.

El espaldarazo a esta iniciativa de la cofradía de la Madrugada y la cátedra Sánchez Mejías no podía ser más contundente y tuvo un cumplido reconocimiento por parte del hermano mayor. No faltó la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo. Cabrero, que saludó al teniente de alcalde Antonio Muñoz, excusó la presencia de Juan Carlos Cabrera, delegado de Fiestas Mayores y hermano de la corporación de San Gil. Eso sí, agradeció especialmente la presencia de Miguel Briones, secretario general de Interior y Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, además de la Delegada Territorial de Fomento, Cultura y Patrimonio Histórico en la provincia de Sevilla, Susana Cayuelas. Tampoco faltó la presencia de Antonio Jiménez, gerente del Consorcio de Turismo de Sevilla, el antiguo hermano mayor de la Hermandad de la Macarena, Juan Ruiz Cárdenas, y la directora del Gran Meliá Colón, Rosana González, que recientemente se ha vinculado a la cofradía.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016