domingo, 16 mayo 2021
13:02
, última actualización

La Junta sigue cifrando el aforo de las plazas de toros a la interpretación de la norma estatal

El consejero Bendodo ha mantenido un encuentro con los principales empresarios taurinos de Andalucía con la ausencia destacada –por motivos personales- de Ramón Valencia

28 abr 2021 / 12:43 h - Actualizado: 28 abr 2021 / 12:45 h.
$hmKeywords_Schema
  • La Junta sigue cifrando el aforo de las plazas de toros a la interpretación de la norma estatal

Las principales empresas taurinas de Andalucía tendrán que seguir pendientes de la aplazada interpretación de la norma estatal, publicada en el BOE el pasado 23 de marzo, que obliga a mantener una separación mínima de metro y medio de espectador a espectador en todos los espectáculos públicos. Es la principal conclusión del encuentro mantenido este miércoles entre Elías Bendodo, consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior acompañado de su viceconsejero Antonio Sanz y el secretario general de Interior y Espectáculos Públicos, Miguel Briones, con los gestores taurinos más destacados de Andalucía entre los que ha destacado la ausencia de Ramón Valencia, que ha excusado su presencia por motivos personales. Sí han estado presentes otros empresarios como José María Garzón, Alberto García, Antonio Matilla o los responsables de la plaza de toros de La Merced de Huelva.

El tema del metro y medio es la reclamación más importante por parte de los empresarios y se va a seguir reclamando al gobierno de España que se pronuncie de una manera tajante y clara antes del 9 de mayo aunque es cierto que hay ferias que necesitan ya como interpretar las normas o como proceder” han explicado a El Correo fuentes cercanas a la consejería de Presidencia. “El consejero ha intentado trasladar a las empresas las limitaciones de la Junta porque se trata de una norma estatal y aunque ha reconocido que algunas comunidades han interpretado la norma a su manera desde Andalucía no se quiere confrontar con el gobierno de España sino ir de la mano” ha señalado la misma fuente precisando que “si los servicios jurídicos de la Junta marcan una cosa no los puedes contradecir”.

“Se va a insistir en ese aspecto al gobierno de España”, explica el entorno de Presidencia, puntualizando que “la intención es poder interpretar la norma a favor de los empresarios para facilitar su trabajo” recordando la nueva situación, previa al levantamiento del estado de alarma, en la que ya se autorizan los desplazamientos entre provincias y se han modificado los horarios de hostelería.“Cada foro en el que participa la Junta, cada consejo interterritorial, cada reunión por sectores... en todos los foros se pide que clarifiquen el asunto”, añade la misma fuente preguntándose por las circunstancias que regirán cuando concluya el estado de alarma.

Es obligado recordar que la estricta interpretación de esa norma ya obligó a suspender la temporada preparada por la empresa Pagés en la plaza de la Maestranza –sujeta a poder vender la mitad del aforo- a pocas horas antes de su inicio, previsto para el 18 de abril. Ramón Valencia, empresario del coso sevillano, ya ha trasladado todos los festejos anunciados al mes de septiembre sumándolos a las corridas previstas para la feria de San Miguel.

El caso más urgente, en estos momentos, es el de la Feria del Caballo de Jerez de la Frontera que tiene prevista su celebración entre los días 8 y 9 de mayo. La empresa que dirige el empresario Antonio Matilla está vendiendo el 50% del aforo previsto y podría verse abocada a suspender el ciclo si se mantuviera la literalidad de la norma que obliga a mantener ese metro y medio de separación de espectador a espectador.


Edictos en El Correo de Andalucía