Menú
Toros

La Quinta: una ganadería a las puertas de su debut maestrante

Los hermanos Martínez-Conradi mostraron sus sensaciones antes de su trascendental cita con la Feria de Abril en la segunda sesión de las ‘Lecciones Magistrales’ de Aula Taurina

25 ene 2023 / 10:57 h - Actualizado: 25 ene 2023 / 10:59 h.
"Toros"
  • Los ganaderos junto al periodista Jesús Bayort y Miguel Serrano, presidente de Aula Taurina.
    Los ganaderos junto al periodista Jesús Bayort y Miguel Serrano, presidente de Aula Taurina.

TAGS:

La divisa de La Quinta, esos toros cárdenos que pastan en los campos de Palma del Río, es la más esperada de una Feria de Abril que se encuentra en plena gestación en los despachos de la empresa Pagés que presentará los carteles, previsiblemente, a mediados del mes de febrero. Se trata de una ganadería en excelente momento que ha devuelto a la más rabiosa actualidad la histórica sangre Buendía-Santacoloma, recuperando las citas, las plazas y los carteles de la primera fila del toreo. Mientras se hacen cábalas sobre la terna que podría estoquear los ‘grises’ de Fuenlahiguera –en los corrillos se habla de toreros como El Juli o Pablo Aguado- los responsables de la vacada, los hermanos Álvaro y José Martínez-Conradi comparecieron en la segunda sesión de las tradicionales ‘Lecciones Magistrales’ que organiza Aula Taurina bajo la moderación del periodista sevillano Jesús Bayort .

El acto, celebrado en el Salón de los Carteles de la plaza de la Maestranza, incluyó la proyección de un vídeo resumen de los mayores hitos de la vacada en la temporada 2022 incluyendo los triunfos de toreros como Roca Rey, El Juli, Ginés Marín o Daniel Luque que protagonizó la tarde más resonante de la campaña en el ruedo francés de Dax incluyendo el indulto de un gran ejemplar que marcó la cúspide de la temporada de la ganadería.

Bayort abrió fuego destacando el papel de Álvaro Martínez Conradi, padre de los actuales responsables de la vacada, que inició esta aventura ganadera en 1987, adquiriendo reses a la familia Buendía de pura procedencia Santa Coloma. “Son más de treinta años en sus manos en los que la familia ha podido sublimar el encaste, adaptar el toro santacolomeño a las exigencias de la lidia moderna, mejorando su trapío sin perder las características de su procedencia”, señaló el moderador antes de dar paso a Álvaro –el hijo- que recordó a los presentes –el recinto estaba lleno de aficionados- la “larga travesía” de dificultades en unos años en los que el encaste “había perdido el interés para los toreros y para la afición”. “Ha sido un ejercicio de paciencia, ya que ser ganadero es una tarea a largo plazo” continuó Martínez-Conradi. “Para ello, durante unos 15 años nos hemos dedicado a buscar el toro que queríamos, pero hemos lidiado sobre todo novilladas; anduvimos el camino de la polvareda”, precisó el joven criador.

Personalidad, tipo y comportamiento

“Tratamos de buscar la variedad conservando el tipo, hemos buscado la forma de mejorar el tamaño de los pitones manteniendo el resto en su proporción habitual”, matizó su hermano Pepe al hablar de la adaptación del tipo recortado del toro de Santa Coloma a las exigencias del mercado actual en el que se ha sobredimensionado el volumen por encima de las hechuras. Pero los objetivos son claros. “Queremos un toro con clase y ritmo, pero ese tipo de toro necesita un torero que lo entienda, algo que por fortuna hemos conseguido y las figuras ya no rehúyen a nuestros toros”, añadió el menor de los hermanos. “De todas formas, ese conocimiento de la ganadería se ha producido también en muchos toreros que no son figuras y han matado nuestras corridas”, precisó.

En cualquier caso, el mayor interés del público giraba en torno al encierro que presentará la ganadería en su esperado, demorado y cada vez más próximo debut en la plaza de la Maestranza. “Llegamos a Sevilla en el momento oportuno, todo requiere su tiempo. Es verdad que ya el pasado año pudimos venir, pero no fue posible al final. Sevilla es muy importante para nosotros, su ruedo es muy grande, los corrales son muy particulares y las exigencias del público son muy altas. Tenemos 10 o 12 toros preparados y estamos muy ilusionados”, señalaron los jóvenes criadores que despejaron temores en torno a las peculiaridades de un encaste cuyo trapío no tiene que ver con las básculas. “Los veterinarios conocen nuestro encaste. En Francia ocurre somos libres de llevar los toros que no parecen más adecuados y es un modelo que funciona muy bien”, argumentaron.

El coloquio dio para más abordando asuntos candentes como el de la difícil economía del campo bravo, la alimentación y los saneamientos, los veedores de las empresas y los toreros o los criterios seguidos por los ganaderos en sus tentaderos, verdadero laboratorio de ideas de cualquier ganadería de lidia. “Es primordial la suerte de varas, ya que si no entran por lo menos seis veces no se aprueba” explicaron los ganaderos que aludieron a tres virtudes -recorrido, humillación y transmisión- como parámetros válidos para valorar el comportamiento de la becerra en la muleta. Pepe argumentó que “el toro debe ser exigente, para que quien presencia la corrida valore la labor de los toreros”. Queda poco para comprobarlo en Sevilla.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos