viernes, 05 marzo 2021
15:09
, última actualización

Los toreros ganan su primera batalla a Yolanda Díaz

Un juzgado de Alicante ha dado la razón a los profesionales taurinos frente a la discriminación del SEPE en el acceso de las ayudas aprobadas para los artistas de espectáculos públicos

28 ene 2021 / 16:42 h - Actualizado: 28 ene 2021 / 16:44 h.
$hmKeywords_Schema
  • Los toreros ganan su primera batalla a Yolanda Díaz

Los profesionales taurinos han obtenido su primera victoria judicial contra el SEPE tras las múltiples querellas interpuestas contra el organismo público a raíz de la discriminación sistemática que les impedía acceder a las ayudas extraordinarias aprobadas para artistas en espectáculos públicos.

La primera resolución judicial, favorable para los profesionales taurinos, ha tenido lugar en Alicante. En este sentido, el Juzgado de lo Social Nº 2 de Alicante reconoce al torero como artista en espectáculos públicos en la demanda formulada por el afectado J.C. P.R. junto con la UNPBE (Unión Nacional de Picadores y Banderilleros de España) contra el Servicio Público Estatal de Alicante.

“Declaro el derecho del actor a percibir la prestación extraordinaria por desempleo en los términos previstos en el art. 2 del Real Decreto Ley 17/2020, de 5 de mayo, condenando al Organismo demandado a estar y pasar por dicha declaración y el abono de la prestación correspondiente”, firma la sentencia.

Reconocimiento como artistas

Antonio Martínez, abogado de la UNPBE, ha declarado que esta victoria “reconoce a los toreros como artistas e impide la discriminación que por ideología ha pretendido hacer el Ministerio de Trabajo”. “Esperamos que sirva para contener nuevos ataques y que se respeten los derechos de los profesionales taurinos” ha remachado el letrado.

Cabe recordar que el pasado 5 de mayo, el Real Decreto Ley 17/2020 de apoyo al sector cultural recogía unas prestaciones extraordinarias al desempleo dirigidas al colectivo de artistas en espectáculos públicos, entre los que se encuentran los profesionales taurinos, incluidos en la categoría de artista en espectáculo público desde el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto.

Sin embargo, “esta prestación fue denegada desde entonces por distintas oficinas de empleo, una denegación ideológica promovida por el Ministerio de Trabajo” según apunta la Fundación del Toro de Lidia (FTL9 recordando que “ante la disparidad de criterios entre el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Trabajo, desde la FTL y la UNPBE se abrieron todo tipo de vías para acabar con esta discriminación”.

“Hemos interpuesto querellas, recursos, mantenido reuniones en el Congreso con los distintos grupos parlamentarios para recabar apoyos o, entre otras acciones, presentamos también un escrito el 8 de junio ante el Defensor del Pueblo solicitando su intervención”, apostilla Victorino Martín desde su condición de presidente de la FTL resaltando que la resolución del Defensor del Pueblo, enviada a la FTL el 23 de septiembre, avaló la tesis de la inmotivada discriminación hacia los profesionales taurinos por parte del Ministerio de Trabajo y Economía Social que había sido esgrimida por la FTL, “siendo así un refuerzo más a los múltiples procedimientos administrativos y penales llevadas a cabo por la FTL y la UNPBE”.

“Y si bien es cierto que el pasado 3 de noviembre se creó una prestación específica para que los profesionales taurinos pudiesen tener acceso a ayudas extraordinarias a las que tienen derecho, la FTL y la Unión Nacional de Picadores y Banderilleros Españoles consideran que los profesionales taurinos están incluidos en la categoría de artistas y que por tanto tienen derecho a una prestación extraordinaria desde que esta se aprobara en mayo de este año” señala el mismo comunicado explicando que “continúan exigiendo ese derecho en los diferentes procedimientos judiciales en marcha contra el SEPE y que este jueves, en Alicante, han obtenido la primera victoria”.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía