viernes, 23 abril 2021
01:31
, última actualización

Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón

El diestro de Gerena cuaja a placer a un ejemplar de Murube en un festejo que no respondió a las expectativas levantadas por culpa del ganado

28 mar 2021 / 20:31 h - Actualizado: 28 mar 2021 / 20:35 h.
"Toros"
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón
  • Luque muestra su gran momento en el desafío ganadero de Morón

TAGS:

La gran faena instrumentada por Daniel Luque a un noble ejemplar de Murube ha sido la nota más destacada del decepcionante desafío ganadero organizado en Morón de la Frontera que ha servido de apertura de la temporada taurina en la provincia de Sevilla.

El empresario José María Garzón se estrenaba así al frente del coso que levantó Manolo Morilla hace ya veinte años asumiendo las estrictas medidas de seguridad y aforo que, en la práctica, redujeron el taquillaje a poco más de un millar de localidades que se vendieron a los pocos días de ponerse a la venta.

Al comienzo del festejo no faltó un guiño a esta Semana Santa sin cofradías en las calles en forma de marcha procesional. La banda tocó 'Coronación de la Macarena' antes del inicio del paseíllo. Hubo pasodoble, Marcha Real y hasta nuevos guiños cofrades en los toques de clarín para cambiar los tercios.

Pero tenía que salir el toro... Abrió plaza un precioso ejemplar burraco de Osborne tan noble como flojo. Luque apenas pudo estirarse en un quite por chicuelinas que Marín replicó por el mismo palo saliendo tropezado. El animal se derrumbó a las primeras de cambio y sólo permitió a su matador dejar un puñado de apuntes y una gran estocada sin que la cosa trascendiera nada.

El segundo, un 'santacoloma' con el hierro de Pallarés, se desplazó en el capote de Marín pero no terminó de emplearse en el peto. Tampoco acabó de romper en la muleta del diestro extremeño mientras echaba el freno, desparramaba la vista y se desentendía por completo de un trasteo cada vez más diluido.

El toro de Partido de Resina se había enlotado para salir en tercer lugar. Fue una pintura de animal, de pelo cárdeno capuchino, que no se dejó pegar ni un lance. El bicho llevaba siempre la cara por las alturas, topaba en los capotes y se movió sin clase ni estilo en la muleta de Luque, que hizo un esfuerzo baldío.

La corrida pesaba cuando salió el cuarto, el esperado ejemplar de Miura que había escogido el propio Ginés Marín en el sorteo previo. Era un serio entrepelado que se defendió en el capote y cortó en banderillas después de cobrar un fuerte puyazo. En el último tercio no pasó de soso. Marín lo toreó en una faena intrascendente que le sirvió para cortar una oreja sin peso ni poso.

El quinto, muy basto, estaba marcado con el hierro de Murube. Luque intentó animar el cotarro imprimiendo variedad a su capote y cuando la tarde parecía hundida irremisiblemente surgieron los mejores muletazos de manos de Daniel Luque , puro mimo y pulso para administrar la noble pero tambaleante embestida del toro. El matador de Gerena mostró así su excelente estado de forma y sitio, llegando a torear al ralentí en una gran labor, pura seda, en la que no se dejó nada dentro.

El sexto, por fin, era de Juan Pedro Domecq. Marín se estiró de verdad con el capote pero el animal blandeó en la lidia. Marín, a por todas, comenzó de rodillas pero no logró cogerle el aire a la que pudo ser la embestida más potable de un presunto desafío ganadero que quedó en agua de borrajas.

FICHA DEL FESTEJO

Se lidiaron, por este orden, toros de las siguientes ganaderías: Osborne, inválido; Pallarés, soso y reservón; Partido de Resina, muy deslucido; Miura, sin contenido; Murube, blando y noble; y Juan Pedro Domecq, potable pero a menos.

Daniel Luque, de Rioja y oro, ovación, silencio y dos orejas

Ginés Marín, de grana y plata, ovación, oreja y silencio

La plaza cubrió por completo el aforo previsto, unos mil espectadores, en tarde espléndida y primaveral. Actuó como sobresaliente Enrique Martínez 'Chapurra'. José Chacón saludó tras parear al quinto.


Edictos en El Correo de Andalucía