Morante: «Hace falta una regeneración en el ánimo del aficionado»

El diestro de La Puebla apuntó las claves de su temporada en una intensa jornada en la que recogió los premios concedidos por las tertulias del Aero y El Porvenir

11 mar 2022 / 11:07 h - Actualizado: 11 mar 2022 / 12:16 h.
"San Bernardo","El tiempo","Me gusta","Feria de San Miguel","Galardones"
  • El diestro de La Puebla, junto a los tertulianos de El Porvenir.
    El diestro de La Puebla, junto a los tertulianos de El Porvenir.

Morante no para. La larga lista de premios que subrayan la grandeza de la temporada 2021 le obligan a ir de acá para allá cosechando galardones. Este jueves tocó recoger el trofeo ‘Memorial Manolo Vázquez’ que concede la tertulia taurina del Aero y el premio ‘a la excelencia taurina’ que entregan cada año los infatigables tertulianos de El Porvenir en su cenáculo del restaurante Pando, sede habitual de las tertulias. Fue en esta segunda entrega donde el diestro de La Puebla ofreció unas interesantes declaraciones después de recoger el original trofeo, un mosaico que evoca las antiguas obras romanas que Fernando Vera, presidente de la tertulia, entregó haciendo alusión a las musas.

Pero el cuidado acto, que contó con la glosa del periodista Jesús Bayort, iba a servir para que Morante expusiera las claves de una temporada atípica en la que está dispuesto a rebasar el centenar de contratos pisando plazas y alternando con compañeros que se encontrarían muy lejos de una campaña al uso. El diestro de La Puebla partió de los condicionantes de la temporada 2021, un año que se echó a la espalda haciendo una ecuación de calidad y sentido de la responsabilidad que le convirtió en triunfador indiscutible. “El año pasado yo hice lo que tenía que hacer o lo que demandaba la responsabilidad adquirida que con el tiempo me ha hecho ser un torero, quizá, guardián o velador de lo que es la tauromaquia en todos los sentidos”, reflexionó el diestro cigarrero.

Pero el torero se adelantó a la curiosidad e interés de los aficionados presentes aportando algunos titulares inesperados. “Sí es verdad que este año va a ser un año especial porque he decidido junto con mi apoderado y mi gente torear y rebasar las cien corridas de toros”, recordó Morante. “Después de todo lo que hemos pasado con el tema del covid hace falta una regeneración de ánimo y un renacimiento en el aficionado, en el sentir del buen aficionado” prosiguió el matador confirmando que había aceptado ir a muchos pueblos. “Pero han sido los empresarios y los alcaldes los que han hecho el esfuerzo para que yo esté ahí, poniendo todo su cariño”, matizó el diestro de La Puebla. “Voy a estar con todo el gusto pero sé que va a ser una temporada irrepetible” advirtió Morante. “Son ya muchos años y será difícil de repetir”, insistió el matador subrayando la excepcionalidad del año 2022: “No me gusta ni creo que deba hacer una temporada tan larga otros años”, remachó.

Pero Morante aportó otros datos interesantes como su renuncia a participar en ningún mano a mano para dar entrada al mayor número de toreros posible en los carteles en los que participe. “El año pasado sí lo hice; toreé uno con Juan Ortega en Sevilla porque no pudo asistir Pablo Aguado” aclaró el torero explicando que no quería “caer en la tentación última”. “A veces pecamos o se ha pecado tanto de que todo el evento sea sólo para dos, para una figura y otro, para dos figuras...”, reflexionó Morante.

“Todo eso va a hacer que sea una temporada bonita, intensa pero va a ser difícil porque mi amigo y apoderado Pedro firma cien corridas de toros con mucha energía; se firman muy contento pero después hay que trabajarlas” bromeó Morante antes de ponerse serio. “Ahí viene la parte difícil; unas veces vienen los contratiempos, las volteretas, los sinsabores... y a veces se hace muy dura”, añadió, dejando claro que los resortes de su carrera son manejados por él mismo. “He querido hacerme un poco cargo de mi temporada para hacerla a mi gusto. Por eso estoy de una forma muy independiente y hace falta que la suerte nos ayude pero lo primero es la intención y la intención está ahí y voy a intentar no defraudar a nadie. Esperemos que las musas acompañen...”, concluyó antes de retomar esa invocación a las musas, acariciando el trofeo..

Morante: «Hace falta una regeneración en el ánimo del aficionado»
Morante recogió el trofeo ‘Manolo Vázquez’ de manos de Carolina, la hija del maestro de San Bernardo. Foto: Toromedia

Del Aero al Porvenir

El torero, ya se ha dicho, venía de recoger el trofeo ‘Manolo Vázquez’ que concede la tertulia del Aero, ya más que asentado en su magnífica y nueva sede de Álvarez Quintero. El galardón venía a subrayar el conjunto de la actuación de Morante en la Feria de San Miguel y su memorable faena del 1 de octubre a un toro de Juan Pedro Domecq. También se destacó la gran temporada protagonizada por el torero. Morante de la Puebla ya había logrado hacerse acreedor de este galardón en la temporada 2016.

En el acto de entrega participaron el presidente de El Aero, Enrique Moreno de la Cova, el ganadero Carlos Urquijo, que dedicó un poema al premiado, y Manuel Vázquez Gago, ganadero e hijo del maestro al que rinde homenaje este premio. Después de recibir el galardón de manos de Carolina Vázquez Gago, un busto del recordado torero Manolo Vázquez obra de Luis Álvarez Duarte, Morante de la Puebla pronunció unas palabras en las que hizo referencia a sus seis tardes en el abono sevillano, expresando su deseo de no defraudar al aficionado.

Este prestigioso trofeo se creó hace quince años en homenaje al recordado maestro de San Bernardo Manolo Vázquez. En ediciones anteriores ha recaído en figuras como Enrique Ponce, César Rincón, José María Manzanares, Julián López ‘El Juli’ (dos ocasiones), Núñez del Cuvillo, Lama de Góngora, los hermanos Miura, Pepe Moral, Eduardo Dávila Miura, Morante de la Puebla, Antonio Ferrera, Juan José Padilla y Pablo Aguado


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla