Menú

Morante, Ortega y Roca Rey: tres palos del toreo para la Goyesca de Ronda

Los dos toreros sevillanos y el paladín peruano forman el plato fuerte de la Feria de Pablo Romero que volverá a sumar en una misma jornada la corrida a pie y el festejo de rejones

13 jul 2022 / 18:11 h - Actualizado: 13 jul 2022 / 18:13 h.
"Toros"
  • El teniente de la Maestranza rondeña junto a Carlos Franco, la alcaldesa y Francisco Rivera Ordóñez. Foto: Toromedia
    El teniente de la Maestranza rondeña junto a Carlos Franco, la alcaldesa y Francisco Rivera Ordóñez. Foto: Toromedia

TAGS:

Los carteles ya son oficiales. La plaza de la Real Maestranza de Ronda volverá a vestirse con sus mejores galas para acoger la LXV Corrida Goyesca. Volverá a ser el indiscutible plato fuerte de una feria, la de Pedro Romero, que recupera la plena normalidad festiva y taurina después de los dos largos años del covid: si en 2020 se llegó a anunciar el festejo pero no pudo celebrarse por las restrictivas medidas impuestas por la Junta de Andalucía en materia de aforos, en 2021 estuvo ayuno de la vertiente festiva que otorga carácter a las calles de Ronda en esos días.

Francisco Rivera ha unido en el mismo cartel –la tarde del 3 de septiembre- al genio de La Puebla –en la mejor temporada de su vida- junto a ese vendaval peruano llamado Roca Rey que está arrasando en su paseo las ferias. Ambos son dos de los toreros más ‘goyescos’ de los últimos años. En el caso del limeño, se presentó en 2018, estuvo anunciado sin poder comparecer en 2019 y 2020, y retornó en 2021, en un imprevisto mano a mano con Aguado por ausencia de Cayetano. El contrapunto de ambos será un clásico como Juan Ortega que debuta en el lujoso festejo rondeño en una temporada crucial para consolidar su presencia en las ferias y su condición de torero de vitola. Se enfrentarán a una corrida de Jandilla y Vegahermosa.

Las combinaciones de toros y toreros han sido presentadas en un acto celebrado en la Real Maestranza de Caballería de Ronda que ha contado con la presencia de su teniente de Hermano Mayor, Rafael Atienza, además de la alcaldesa de Ronda, Mari Paz Fernández y el matador de toros Francisco Rivera Ordóñez, organizador del ciclo taurino. En el mismo acto se ha presentado el cartel del creador madrileño Carlos Franco, presente en el acto, que ya ejerció esa función para la Maestranza de Sevilla en la temporada taurina de 2017.

La feria de Pedro Romero incluye la tradicional corrida rondeña de rejones, en su XL edición, que volverá a repetir horario matinal en la doble jornada del día 3. Se anuncian los jinetes Pablo Hermoso de Mendoza, Lea Vicens y Guillermo Hermoso de Mendoza que lidiarán un encierro de Fermín Bohórquez. La novillada sin picadores, el primero de septiembre, anuncia a los aspirantes locales Ignacio Candelas y Moli de Ronda junto a cordobés Manuel Román para despachar erales de Yerbabuena.

Morante, Ortega y Roca Rey: tres palos del toreo para la Goyesca de Ronda
El creador madrileño Carlos Franco es el autor del cartel de la Goyesca de 2022.

Un poco de historia

Hablar de la goyesca de Ronda implica hacer un repaso a más de seis décadas de toreo y fidelidad a un apellido: el de los Ordóñez. La primera Goyesca se celebró, sin vocación de continuidad, para conmemorar el segundo centenario del nacimiento del mítico diestro rondeño Pedro Romero. Fue en 1954, uniendo en el mismo cartel los nombres del Niño de la Palma (hijo), César Girón y Antonio Bienvenida.

La idea reverdecería en 1957, consagrando su continuidad, ya en manos de Antonio Ordóñez. Desde entonces sólo se ha interrumpido, por obras en la plaza, en 1963 y en coincidencia con la primera retirada del maestro además de en 2020 por imperativo del covid. Ordóñez llegó vestirse de majo -casi siempre de blanco con pasamanería negra- hasta dieciocho veces. Las primeras goyescas reeditaron el formato de corrida concurso y Antonio Ordóñez alternó con toreros como Rafael Ortega, Aparicio o Bienvenida. Sólo falló a la cita en 1961. El año anterior había sido testigo de la alternativa de Paula de manos de Julio Aparicio

1964 marcaría el nacimiento de una nueva etapa: Antonio volvió a ser fijo en los carteles en el lustro prodigioso que finaliza en 1969. Ha cambiado la baraja: repiten Bienvenida o Aparicio pero ya aparecen los nombres de Miguelín o Palomo Linares. El maestro de Ronda no compareció en 1970. Tampoco lo hizo en 1971, año de su auténtica retirada en San Sebastián.

Morante, Ortega y Roca Rey: tres palos del toreo para la Goyesca de Ronda
Antonio Ordóñez fue el encargado de dar carácter y categoría a la Goyesca de Ronda.

La última etapa del maestro

Pero Ordóñez volvió a prepararse a fondo para volver a su festejo más querido en 1972, mano a mano con Bienvenida. Llegó a matar más de 50 toros a puerta cerrada antes de volver a enfundarse el traje goyesco. Retirado de la guerra de la temporada, su comparecencia anual en Ronda se convirtió en una auténtica peregrinación de aficionados de todo el mundo que lo vieron alternar con matadores de la talla de Paquirri o Camino -bases de este periodo- además de Curro Romero o Manzanares, que se convertiría en el torero más recurrente de las goyescas de la década siguiente.

El maestro de Ronda volvió a tomar distancia en 1978 y 1979. Los carteles experimentaron un extraño bajón de calidad que se recuperó por completo en 1980, año del recordado mano a mano entre el mismísimo Ordóñez y su yerno Paquirri. Ésa fue la última Goyesca del genio de Ronda, que también tenía previsto actuar en la de 1981 -año de su frustrada reaparición- aunque se hizo sustituir por El Cordobés. A partir de entonces, Ordóñez se consagró a la organización de un evento al que le costó recuperar su ausencia. Francisco Rivera Ordóñez actuó por primera vez en la Goyesca en 1996. Su abuelo organizó la última dos años después. El último Paquirri es, desde entonces, el alma de un evento que constituye un homenaje a su dinastía.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos