Menú

Mujer y tauromaquia: un binomio con poder de convocatoria

La flamante asociación, que preside María Domecq, se presentó en sociedad en un brillante y concurrido acto celebrado este jueves en el Salón de los Carteles de la plaza de la Maestranza

20 ene 2023 / 11:45 h - Actualizado: 20 ene 2023 / 11:48 h.
"Toros"
  • La matadora de toros Cristina Sánchez en el transcurso de su intervención. Foto: Rafael Lemos
    La matadora de toros Cristina Sánchez en el transcurso de su intervención. Foto: Rafael Lemos

TAGS:

La tertulia posterior a una tarde de toros en Sevilla –Morante había despachado una corrida de Juan Pedro Domecq- reunió a un grupo de mujeres vinculadas al mundo del toro en torno a una animada y apasionada charla para desentrañar las claves de la lidia. La conversación animó a dar forma al grupo, a buscar un lugar para hacerlo y hasta a embarcarse en distintas actividades con una vocación social. Fue el germen, el primer chispazo vital de la asociación ‘Mujer y Tauromaquia’ que se ha presentado en sociedad en la fría noche del pasado jueves abarrotando el Salón de los Carteles de la plaza de la Maestranza como hacía tiempo que no se veía...

Este grupo de mujeres taurinas –las chicas son guerreras- exhibieron músculo y poder de convocatoria en un cuidado, medido y elegante acto en el que no faltó la plana mayor del cuerpo nobiliario, con su teniente Santiago León al frente, y un extenso grupo de toreros que dieron carácter de acontecimiento a lo que se había convocado como una mera presentación. Espartaco, El Litri, El Juli, Juan Ortega, los hermanos Javier y Borja Jiménez, Pablo Aguado, Rafa Serna, Alfonso Cadaval o la novillera cordobesa Rocío Romero se unieron a una extensa representación de la sociedad sevillana y el mundillo del toro en el que no faltaban Ramón Valencia –inmerso en la gestación de los carteles de la temporada sevillana-, los criadores José Murube y Guillermo García Palacios o el empresario y apoderado José María Garzón junto a otras personalidades como Manuel Ruiz Rojas, director de la Fundación Caja Rural, o el abogado baratillero Joaquín Moeckel además de los condes de Peñaflor, representantes de la política municipal y autonómica y el candidato popular a la alcaldía de Sevilla, José Luis Sanz.

“Todas estamos enlazadas de una u otra manera a este precioso mundo que es paralelo a la sociedad que vivimos” explicó la presentadora del acto, Gemma Ramos, invocando un lugar propio en el mundo del toro. Ramos puso el toro en suerte a un hombre, el jinete Javier Buendía, que bromeó con el público que abarrotaba el recinto al señalar que, una vez más, habían pedido “un rejoneador por delante”. Buendía, antes de dar un viva a la Virgen del Rocío, subrayó el fin benéfico de todos los fondos que pueda recabar la flamante asociación a través de las distintas actividades que se vayan organizando irán destinados a sufragar las imprescindibles iniciativas de ANDEX, la asociación pro niños oncológicos que alienta María Luisa Guardiola, otra mujer del toro...

Mujer y tauromaquia: un binomio con poder de convocatoria
El acto logró llenar hasta la bandera el Salón de los Carteles de la plaza de la Maestranza. Foto: Rafael Lemos

Cristina Sánchez: desmontando el falso feminismo

Cristina Sánchez, la matadora de toros que ha alcanzado más metas en tan difícil profesión, tomó la palabra hablando de igualdad pero desterrando términos demasiados manidos como “género” en un mundo contaminado por la política. “Es la primera vez que participo en un acto como éste; la inauguración de una asociación sólo de mujeres, de mujeres taurinas”, explicó la torera madrileña. “Nunca especulé con mi condición de mujer y me limité a seguir los valores que encierra el toro” refirió Cristina hablando de virtudes como la “constancia, sacrificio, dedicación y una gran dosis de amor propio”.

La torera reconoció que en su época en activo llegó a tener muchas ofertas para envolverse en una bandera feminista con la que nunca se encontró cómoda. “Siempre decliné la invitación porque consideré que no servía de nada; mi lucha era muy diferente” añadió Cristina Sánchez precisando que la verdadera “igualdad y respeto” se consiguen “siendo un profesional más en aquello que decidas ser”.

“Nunca me hizo falta reivindicar nada a través del feminismo”, recalcó antes de explicar que en los 90, con mayores trabas laborales, “se daba mucho más importancia a que una mujer rompiera barreras”. “Nunca he estado ni cerca ni lejos de ningún movimiento feminista”, reincidió la torera insistiendo en que su meta había pasado por ser “una profesional más, con los mismos problemas y las mismas satisfacciones” que sus compañeros masculinos. Pero la veterana matadora no rehusó hablar de las trabas actuales que encuentra la tauromaquia, cercada por el rechazo de movimientos animalistas “empeñados en imponer una cultura nueva, urbanita, sin tradiciones ni mundo rural”. De la misma forma denunció el “impresionante dogmatismo” y el “insoportable adoctrinamiento político que coharta la libertad de profesionales y aficionados”.

Hechas esas puntualizaciones, Cristina Sánchez se declaró “entusiasmada” por el proyecto ‘Mujer y Tauromaquia’. “Nace de la pasión por el mundo del toro y el amor al campo y la naturaleza” exclamó la torera alabando esta unión de profesionales y aficionadas con el objetivo de “fomentar la cultura, la comunicación, la formación y la obra social sin etiquetas sociales ni políticas en un momento muy complicado, poniéndose el mundo por montera haciendo uso de su libertad para enseñar la tauromaquia con una mirada femenina”.

Pilar Pallarés, secretaria de la nueva asociación, justificó su creación en “el amor al campo y al toro desde distintas visiones y dentro de la voluntad de muchas mujeres que se unen para seguir creciendo en el conocimiento, de seguir aprendiendo de los grandes profesionales”. Pallarés apostó por potenciar la figura de la mujer dentro de este complejo mundo pero volvió a abjurar del envenenado campo político y el reivindicativo antes de esbozar el amplio programa de actividades que pretenden iniciar con un afán absolutamente didáctico sin olvidar una vocación social.

La encargada de cerrar el acto iba a ser la presidenta de la asociación: la veterana ganadera María Domecq Sainz de Rozas, hija de Salvador Domecq y Díez y nieta de Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio que bromeó con los presentes al pensar que su nombramiento se apoyaba más en su “experiencia como ganadera” antes que a sus “muchos años”. María evocó la tradición ganadera de su casa, la herencia y el conocimiento recibidos, y apostó por transmitirlo a los aficionados.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos