viernes, 23 abril 2021
04:00
, última actualización
Toros

Ramón Valencia: «El 50% es prioritario y necesario»

El gerente de la empresa Pagés se muestra esperanzado en la evolución de la pandemia para poder reabrir la plaza de la Maestranza si el dictamen de Sanidad fuera favorable

12 mar 2021 / 16:12 h - Actualizado: 12 mar 2021 / 16:28 h.
"Toros","Real Maestranza","Feria de San Miguel","Movistar Plus","Pandemia"
  • Presentación del cartel. / Toromedia
    Presentación del cartel. / Toromedia

La empresa tiene la idea y la convicción de dar toros en la plaza de Sevilla pero no podrá ser como todos los años”, proclamó el empresario explicando que el trabajo para reactivar la programación taurina de plaza de la Maestranza, cerrada a cal y canto desde el 12 de octubre de 2019, se inició el pasado mes de noviembre. Comenzaba así una inusual rueda de prensa, reservada a los periodistas especializados, en la que se presentaron los carteles de una temporada que sigue pendiente de un hilo muy fino.

Valencia explicó que la confección de estas combinaciones de toros y toreros se anticipó a las fechas habituales para consensuar con las figuras las circunstancias excepcionales que rigen en este segundo año de pandemia. “Ha habido una gran comprensión por parte de los toreros y los ganaderos; han dado muchas facilidades para que esto se puede hacer” señaló el gerente de Pagés antes de dictar, uno a uno, los 14 festejos de esta temporada atípica que reduce su metraje y modifica algunos de sus capítulos habituales respecto al esquema clásico. Pero todo está pendiente del dictamen de Sanidad. Habrá que esperar a los primeros días después de la Semana Santa –en torno al 8 ó 9 de abril- para saber si las autoridades autonómicas estiman la petición de los Pagés para abrir la plaza a la mitad de su capacidad. A partir de ahí sabremos si hay o no toros en Primavera...

Ramón Valencia: «El 50% es prioritario y necesario»
Imagen del cartel. / Toromedia

Pagés mantiene con firmeza ese criterio del 50% del aforo de la plaza de la Maestranza. “No sólo tenemos en cuenta el aspecto económico, también el compromiso que tengo con las figuras y todos los toreros en general; no sería de su agrado actuar en torno a las 1.500 personas que aforaría la plaza con las condiciones actuales”, aclaró Valencia recalcando varias veces que la celebración de los festejos quedará sujeta al dictamen de la autoridad pero, siempre y cuando se autorice esa media plaza.

Un asiento sí y otro no

Esa circunstancia ha obligado a vender una localidad sí y otra no. “El que tenga abonadas dos localidades consecutivas debe sacar una y la otra quedará ‘confinada’ para que el cliente pueda conservarla al año siguiente”, argumentó Valencia aclarando que, más allá de las disposiciones reglamentarias que obligan a adquirir los abonos para ser conservados, la empresa tendría en cuenta los casos especiales, inevitables en un año excepcional. “Buscaremos la solución para que se pueda proteger su abono”, explicó el empresario que facilitará las localidades necesarias a los abonados que quieran permanecer juntos. Los precios –anunció Pedro Rodríguez Tamayo, número dos de la empresa- se mantienen inalterados con respecto a la temporada anterior, la que no pudo celebrarse...

Ramón Valencia: «El 50% es prioritario y necesario»
Foto: Toromedia.

Pero había más tela que cortar en esta inusual rueda de prensa en la que seguían planeando las dudas razonables en torno a la celebración de los festejos preparados. Ramón Valencia también se refirió al adelanto de la feria de San Miguel sobre sus fechas habituales para no solaparse con los posibles ciclos taurinos que puedan organizarse en otras plazas, singularmente la de Madrid, que podría apostar por potenciar la feria de Otoño después de desechar la idea de organizar la feria de San Isidro.

No hay plan B

Pero el gerente de Pagés, en cualquier caso, desechó la idea de contar con un plan B si las condiciones sanitarias se pusieran en contra de los planes previstos. “No hay otro plan, hemos hecho estos carteles con la máxima ilusión y la esperanza de que cuando llegue el 8 de abril Sanidad abra una puerta para desarrollar la Feria”, recalcó el empresario desechando cualquier precipitación al respecto. Eso sí, si la pandemia impidiera celebrar los festejos de primavera, los de septiembre quedarían en pie y serían susceptibles de ser ampliados, dejó entrever el empresario remachando una y otra vez que “el 50% es prioritario y necesario” par abrir la plaza aludiendo a otras comunidades como Extremadura que ya lo contemplan.

La programación limita el número de novilladas por motivaciones económicas, atendiendo a la “situación especial” de este año, explicó Valencia que también admitió que la Real Maestranza, propietaria de la plaza, había rebajado el canon habitual para adecuarse a las circunstancias. Hubo lugar también para hablar del ausente más llamativo, el rejoneador Diego Ventura, que había rechazado actuar en Sevilla si no contaba con un jinete más veterano actuando delante. “Ni lo tienen Morante y El Juli; les pedí el favor de que dejaran pasar esa circunstancia”, aclaró el empresario del coso del Baratillo que también aclaró que la ausencia de Ponce gravitaba en torno a la corrida de Juan Pedro, que no le fue ofrecida por la empresa Mientras tanto, los Pagés se encuentran a la espera de la respuesta de la plataforma de Movistar Plus para televisar los festejos.

Ramón Valencia, por encima de cualquier circunstancia, quiso resaltar una idea fundamental: “Toda la tauromaquia está esperando a que Sevilla pueda abrir; sería un impulso muy fuerte para la temporada”, señaló el empresario concluyendo que “la Tauromaquia necesita que las grandes ferias se puedan dar, lo necesita más allá de lo que se pueda dar en un pueblo con apoyo de la televisión, sería muy duro volver a pasar en blanco otro año”.


Edictos en El Correo de Andalucía