Menú

Ramón Valencia oficializa los carteles de la vuelta a la normalidad

El empresario de la plaza de la Maestranza ha detallado los pormenores de la gestación de la temporada sevillana que consagra a Morante como único hilo conductor

23 feb 2022 / 16:32 h - Actualizado: 23 feb 2022 / 16:35 h.
"Feria de Abril","Arte","La Macarena","Esperanza de Triana","Los Gitanos","Real Maestranza","Feria de San Miguel","Valencia","Primavera","Otoño"
  • Ramón Valencia oficializa los carteles de la vuelta a la normalidad

La rueda de prensa estaba acompañada de la ilusión de recuperar lo perdido. La empresa Pagés había convocado a los medios especializados para presentar unas combinaciones de toros y toreros destinadas a recuperar la normalidad taurina en la plaza de la Maestranza. Han sido dos años atípicos, duros, ojalá que irrepetibles... Pero el golpe de péndulo ha recuperado su ritmo y la Feria de Abril, fiel a su cita, ya está pegada en las paredes...

Poco después de la una del mediodía se descubría el cartel, contando con la presencia o el espaldarazo de las máximas autoridades taurinas en Andalucía y provincia -Miguel Briones y Ricardo Sánchez – en unas circunstancias muy distintas a las que rodearon la rueda de prensa de aquella temporada, la de 2021, que se gestó para la primavera y se acabó celebrando en otoño. Eso sí, no se pudo contar con el célebre cuadro encargado por la Real Maestranza que anda sorteando las demoras de un artista del que, hasta ahora, no se ha publicado ni su identidad. En sustitución o espera de esa obra de arte contemporáneo, la empresa Pagés había situado el logo que ha preparado para conmemorar sus 90 años al frente del coso del Baratillo.

Pero, más allá de confirmar esas combinaciones, había una especial curiosidad por conocer los pormenores de la confección del abono. Ramón Valencia ya había explicado que la ampliación de la Feria de San Miguel la había puesto en bandeja la repetición de Morante de la Puebla. De hecho se llegó a pensar en un cuarto festejo para propiciar la entrada de Talavante. Pero el extremeño quedó fuera del abono después de pedir actuar únicamente en San Miguel –lo que no aceptó la empresa- mientras se dirimía el asunto de las retransmisiones televisivas y su contratación en Madrid, definitivo y exclusivo escenario de su vuelta a los ruedos españoles.

Preguntado por los periodistas, Valencia confirmó que la presencia de Pablo Aguado y Juan Ortega a una única tarde en el ciclo continuado –cumplirán otras dos en Resurrección y San Miguel- se debía al criterio de limitar a tres tardes el concurso de la crema del escalafón. “Tiene que entrar más gente, más compañeros y creo que se ha hecho un reparto bueno”, señaló el gerente de Pagés argumentando que “habría habido que quitar otros puestos” para repetir a estos toreros. En el caso de Emilio de Justo, uno de los grandes triunfadores del pasado año, descartó cualquier tipo de polémica o problema en su contratación aunque admitió que había solicitado una tercera tarde que no fue atendida. Mucho más candente era el caso del rejoneador Diego Ventura. “Contraté primero al Guillermo Hermoso de Mendoza después de abrir la Puerta del Príncipe el año pasado y luego me senté, por supuesto, a hablar con Diego Ventura”, refirió el empresario. “Parece ser que cuando torea Guillermo, Ventura quiere otros honorarios; él sabrá por qué los quiere incrementar pero la empresa no pudo admitir la oferta que hizo”, zanjó Valencia.

Pero había que hablar de otros ausentes, más o menos destacados, como Paco Ureña. “Ni le he llamado; no podía ofrecerle algo que me pudiera aceptar, acorde a su categoría”, argumentó el empresario que también habló de otros toreros que habían reivindicado una tercera tarde como Diego Urdiales, otro de los grandes triunfadores del pasado San Miguel señalando que “había que poner un techo a las cosas”. El gerente de Pagés habló de otros matadores ausentes como el joven diestro choquero David de Miranda señalando que, a pesar de su intención inicial, no le había encontrado hueco en el abono.

También justificó la repetición –hasta tres tardes- del hierro de Juan Pedro Domecq. “Es un gran ganadero, tiene una camada muy larga y no todo el mundo tiene la capacidad de presentar el número de toros necesario; eso es una garantía”, justificó el empresario que también se refirió a la ausencia del hierro de La Quinta, solicitada por Pablo Aguado. “Me pidieron ver qué podían tener para Sevilla pero luego me dijeron que no contaban con la garantía suficiente para venir y descartaron hacerlo en San Miguel si no podían hacerlo en abril”, detalló Ramón Valencia que reflexionó sobre los “miedos” de algunos ganaderos sevillanos a la hora de acudir a la plaza de la Maestranza poniendo el ejemplo de la vacada de Luis Algarra, apalabrada para la temporada que viene.

Finalmente, Ramón Valencia confirmó que la Hermandad del Gran Poder será la beneficiaria del festival del 12 de octubre, una fecha consagrada para las obras sociales y asistenciales de las cofradías sevillanas que destapó la hermandad de la Macarena seguida del Baratillo y la Esperanza de Triana. “Hay cola”, bromeó el empresario. Esperan su turno una de las corporaciones rocieras de la ciudad y la cofradía de los Gitanos. Un último apunte sobre la polémica que a veces rodea la actuación de la Banda del Maestro Tejera: “se le ha trasladado que debe ser comedido y ecuánime, sin intereses de su gusto particular respetando a la afición en el momento que pide una cosa u otra”. Pues eso...

Datos del abono

Valencia desgranó algunas novedades, como la presentación de El Parralejo y Virgen María lidiando corridas de toros; el de Núñez de Tarifa en las novilladas de abono y la vuelta de otros hierros como los de Torrestrella y Núñez del Cuvillo. El empresario recordó el papel predominante de Morante de la Puebla, que ha contratado seis tardes en el abono, en contraste con la segunda línea ocupada por Pablo Aguado, Juan Ortega, José María Manzanares, El Juli y Roca Rey, que actuarán en tres ocasiones. Con dos corridas apalabradas aparecen Diego Urdiales, Emilio de Justo, Miguel Ángel Perera, Daniel Luque, Ginés Marín y Tomás Rufo, que se presenta en Sevilla. El resto, hasta dieciséis matadores, vienen a una única tarde aunque en el caso de Manuel Escribano será para estoquear seis ‘miuras’ en solitario.

Ese único compromiso será aún más escueto para los seis matadores sevillanos anunciados en la tarde del 24 de abril. Valencia recordó otra corrida similar organizada por Diodoro Canorea en 1997. “Hay toreros que hace tiempo quieren venir pero no veía la oportunidad de ubicarlos en ninguna corrida así que me lié la manta a la cabeza y en el lugar que iba a ir una novillada junté a los seis con una corrida buena como la de Virgen María”, explicó el empresario que destacó los 23 puestos ocupados por toreros sevillanos de los 49 totales. De la misma forma, habrá dos alternativas: la de Manuel Perera en primavera y la de Calerito en otoño aunque antes se habrá despedido como novillero de la afición de Sevilla en el festejo del Corpus.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla