sábado, 31 octubre 2020
09:14
, última actualización

Sebastián Castella se retira del toreo

El diestro francés, afincado en Sevilla, abandona la profesión en el XX aniversario de su alternativa

01 oct 2020 / 10:35 h - Actualizado: 01 oct 2020 / 10:36 h.
$hmKeywords_Schema
  • Sebastián Castella se retira del toreo

Castella se corta la coleta. El propio torero, de 37 años, dio la sorpresa a través de un comunicado difundido en la noche de este miércoles que no ofrece lugar a dudas. “Es una decisión difícil, muy meditada, y que además coincide con mis 20 años de alternativa” ha explicado el torero galo, que había preparado un completo programa de actos e iniciativas en coincidencia con esa efeméride que se ha visto truncado por efecto de la pandemia.

El covid-19 es, precisamente, el telón de fondo que ha enmarcado su última temporada en los ruedos pero Castella tuvo claro desde el primer momento que había que torear a la primera oportunidad que se presentara. “Lo hice, en los pocos sitios que se ha podido ofrecer espectáculos, por mi cuadrilla, que tan mal lo ha pasado por la falta de contratos y que han sido tan fieles a mi persona, por la afición, de la que siempre he sentido su calor y apoyo, por los empresarios que decidieron organizar corridas de toros, por los ganaderos a los que tanto debemos los toreros, y por los medios de comunicación especializados que siempre he sentido como parte importante de este sector” señala el torero en ese amplio comunicado que, eso sí, deja una puerta abierta a una hipotética vuelta al dudar entre “un adiós definitivo o un hasta luego”.

Malestar televisivo y planes empresariales

La noticia de su marcha, en cualquier caso, no deja de constituir un suma y sigue. Castella ya había sorprendido al mundillo taurino hace algunos días mostrando su malestar con la plataforma televisiva de Movistar Plus. Fue en unas declaraciones vertidas durante la retransmisión de una corrida de la reciente feria de la Vendimia de Nimes, en la que él mismo toreaba. “Estoy molesto con la tele” apostilló el torero haciendo un llamamiento por la unidad y la reestructuración del sector. Llama la atención otro dato: Castella estaba incluido en la llamada ‘gira de reconstrucción’ organizada por la Fundación del Toro de Lidia en colaboración del propio canal temático que –ojo- tendría que haber retransmitido su actuación del próximo 9 de octubre en Antequera, mano a mano con Luis Bolívar, para estoquear cuatro toros de Zalduendo. Tendrán que buscarle sustituto...

En cualquier caso, el anuncio de esta retirada podría concordar con los planes empresariales que ya habría esbozado el propio matador. Castella quiere ser el próximo empresario de la plaza de Beziers, su patria chica. Previsiblemente accedería al timón del resonante coso francés de la mano de Simón Casas –su último apoderado- y en sustitución de Robert Margé, otro taurino francés de referencia que estuvo vinculado a los inicios profesionales del propio Castella y ya habría anunciado su intención de dejar la primera línea del empresariado.

Apuntes biográficos

Sebastián Castella (Beziers, 1982) ha sido un torero francés de padre español y madre polaca. Su inclinación por el toreo se vería favorecida por la entrada en escena de José Antonio Campuzano que –como en el caso de Roca Rey- fue su definitivo descubridor y protector. Desde sus inicios profesionales se instaló en Sevilla, donde acabó formando su hogar y su familia. Reside en una conocida urbanización a medio camino entre Gines y Valencina y posee una finca en Paterna del Campo donde cría caballos de pura raza.

Su mejor temporada, seguramente, fue la de 2006 aunque el triunfo más resonante de los últimos tiempos lo logró el 31 de mayo de 2018 al abrir la Puerta Grande de Las Ventas gracias a una impresionante actuación en la que se mezcló la épica y la lírica de una tremenda cogida y una gran faena que validó la salida a hombros. Ésa fue su quinta y última puerta grande en el ruedo madrileño.

En la temporada 2020 -después de pasar por diversos ruedos de Colombia y México entre los meses de enero y febrero- no ha podido volver a torear en Europa hasta el 3 de agosto en Huelva. Después pasó por Beziers, Astorga y las dos tardes cumplidas en Nimes antes de vestirse de luces por última vez en Granada, el pasado 26 de septiembre, para estoquear una corrida de Juan Pedro Domecq en unión de Enrique Ponce y Curro Díaz. Castella cortó una oreja de cada uno de sus enemigos. Ahí se cierra su historia torera. Al menos por ahora.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016