Menú
Toros

Seis toreros sevillanos se jugarán casi todo a una carta

Oliva, Esaú, Lama, los hermanos Jiménez y Ángel Jiménez estoquearán una corrida de Virgen María antes del comienzo del ciclo continuado de festejos de la Feria de Abril

17 feb 2022 / 18:51 h - Actualizado: 17 feb 2022 / 18:53 h.
"Toros","Antonio Muñoz","Antonio Muñoz","Empresa Pagés","Esaú Fernández","Pablo Aguado","Ángel Jiménez"
  • Los carteles serán presentados en los próximos días pero aún quedan algunos flecos por cerrar. Foto: Rubén Melero
    Los carteles serán presentados en los próximos días pero aún quedan algunos flecos por cerrar. Foto: Rubén Melero

Un cartel de oportunidades para la cantera hispalense. Es el que ha cocinado la empresa Pagés para la tarde del 24 de abril, ese domingo posterior a la Semana Santa que sirve de nexo entre el lujoso festejo del Domingo de Resurrección y el ciclo continuado de festejos de la Feria de Abril que se iniciará, previsiblemente, el miércoles 27 de abril. Los diestros escogidos serían Oliva Soto, Esaú Fernández, Javier Jiménez, Borja Jiménez, Lama de Góngora y Ángel Jiménez que estoquearían una corrida de Virgen María. Se descarta así, tal y como se había rumoreado hasta ahora, la celebración de una novillada con picadores que tendrá que buscar acomodo en otras fechas del organigrama de una temporada que ya no puede tardar demasiado en ser presentado.

Así lo ha avanzado el portal especializado Mundotoro y lo ha podido confirmar El Correo, dando carta de naturaleza –a falta de la preceptiva presentación oficial- a una combinación de toros y toreros que pretende dar una oportunidad a la larga baraja de matadores sevillanos que vienen pidiendo un hueco en la cartelería sevillana en los últimos años. Eso sí, tendrán un único cartucho que quemar para decidir el futuro inmediato de unas carreras de distinto metraje. ¿Están todos los que son? Posiblemente no. ¿Son todos los que están? Eso sí.

Oliva Soto –que indultó un toro de Manuel Blázquez el pasado sábado en Guillena- no se anuncia en el coso de la Maestranza desde el 15 de abril de 2015. Esaú Fernández, por su parte, hizo su último paseíllo en el coso del Baratillo el 8 de mayo de 2017 para estoquear la corrida de Miura. En el caso de Javier Jiménez, su última actuación en Sevilla fue el 11 de abril de 2018, precisamente el mismo día que Lama de Góngora se liaba el capote por última vez en el ruedo de su tierra, en la que se ha prodigado poco como matador hasta la fecha. Borja Jiménez, hermano de Javier, tomó la alternativa el Domingo de Resurrección de 2015 y volvió en el ‘sanmiguel’ de aquel año; repitió al año siguiente y no ha vuelto más. Mucho más reciente es la última actuación del ecijano Ángel Jiménez, que actuó en el último San Miguel sustituyendo a Pablo Aguado. Había tomado la alternativa en Sevilla en 2019, en la última temporada normal celebrada antes de la irrupción del covid en marzo de 2020.

El empeño recuerda la última corrida de oportunidades organizada en la plaza de la Maestranza, hace 25 años. La montó, fuera de abono y en vísperas del ciclo continuado, el recordado empresario Diodoro Canorea. El festejo, celebrado el 8 de abril de 1997, pasó a la historia por la pavorosa cornada sufrida en el rostro por Franco Cardeño al recibir a portagayola al primero de la tarde. Se anunciaban toros de Prieto de la Cal en un cartel que completaban Manolo Corona, José Luis Peralta, José Antonio Muñoz, Juan Antonio Cobos y el Niño del Tentadero, que cortó la única oreja de aquella tarde plomiza.

Algunos retrasos

La noticia, en cualquier caso, certifica que aún quedan algunos flecos por anudar en la gestación de unos carteles que parecen arrastrar la pesada inercia de dos años de excepción. Los aficionados se preguntan cuándo serán desveladas las combinaciones oficiales de la Feria de Abril mientras que, a la vez que el calendario corre en contra, siguen retrasándose otros capítulos habituales de la liturgia taurina de cada año que, de una forma u otra, también condicionarían esa presentación que no quería demorarse más allá del 25 de febrero.

Uno de esos capítulos es la presentación de la obra pictórica que debe timbrar los carteles cocinados por los Pagés y todo el billetaje de la temporada. La puesta de largo de ese cuadro siempre se había anticipado ampliamente a la publicación de los carteles. El caso es que la Real Maestranza de Caballería, lejos de desvelar la obra, ni siquiera ha dado a conocer la identidad de un cartelista que podría estar apurando más allá de lo razonable los plazos de entrega del famoso cuadro. En circunstancias normales ya debería haber sido difundido y juzgado con distinta fortuna por el público y las plumas habituales, afiladas para la ocasión. De la misma manera, el cuerpo nobiliario tampoco ha anunciado –o ratificado- al pregonero taurino de la temporada 2022. En 2020 estaba previsto que lo pronunciara el escritor y académico catalán Félix de Azúa presentado por Mario Vargas Llosa. Después llegó el covid y lo mandó todo al garete...


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos