miércoles, 08 diciembre 2021
15:22
, última actualización
Toros

Toros sí, toros no: razones, emociones, prejuicios...

Rubén Amón y Rosa Montero debatieron en torno a la vigencia de la tauromaquia en la primera sesión del ciclo ‘Letras en Sevilla’ que se desarrolla en la Fundación Cajasol

16 nov 2021 / 16:28 h - Actualizado: 16 nov 2021 / 16:30 h.
"Toros","Espartaco"
  • El patio central de la Fundación Cajasol se llenó hasta los topes en la primera sesión de este ciclo coordinado por Vigorra y Pérez-Reverte. Foto: Cajasol.
    El patio central de la Fundación Cajasol se llenó hasta los topes en la primera sesión de este ciclo coordinado por Vigorra y Pérez-Reverte. Foto: Cajasol.

El patio central de la Fundación Cajasol acoge estos días la V edición de la iniciativa ‘Letras en Sevilla’ que dirigen los periodistas Jesús Vigorra y Arturo Pérez Reverte, que ya incendió las redes días atrás con su acostumbrada maestría afirmando que se iba a liar. Pero no se ha liado nada. El propio escritor y académico reconocía esta mañana el excelente tono de una sesión presidida por el respeto que ha servido para abrir fuego en un encuentro que ha despertado una gran expectación. No es para menos. ‘Toros sí, toros no: ¿cultura, tradición o barbarie?’ es el título de este duelo literario que enfrentará dialécticamente a los detractores y defensores de la fiesta en las dos sesiones de las que consta un ciclo inaugurado esta mañana por Antonio Pulido, presidente de la entidad que acoge el encuentro.

El periodista y escritor Rubén Amón fue el encargado de abrir la sesión matinal con una charla titulada ‘Porqué los toros son un escándalo’ en la que definió la Tauromaquia como “un arte extremo”. “No voy a pedir perdón por ser aficionado”, afirmó el periodista que, desde un primer momento, desterró los tópicos más manidos en la defensa de la fiesta buscando un enfoque distinto. “Me da igual la dehesa; el futuro del toro de lidia le tenía que importar de verdad a los animalistas” ironizó el conocido columnistas antes de valorar el universo del toreo como “una expresión artística descomunal que nace de su contacto con la muerte”. Pero Amón fue mucho más allá al señalar que (la Tauromaquia) “en su envoltura lúdica enseña todo aquello que la sociedad ha decidido esconder”. Fue el punto de partida para desgranar, a su juicio, algunas de las líneas argumentales más valiosas del rito taurino: “reivindica lo masculino y se recrea en fórmulas de ritual y liturgia en una sociedad secularizada” aunque señaló que la transformación sufrida por la sociedad había hecho pasar la figura del torero de “héroe a poscrito”.

“Había un antitaurinismo ilustrado pero no contábamos con una sociedad que se ha convertido en dogmática, integrista e ilustrada” ha explicado Rubén Amón advirtiendo que “si los animales gozan de derechos también deben tener obligaciones”. “Es que los toros se exponen dentro de un espesor litúrgico que espanta a esta sociedad” afirmó el escritor descartando cualquier edulcoración del rito. La larga ovación, sostenida en el tiempo, que saludó su intervención también dio la medida de la cualidad de la mayor parte del público.

Superación de prejuicios

El criterio contrario estuvo protagonizado por la escritora Rosa Montero, hija de un popular banderillero de la posguerra llamado Pascual Montero. Los recuerdos infantiles de su padre marchando a la plaza en los días de corrida, precisamente, le sirvieron de inicio para hilar un relato titulado 'Razón y corazón: la extinción natural de la tauromaquia' que partió de una premisa: “no creo que los toreros ni los aficionados sean ningunos sádicos”.

Pero Montero no abdicó de su antitaurinismo exhibiendo numerosos datos y cifras, además de distintos estudios para desmontar, desde su prisma de visión, la excepcionalidad de la raza brava, su importancia económica o ecológica y hasta el impacto del negocio taurino en el PIB. Rosa Montero basó su alocución en lo que llamó “superación de prejuicios” para “crecer por encima de ellos”.

La escritora consideró que las corridas de toros no deben prohibirse ni mezclarse con la política y buscó las razones de su extinción en otros campos. “Los toros son un espectáculo y eso quiere decir que nos da el nivel de aceptación de la violencia de una sociedad” afirmó Montero antes de volver a tirar de encuestas y estadísticas para tratar de demostrar el creciente desapego de la sociedad actual por el hecho taurino. “Por fortuna esta sociedad está creciendo por encima de eso”, señaló Rosa Montero antes de remachar su intervención afirmando que “de aquí a 30 años no van a existir los toros”.

La jornada de este martes continúa esta tarde a partir de las 19.00 con la intervención de los escritores Antonio Lucas y Eduardo Galán antes de concluir con una ponencia del matador de toros jerezano Rafael de Paula titulada ‘La verdad del arte’, que promete no dejar indiferente a nadie, independientemente del prisma empleado para mirarlo.

El programa del miércoles:

■ Miércoles 17 de noviembre, sesión de mañana:

12 horas: 'Los toros desde la razón'. Juan Ignacio Codina, periodista y doctor en Historia, y Beatriz Badorrey, profesora de la UNED.
13 horas: 'La elegancia de no ser taurina'. Espido Freire, escritora.

■ Miércoles 17 de noviembre, sesión de tarde:

19 horas: 'Tauromaquia y derecho animal: el eterno debate'. Nuria Menéndez de Llano, abogada y directora del Observatorio de Justicia y Defensa Animal, y Joaquín Moeckel, abogado.
20 horas. 'Los toreros ¿creen en Dios?'. Juan Antonio Ruiz 'Espartaco' y Arturo Pérez Reverte.
20.45 horas: Selección de textos literarios a favor y en contra de la tauromaquia. Lectura: Emilio Buale y Jesús Vigorra. Selección y ordenación de textos: Carmen Camacho


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla